INTERNACIONAL

21 detenidos en una operación antiterrorista en Bruselas, que mantiene la alerta en nivel 4

23/11/2015 08:09 CET | Actualizado 23/11/2015 13:19 CET
STEPHANIE LECOCQ/EFE

Después de un fin de semana de alerta terrorista del nivel 4 de 4, que paralizó la capital de Europa, la Policía belga cerró el domingo con una amplia operación en pleno centro de Bruselas y en otras zonas de la región en la que detuvo a 16 sospechosos. No encontró, sin embargo, ni rastro del principal sospechoso que queda por capturar de los atentados terroristas de París, Salah Abdeslam. Este lunes la alerta continúa en su máximo nivel y la ciudad seguirá bajo mínimos. Por la mañana se han producido otras cinco detenciones, por lo que ya son 21 las personas puestas a disposición judicial.

"En la investigación judicial federal belga tras los atentados terroristas en París, las unidades especiales antiterroristas han efectuado 19 registros en la región de Bruselas y se han desarrollado otros en Molenbeek, Anderlecht, Jette, Schaerbeek, Woluwe-Saint-Lambert y Forest [todas ellas comunas, o barrios de la capital]", informó la fiscalía en rueda de prensa.

Además tuvieron lugar otros tres en Charleroi, en la Región Valona, indicó.

El juez de instrucción decidirá este lunes si les mantiene detenidos o si por contra les deja en libertad.

UN COCHE ARREMETE CONTRA LA POLICÍA

Durante uno de los registros en un bar en Molenbeek, un vehículo se dirigió en dirección a la Policía, que tuvo que abrir fuego dos veces. El coche "logró emprender la fuga, pero pudo ser interceptado en Bruselas y el individuo que iba dentro, y estaba herido, fue detenido", indicó la Fiscalía.

"Por el momento, es imposible decir si esta detención tiene relación con la investigación en curso", recalcó.

Las otras operaciones se han desarrollado sin incidentes particulares.

NI ARMAS NI EXPLOSIVOS

La Fiscalía no ha dado información sobre los objetos hallados ni la identidad de las personas detenidas. Lo único que precisó es que las unidades especiales "no han descubierto ni armas ni explosivos".

En cuanto a Salah Abdeslam, en busca y captura internacional, la Fiscalía explicó que éste "no ha sido interceptado durante esta operación".

Tanto el diario Le Soir como La Libre Bélgique indicaron que unidades especiales vieron en los alrededores de Lieja a un sospechoso hacia las 18.30 GMT, que podría haber sido Salah Abdeslam.

Estos medios afirman que fue visto en un coche BMW del tipo 3 o 5 y que se dirigía hacia la autovía E40 en dirección de Alemania, un extremo que la Fiscalía sin embargo no ha confirmado.

"La investigación necesitaba una intervención este domingo por la noche y aunque ésta prosigue, no podemos dar más detalles actualmente", recalcaron las autoridades.

La Fiscalía agradeció a los medios de comunicación y a los usuarios de las redes sociales por "haber tenido en cuenta la necesidad de la acción en curso y de haber respetado las instrucciones dadas". Durante el operativo, las fuerzas del orden pidieron a los medios no difundir en directo detalles de los registros, y a los ciudadanos que no publiquen información sobre la intervención, para poder garantizar la seguridad de todo el mundo y no prevenir a los individuos que eran objeto del dispositivo.

QUÉ PERMANECE CERRADO

Las autoridades han pedido el cierre de colegios, transportes subterráneos, universidades, centros comerciales, eventos deportivos, etc, en parte para evitar aglomeraciones de personas y posibles atentados, pero también para que las fuerzas de seguridad estén más liberadas para centrarse en buscar a los presuntos terroristas.

Por la tarde volverá a reunirse el Consejo de Nacional de Seguridad para revaluar la situación y decidir si se mantiene el nivel de alerta. Tras analizar la situación, las autoridades decidieron el domingo mantener el nivel de alerta máximo (4) en la región de Bruselas y en nivel 3 en el resto del país.

El cierre de los centros educativos afecta a colegios, escuelas de estudios superiores y universidades, y a las guarderías.

El Gobierno es consciente de que las medidas decididas van a "complicar la vida económica y profesional" de Bruselas, pero considera que es necesario mantener el nivel de alerta, ha afirmado el primer ministro de Bélgica, Charles Michel.

El metro de Bruselas ha permanecido cerrado durante todo el fin de semana, después de que el nivel de amenaza terrorista se elevara al máximo en la noche del viernes, aunque el tráfico de autobuses y de tranvías en superficie se ha mantenido casi con normalidad. Los museos, cines y centros culturales también permanecen cerrados desde el viernes, en una ciudad casi desierta en la que la mayoría de sus habitantes ha evitado hacer vida en la calle. Las autoridades, además, no decretaron pero sí recomendaron el cierre de restaurantes, bares y otros lugares de ocio dados a aglomeraciones.

Las instituciones europeas, por su parte, han indicado que están en permanente contacto con las autoridades del país y que han adaptado las medidas de seguridad de sus edificios en Bruselas, pero no prevén cerrar sus instalaciones el lunes. De hecho está previsto que el Consejo acoja el lunes una reunión de ministros de Educación y otra de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) y no hay indicios de que vayan a ser suspendidas, según han señalado fuentes europeas a Europa Press.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA