BLOGS
05/06/2018 09:38 CEST | Actualizado 06/06/2018 07:30 CEST

Adiós a Sánchez (a José Antonio Sánchez, el gran mangoneador de RTVE)

EFE

Hay cosas y seres en la vida que me causan un pasmo...

Como sabemos, los trabajadores de RTVE -y las trabajadoras con más ahínco aún pues fueron ellas quienes fundamentalmente lanzaron el movimiento- llevan un tiempo oponiéndose a las presiones sufridas. En efecto, durante el mandato de José Antonio Sánchez se han visto obligadas a cercenar noticias, hacer "adaptaciones" sesgadas de los acontecimientos, a censurar y "versionar" la realidad, a manipular todo lo manipulable, etc.

Y por ello, estos trabajadores y trabajadoras se lanzaron a hacer protestas, aún a sabiendas del riesgo que entrañaban, por supuesto. Para exponerse a perder incluso el puesto de trabajo -y eso en una profesión con un tremendo overbooking- hay que estar muy, muy harta y haber bebido ya hasta la hez el cáliz de la deshonestidad de los jefes.

De modo que no es de extrañar que hayan dado saltos de alborozo sabiendo que su cutre-Comité de Dirección, por fin, dejaría el mando.

Y por ello algunos escenificaron un pasillo de despedida bastante explícito:

Pues resulta pasmoso leer los comentarios que hacen algunos ante este vídeo que muestra el "sentido adiós" a José Antonio Sánchez y a su equipo (sentido sí, o sea, lleno de alegría).

El facherío se ha lanzado en tromba a agredir a quienes manifiestan su contento. Y lo hacen atacándolos desde tres frentes:

Primer ataque: ¿quién ha pagado las fotocopias que el personal lleva en la mano? Les horroriza la posibilidad de que las hayan hecho con las fotocopiadoras, el papel y la tinta de la empresa pues ello supondría que están esquilmando nuestro dinero. ¡Arruinar el erario público haciendo doscientas o trescientas fotocopias! ¡Qué poca vergüenza! ¿Cómo no toman ejemplo de Barberá, Rato, la panda de las tarjetas black, Bárcenas, Cifuentes, Zaplana, Camps, González, Matas, Acebes, Rajoy, Fabra, la federación española de fútbol que gasta dos millones de euros en un viaje a Rusia para familiares de directivos, el presidente de correos que gana casi 17000€ mensuales, y un interminable etc.? Esos sí que saben esquilmar como es debido y no haciendo fotocopias... ¡qué poca clase muestran esos trabajadores...!

Segundo ataque: si se están manifestando en horas laborales, también nos están robando. Como es probable que así sea, los justicieros comentadores del vídeo concluyen que se trata de un pelotón de inútiles sinvergüenzas. Solo odian al director porque este les hace currar. Lo que ellos buscan son excusas para no trabajar. En vez de perder el tiempo protestando, que tomen ejemplo de todas esos tropeles de cargos, carguillos, carguetes, diputados, asesores, jefes, jefezuelos, etc. que trabajan con tesón y sin descanso por el bien de España...

Tercer ataque (bueno, más que ataque, tercera piedra de escándalo que pone broche de oro a la indignación de los apostilladores): Al oír el vídeo se han dado cuenta de que dos o tres personas dicen "¡Fora!" en lugar de "¡Fuera!". O sea: hablan en catalán... ¡En catalán! ¡Hablando en catalán en la RTVE! ¿Nos damos cuenta del horror que ello implica? ¿Cómo pueden trabajar en RTVE (E, sobre todo E) y decir "fora" en vez de "fuera"?... ¿cómo se consiente que haya trabajadores en RTVE (E, sobre todo E, repito) que no sean muy españoles y mucho españoles?

Así nos va... Piensan ellos.

Y yo, leyendo este nivel de comentarios, también pienso: ¡Así nos va!

Sé y acepto que haya gente que no piense como yo, claro. Pero me cuesta mucho admitir que haya quien directamente no piensa... Solo sacan a pasear la inquina que atesoran. Y lo hacen siguiendo el ejemplo y la filípicas de sus jefes mamporreros, los Hernando y &.

Sí, en nuestro país tenemos un grave problema: la democracia se nos sigue atragantando.

Síguenos también en Facebook de HuffPost Blogs

ESPACIO ECO