BLOGS

Innovación disruptiva

26/07/2013 06:46 CEST | Actualizado 25/09/2013 11:12 CEST

En The Innovator's Dilemma, Clayton Christensen señalaba que las empresas pueden hacer todo bien y aún así perder su liderazgo. Las buenas prácticas empresariales, que normalmente mejoran los productos y servicios, pueden no responder eficazmente a los retos más importantes que marcan las nuevas tendencias y las necesidades de futuro de organizaciones e individuos. Ir un paso por delante y liderar el mañana marcando nuevos hitos raramente se consigue siguiendo procedimientos standard, los procesos habituales, lo que incluso golpea de lleno con barreras internas: "no, eso no es viable, así es como siempre se han hecho las cosas aquí y lo que nos hace ser líderes". En la actualidad, claro...

Sin embargo, hay que asumir riesgos y adelantarse al futuro. Son precisamente las innovaciones disruptivas, que requieren cambios radicales en enfoque y producto, y para los que aún puede no haber ni siquiera un mercado preparado, los que suponen una auténtica oportunidad para seguir siendo relevante, para avanzar y ganar el futuro, aportar alto valor y mantener el liderazgo. Son esos cambios los que permiten que una empresa, producto o servicio revolucione el mercado, cambios radicales que sin duda se convierten en necesidad imperiosa, especialmente en el sector tecnológico.

La agilidad en la toma de decisiones se convierte en elemento crucial. No creo que necesariamente esté unida la agilidad al tamaño de una compañía, si bien hemos visto casos en los que grandes compañías respondieron cuando ya era muy tarde para beneficiarse de un momento de cambio y empresas más pequeñas que respondieron primero y tomaron el liderazgo.

La innovación es la fuerza que hay detrás del crecimiento económico, y para ello es necesario sacudir procesos, productos, servicios, sectores ya consolidados. Sin estas disrupciones, nada avanza. Son necesarios para progresar todos, los nuevos y los asentados, que reaccionan ante la fuerza de los emergentes. Sectores y mercados que así pueden evolucionar. Nosotros lo vemos claro en el equipo de Tuenti y pensamos que es muy conveniente en el sector de las comunicaciones, por eso estamos innovando no sólo en producto, sino también en servicios de valor añadido para los usuarios. Somos la primera compañía que integra comunicación social y telecomunicaciones, haciendo de la innovación nuestra principal seña de identidad. Está todo por hacer, queremos reinventar la comunicación móvil, haciéndola más digital, 2.0, y ya nos hemos puesto manos a la obra, teniendo muy presentes a Christensen, empleando como estímulo la innovación disruptiva.

ELECTRIFY THE WORLD