INTERNACIONAL
05/05/2013 11:48 CEST | Actualizado 05/05/2013 11:48 CEST

Siria acusa a Israel de bombardear un centro militar a las afueras de Damasco

Continúa la tensión en Oriente Medio. Israel ha atacado con misiles a primeras horas del domingo el centro de investigación militar de Jamaraya, en el Monte Qasium, a las afueras de Damasco, según han informado los medios estatales sirios y grupos opositores.

La agencia oficial siria Sana ha comunicado que el ataque ha causado un número indeterminado de víctimas.

De acuerdo al relato de residentes en el barrio periférico de Qudseyya, se vieron aviones mientras se escuchaban explosiones en la zona del Centro de Investigación y Estudios Científicos y de dos depósitos de armas en Jamaraya y Al Hama, de Rif Damasco, ha precisado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El ataque, del que Israel no se ha responsabilizado, provocó un enorme estruendo y grabaciones difundidas en internet por activistas sirios muestran un gran incendio en la zona de los montes de Qasium que rodean la capital siria.

La televisión estatal ha dicho que esta "agresión israelí" se ha visto acompañada por "intentos de grupos terroristas de asaltar puestos de control militares en varias zonas", y ha especificado que las fuerzas del régimen lograron repeler esos ataques, causando "muertos y heridos" entre los rebeldes.

La agencia Sana, portavoz de las posturas del régimen, ha calificado el bombardeo como "una tentativa clara de ayudar a los grupos terroristas armados después de los fuertes golpes que han recibido", en alusión a los rebeldes que combaten contra el gobierno de Bachar al Asad.

"La nueva agresión israelí demuestra la adhesión directa del ente de la ocupación a la conspiración contra Siria, y la vinculación de los grupos terroristas armados con los planes agresores de este ente, apoyados por países occidentales y regionales y algunos estados del Golfo Pérsico", ha agregado la agencia.

Estas instalaciones militares fueron bombardeadas a finales de enero pasado en un ataque similar, del que Israel no se responsabilizó, pero que diversos medios locales e internacionales relacionaron con un posible envío de armas a Irán.

Este bombardeo se ha producido apenas veinticuatro horas después de otro ataque con misiles a un convoy con armas aparentemente destinadas a la organización chií libanesa de Hizbulá.

El régimen sirio del presidente Al Asad colabora desde hace tiempo con Irán en el suministro de armas a Hizbulá y desde que estalló la primavera árabe en marzo de 2011 cuenta con el apoyo de esta organización en los combates entre las fuerzas de seguridad y los rebeldes sirios.

ESPACIO ECO