INTERNACIONAL
15/04/2014 10:38 CEST | Actualizado 15/04/2014 11:54 CEST

El presidente interino de Ucrania anuncia el inicio de la operación antiterrorista en el este

GETTY

Tambores de guerra. El presidente interino de Ucrania, Alexadr Turchínov, ha anunciado el comienzo de una operación antiterrorista en la región de Donetsk, en el sureste del país, donde milicias prorrusas han ocupado edificios administrativos y comisarías policiales en varias ciudades.

"En la madrugada de hoy en el norte de la región de Donetsk comenzó una operación antiterrorista", ha dicho Turchínov al inaugurar la sesión plenaria de la Rada Suprema, el Parlamento ucraniano.

El presidente interino ha indicado que la operación se llevará a cabo "por etapas, de manera sopesada y responsable".

"El objetivo de estas acciones, vuelvo a subrayarlo, es defender a los ciudadanos de Ucrania, frenar el terror y los intentos de desmembrar el país", ha agregado.

Turchínov, también presidente de la Rada, no ha ofrecido detalles a los diputados de la marcha de la operación antiterrorista.

EL ULTIMÁTUM

El Gobierno había dado plazo hasta la mañana de ayer para que los prorrusos depusieran las armas y desalojasen los edificios administrativos que mantienen ocupados, dando garantías a los activistas de que no serían perseguidos judicialmente si acataban el requerimiento de las autoridades.

El ultimátum fue rechazado por los prorrusos, que niegan toda legitimidad a las autoridades de Kiev.

El domingo pasado, en un mensaje al país, Turchínov anunció que el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania comenzaría una 'operación antiterrorista de envergadura con el empleo de las fuerzas armadas' para restablecer el orden en las regiones orientales de país, de mayoría rusohablante

Advirtió, en esa ocasión, de que el Gobierno de Ucrania no permitirá la repetición del "guión de Crimea en las regiones orientales de Ucrania", en alusión a la reciente anexión de esa región ucraniana por la Federación de Rusia.

Según Turchínov, las autoridades ucranianas han hecho todo por evitar el derramamiento de sangre, pero están dispuestas a rechazar "con las armas en la mano los intentos de invasión y desestabilización, así como las acciones terroristas".

SOMOS LO QUE HACEMOS