POLÍTICA
17/12/2013 17:33 CET | Actualizado 17/12/2013 19:05 CET

Rajoy, sobre una posible cita con Mas: "¿Una reunión para qué? No sé de qué vamos a hablar"

GTRES

No, pero sí. O sí, pero no. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no descarta recibir al presidente de la Generalitat, Artur Mas, aunque ha minimizado la relevancia de esa posible cita al recalcar que va a ser de muy poco, ya que ha fijado públicamente su posición y no está dispuesto a negociar una consulta en Cataluña.

“Yo ya he fijado mi posición. ¿Una reunión para qué? No sé de qué vamos a hablar”. De esta forma ha cerrado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la propuesta de debate hecha por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, según ha manifestado el propio Rajoy en una conversación informal con periodistas durante un acto en el Palacio de la Moncloa con motivo de las fiestas navideñas.

Al ser preguntado entonces si no va a recibir a Artur Mas, ha respondido lacónico: “Ya veré”, dejando así la puerta abierta a ese encuentro.

En otro momento de la conversación, le han interpelado sobre que si él tenía su posición y Mas la suya, qué iba a pasar. El presidente ha contestado que esa era una buena pregunta. La opinión sobre Cataluña del jefe del Ejecutivo y de algunos de sus ministros ha sido el eje central de los corrillos navideños en el Palacio de La Moncloa.

Sin embargo, fuentes del Ejecutivo han reconocido que prefieren que ese encuentro entre Rajoy y Mas sea en abierto, con “luz y taquígrafos”, y no en privado, dado que, según recuerdan, el pasado verano ya mantuvieron un encuentro privado que la Generalitat acabó filtrando.

Además, desde Moncloa subrayan que el presidente de la Generalitat, en vez de anunciarlo en TV3, debería dirigirse primero al Ejecutivo y después “concretar” para qué quiere esa reunión con Mariano Rajoy.

"NINGUNA OCURRENCIA"

Como ya hizo públicamente el pasado jueves, el presidente del Gobierno ha insistido en que el Parlamento español no puede autorizar un referéndum de autodeterminación porque va en contra de la propia Constitución.

Preguntado entonces si no le da vértigo que se llegue este asunto hasta el final, con una declaración unilateral de independencia, el jefe del Ejecutivo ha contestado: “A ver a quién le da más vértigo” y, dicho esto, ha señalado que no se espere de él "ninguna ocurrencia".

El jefe del Ejecutivo ha pedido no adelantar acontecimientos pero se ha mostrado optimista con respecto al futuro porque, según ha dicho, él no se pone en el peor escenario: “Va a terminar bien la cosa”.

En cuanto a si en esa reunión con Mas el Gobierno podría poner encima de la mesa un sistema de financiación para Cataluña, Rajoy ha indicado que la revisión del modelo de financiación se hará en 2014 y "con todas las comunidades".

En este sentido, ha especificado, cuando le han interrogado sobre la especificidad de la financiación de Cataluña, que sobre este tema ya ha dicho que se abordará el año que viene el sistema en general.

"SE INTENTA GANAR TIEMPO"

Otras fuentes del Palacio de la Moncloa interpretan que Artur Mas, al anunciar fecha y pregunta para la consulta, lo que busca es "ganar tiempo", ya que esta estrategia le permite sacar adelante los Presupuestos en Cataluña.

Además, en el Ejecutivo de Rajoy consideran que Mas lo que busca con su petición de reunión es escenificar de nuevo un desencuentro, en línea con lo que hizo hace dos años cuando fue a Moncloa con su petición de pacto fiscal, para luego presentarse "como un incomprendido" ante los catalanes.

El presidente del Gobierno prevé viajar a Cataluña en 2014 y explicará lo que está haciendo el Ejecutivo con Cataluña, con “pedagogía”.

El Estado ya ha dado concedido más de 29.000 millones a esta comunidad en los dos últimos años a través de instrumentos como el FLA o el plan de pago a proveedores.

En Moncloa saludan que la campaña internacional de la Generalitat no cuente con apoyos en el exterior; eso sí, admiten que países de la UE se han mostrado extrañados por lo que está pasando en Cataluña y así se lo trasladaron recientemente los británicos a miembros del Gobierno de Rajoy.

Sobre el posible recurso del PPC a los presupuestos catalanes, fuentes del Gobierno, han dicho que esto correspondería al partido en Cataluña y que el Ejecutivo velará por el cumplimiento del objetivo del déficit y por la aplicación de las medidas del plan económico y financiero de la Generalitat. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha estado en contacto estos días con la líder de los populares catalanes, Alicia Sánchez-Camacho.

NO HABLA DE ELECCIONES

En una conversación con un grupo de periodistas, Mariano Rajoy no se ha querido pronunciar sobre las próximas citas electorales. Le han preguntado sobre las listas para las europeas y ha comentado que no estaba todavía en eso. Tampoco ha querido referirse sobre el candidato del PP de Andalucía ante la posibilidad de que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, adelante las elecciones.

También ha habido en la conversación de Rajoy algún momento más personaL, como cuando ha recordado que ha dejado de fumar hace unos meses. En ese instante, una periodista le ha enseñado un cigarrillo electrónico y el presidente ha bromeado que eso no era bueno. Una recomendación de Rajoy.