BLOGS
18/12/2016 10:22 CET | Actualizado 18/12/2016 10:22 CET

¿Son los 'eSports' un deporte real?

online videogames gamersLos deportes electrónicos o eSports eran casi inexistentes en España, con respecto a otros países, pero poco a poco se han convertido en un gran con muchas posibilidades, para jugadores, espectadores y ahora también para las casas de apuestas. Hay eventos internacionales en vivo seguidos por miles de personas en todo el mundo.

Jugador profesional en un campeonato mundial de videojuegos en Seul, Corea del Sur (Getty Images)

Los deportes electrónicos o eSports eran casi inexistentes en España, con respecto a otros países como Francia o el Reino Unido, pero poco a poco se han convertido en un gran mercado con muchas posibilidades, tanto para los jugadores como para los espectadores y ahora también para las casas de apuestas.

Han crecido tanto a nivel internacional que se han creado eventos en vivo y masivos donde los mejores jugadores luchan por el título de campeón delante de miles de personas. Seattle, Los Ángeles, Frankfurt, San José y Seoul se encuentran entre las ciudades con los eventos en vivo más grandes del mundo.

Con eso se comprueba que han cautivado la atención de millones de personas, pero ¿eso hace que sean clasificados como un deporte? Vamos a analizar 2 de los juegos más populares en diferentes categorías.

Hearthstone: los eSports del azar

Hearthstone: Heroes of Warcraft es uno de los juegos más conocidos entre los gamers, en pocas palabras, es un juego de cartas coleccionables en un videojuego y centrado en el universo de Warcraft.

En Hearthstone se enfrentan dos jugadores con un mazo de 30 cartas cada uno, cada carta tiene un personaje y un poder único. Los jugadores entonces se atacan entre ellos, hasta que uno derrote al otro. Este juego se puede considerar como un eSport de azar ya que, si bien cada jugador elige su mazo de cartas, éstas son repartidas aleatoriamente durante la partida.

Este juego podría ser comparado con el poker. En el poker, aun cuando las cartas son repartidas al azar, los jugadores deben de tener y desarrollar ciertas habilidades en la mesa para tener ventaja sobre sus adversarios. En Hearthstone sucede lo mismo, así las cartas vayan saliendo al azar, los jugadores necesitan algo de conocimiento sobre el poder de cada carta para saber jugarla y buscar derrotar a su adversario.

Sí es cierto que este videojuego involucra la suerte y el azar, pero, mientras más se conozca el juego, menos aleatorio va a ser y habrá más probabilidades de ganar la partida.

League of Legends: el videojuego de habilidades

Otro de los juegos más populares entre gamers es League of Legends, un videojuego de género multijugador y que ya cuenta con más de 100 millones de jugadores activos al mes. Este videojuego es muy diferente a Hearthstone ya que no involucra la suerte ni el azar por ningún lado. Para avanzar y ganar en League of Legends se necesitan entrenar y desarrollar diversas habilidades, tanto físicas como psicológicas.

Un gamer que quiera ganar en League of Legends necesita entrenar sus manos y su cerebro, por ejemplo, para desarrollar la agilidad y rapidez de los movimientos de las manos y de las tomas de decisiones.

Además, necesitan entrenar su cuerpo para estar sentados durante muchas horas en un día, muchas veces sin pausas para ir al baño o tomar agua. Si son torneos o eventos, por lo general, tienen pausas para que los jugadores se refresquen, pero si están jugando online desde su casa, muchas veces los jugadores no tienen pausas y continúan así durante 8-10 horas al día.

Para ganar en League of Legends, tienes que ser ágil mental y físicamente para poder superar los obstáculos de cada nivel y tienes que asegurarte de tener un equipo con tus mismas habilidades para poder destacarse entre los mejores del mundo.

Torneos y eventos de eSports en España

Como he explicado anteriormente, debido a que la popularidad de estos videojuegos ha ido creciendo rápidamente en todo el mundo, se han ido creando torneos y eventos para determinar quiénes son los mejores jugadores. Con estos torneos y eventos internacionales es que los gamers han querido convertir los eSports en un deporte profesional, y para muchos lo es.

Es España se llevan a cabo varios torneos y eventos oficiales donde participan más de un millón de jugadores y fanáticos. Entre los eventos más famosos del país se encuentra Gamergy en Feria de Madrid, donde se reúnen no solo los más expertos jugadores sino también los más principiantes para compartir la pasión por el juego online durante 3 días. En la página oficial se pueden comprar entradas y encontrar todo tipo de información útil sobre el evento.

Otro torneo importante y uno de los más nuevos es el ESL Masters que se lleva a cabo en la Fira de Barcelona. En la página oficial de este evento se consigue toda la información necesaria para participar, ya sea como jugador o como espectador. Otros eventos populares en España son: DreamHack Valencia, Tenerife Lan Party y la Euskal Encounter.

Esta rápida y masiva popularidad de los eSports ha llevado a operadores como Luckia y Bet365, a incluirlos en sus apuestas, al igual que hicieron anteriormente con los deportes virtuales donde se pueden ver los partidos y apostar en ellos. Aunque suenen parecidos, no son lo mismo. En los deportes virtuales, nadie tiene el control del juego, simplemente se apuesta, se ve un partido ficticio que dura pocos minutos y se espera el resultado.

Pero, ¿son realmente un deporte o deben ser considerados como un juego?

Luego de analizar y leer todos los puntos de vista y las diferentes opiniones sobre este tema, queda claro que los eSports no deberían ser considerados como un deporte real, deberían más bien ser considerados como una competición de habilidades mentales o, si así lo prefieren, como un deporte mental, de la misma manera que son considerados el poker y el ajedrez.

Si bien hay muchos paralelismos entre los deportes tradicionales y los eSports, el ambiente virtual y la falta de actividad física pueden definir estas competiciones de videojuegos como un deporte de la mente. El debate sobre si son o no un deporte real sigue todavía en curso, pero no podemos obviar el hecho de que al final el "atleta" o "deportista" es solo una persona jugando desde la comodidad de su casa, sin una verdadera formación deportiva, sin realizar entrenamientos físicos diarios, por consiguiente, los eSports no deberían entrar en el mundo deportivo tradicional.

Prácticamente sería una ofensa para los verdaderos atletas, quienes sí entrenan y trabajan duro todos los días de su vida, y siguen un estilo de vida saludable, ser comparados con personas que solo se la pasan jugando online durante horas.