INTERNACIONAL
03/09/2012 21:29 CEST | Actualizado 03/09/2012 21:29 CEST

Elecciones EEUU 2012: Paul Ryan, candidato republicano a vicepresidente, mintió sobre sus marcas en la maratón

AFP

Mentir está mal. Mentir en campaña siendo un candidato a vicepresidente de los Estados Unidos está aún peor.

El candidato republicano a la vicepresidencia, Paul Ryan, mintió la semana pasada en una entrevista sobre sus tiempos a la hora de correr la maratón:

Periodista: "¿Sigue corriendo?"

Ryan: "Sí, tuve una hernia de disco en la espalda, así que ya no corro más maratones".

Periodista: "¿Pero corrió maratones?"

Ryan: "Sí, pero ya no, porque mi espalda ya no está tan bien".

Periodista: "Se lo tengo que preguntar, ¿cuál es su mejor marca?"

Ryan: "Por debajo de tres. Hice dos cincuenta y algo".

Resulta que Ryan en realidad no tardó menos de tres horas en recorrer los 42,195 metros. Lo ha descubierto la web Runner's World, según la cual, el republicano sólo ha corrido una maratón, la Grandma's Marathon de Duluth (Minnesota) en 1990, tal y como confirmó un portavoz de Ryan. Esta página, que asegura haber investigado los últimos 11 años de esta carrera, dice que no existe ningún Ryan que haya bajado de las tres horas. De hecho, el único Ryan que aparece, con 20 años, terminó con un tiempo de 4 horas, 1 minuto y 25 segundos. Ese era el candidato a vicepresidente.

Parece propio de algunos políticos sacar pecho de sus hazañas deportivas. También lo hizo José María Aznar, que en una reunión con quien fuera canciller alemán, Gerhard Schröder, fanfarroneó de correr 10 kilómetros en "cinco minutos, veinte segundos".

SOMOS LO QUE HACEMOS