POLÍTICA
17/12/2013 07:42 CET | Actualizado 17/12/2013 10:10 CET

Mas dice que votará sí en la consulta y que no tiene miedo a "amenazas" como la cárcel

Sigue para adelante con su intención de convocar un referéndum. El presidente catalán, Artur Mas, ha afirmado que en una eventual consulta soberanista votaría a favor de que Cataluña se convierta en un Estado y que éste sea "independiente", y ha revelado que pedirá en los "próximos días" una reunión con Mariano Rajoy para convencerlo de se pueda hacer el referendo.

Mas, en una entrevista con TV3 este lunes por la noche, ha explicado así lo que él votaría "como persona" y al margen de su cargo en la consulta acordada entre CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, y que el Estado ya ha dicho que no autorizará, un referendo que contiene una doble pregunta y que él mismo pergeñó durante su jornada de trabajo el Día de la Constitución.

Pese a la negativa a negociar la consulta que ya ha expresado Rajoy, Mas ha asegurado que hará "no un último intento, sino un intento reiterado" de negociar para que Cataluña pueda votar en una consulta de autodeterminación.

"NO ME DA MIEDO"

El presidente de la Generalitat ha asegurado que no teme las "amenazas" sobre eventuales consecuencias personales por convocar una consulta soberanista en Cataluña, como la inahibilitación o penas de prisión, sobre todo si detrás tiene un gran apoyo popular.

"Algunos amenazan con estas cosas, pero si debo hacer caso de lo que oigo, inhabilitaciones, prisión, cargarse la autonomía... todo esto no me da miedo a condición de que vea que hay una piña (de gente) grande para votar, no para la independencia, sino para votar", ha afirmado Mas.

Mas no ha concretado si sacaría los Mossos a la calle para garantizar una consulta, pero ha asegurado que se esforzará al máximo para que se pueda votar con el 9 de noviembre de 2014.

El presidente catalán ha dicho asimismo que quiere que la consulta se enmarque dentro de la "normalidad", a poder ser con un pacto con el Estado e intentado evitar la "confrontación", porque considera que si bien el proceso soberanista es "trascendental", se le debe restar "dramatismo".

"¿ES LA RESPUESTA DE UN DEMÓCRATA?"

El presidente catalán ha lamentado que se ponga la Constitución como "muro infranqueable" porque, a su juicio, "no se pueden condenar" acciones como la consulta, que son "democráticas, pacíficas y no totalitarias", y se ha preguntado si negarse a negociar el referendo, como ha hecho Rajoy, "¿es la respuesta que debe dar un demócrata?".

Mas ha explicado que desde la última reunión en agosto con Rajoy no se han vuelto a ver y sólo han hablado en alguna ocasión por teléfono, pero no ha habido ningún contacto entre ambos mandatarios desde que se anunció el acuerdo de la consulta el pasado jueves.

En aras del diálogo, Mas se ha manifestado dispuesto a modular la pregunta de la consulta al estilo de Escocia y el Reino Unido: "Si Rajoy nos convoca y podemos hablar de esto y pidiera que la pregunta fuera una por un Estado independiente, sí o no, yo le diría que sí".

El presidente catalán ha indicado igualmente que "no se podrá evitar" que el pueblo catalán se pronuncie, bien sea a través de una consulta acordada con el Estado, por la vía de la ley de consultas catalana, "tolerada" por el Estado, o por unas plebiscitarias.

"Cuando me dicen en Madrid que 'no' a la negociación...es que no lo podréis evitar (contesta) porque llegarán unas selecciones (catalanas) y el plazo máximo es el 2016", ha aseverado en alusión a unas posibles plebiscitarias, unas elecciones "legales" que prevé en caso de que "al pueblo no se le haya podido consultar".

LA "COMPLEJIDAD DE LAS PREGUNTAS"

Preguntado por las terceras vías, Mas ha afirmado que son posiciones "respetables" pero ha subrayado que el Estado no ha puesto sobre la mesa ninguna propuesta y ha subrayado que, en estos momentos, no "necesita" una oferta del Estado porque tiene un acuerdo para una consulta.

En cuanto a la formulación de la pregunta, con una primera sobre si se quiere que Cataluña sea un Estado y, en caso afirmativo, una segunda sobre si éste debería ser independiente, Mas ha admitido que tiene "complejidad" porque "la sociedad catalana es compleja", pero cree que es una formulación "clara porque todo el mundo la entiende".

El presidente ha señalado que los partidos firmantes del pacto de la consulta no han entrado en el detalle de la lectura de los resultados de la consulta, ni de mínimos de participación, porque la prioridad en esos momentos, ha dicho, es poder organizar el referendo.

"MONAGO ESTÁ EN EL MEJOR DE LOS MUNDOS"

Mas ha afirmado asimismo sobre su homólogo extremeño, "el señor Monago", que "está en el mejor de los mundos" porque puede bajar impuestos pese a la crisis dado el sistema de financiación que hay en España, que considera absolutamente desequilibrado.

"Es una autonomía subsidiada por todos sitios que ha recibidos fondos de todos sitios y que se permite el lujo de bajar impuestos" cuando su esfuerzo fiscal es muy inferior al resto de territorios.

"Una cosa es ayudar a Extremadura y otra muy diferente es que, a cambio, bajen impuestos y en Cataluña haya que subirlos" y no se pueda pagar dos pagas extras a los empleados públicos de la Generalitat.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...