POLÍTICA
01/09/2015 13:37 CEST | Actualizado 01/09/2015 18:05 CEST

Barcelona y Madrid se ponen en marcha para acoger refugiados

EFE

Mientras el presidente del Gobierno se aferra a la cifra de 2.749 refugiados que está dispuesta aceptar tras negociar a la baja la cuota de 5.849 que la Comisión Europea había calculado para España, Barcelona ya se prepara para acoger a demandantes de asilo. El pasado 28 de agosto Ada Colau prometió a través de un mensaje en Facebook: "Desde Barcelona haremos todo lo que podamos para participar de una red de ciudades-refugio". Cuatro días después, el Ayuntamiento se pone en marcha y la alcaldesa ha compartido su "emoción" por la respuesta recibida por la sociedad civil.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha anunciado este martes que el Gobierno municipal hará un registro de familias que se ofrezcan a acoger refugiados y a prestarles otras ayudas, y ha pedido al Gobierno central más recursos en este ámbito y que los distribuya a las ciudades.

En Alemania, el proyecto Flüchtlinge Wilkommen gestionado por voluntarios se dedica a ayudar a encontrar a refugiados compañeros de piso que quieren ayudarles a integrarse en la cultura local. Ofrecen también la posibilidad, a quien no pueda ofrecer alojamiento, de colaborar económicamente con el programa.

En declaraciones a los periodistas tras reunirse junto a la alcaldesa, Ada Colau, y entidades sociales, Pisarello también ha planteado crear una red de ciudades para acoger a los refugiados, algo que avisa de que no debe hacerse "por caridad", sino que es una obligación.

Ha asegurado que el Ayuntamiento reforzará los servicios de primera acogida de personas refugiadas en la capital catalana -donde calcula que 700 personas han solicitado asilo, pese a que no cuenta con datos oficiales-, y que ya ha aumentado en 200.000 euros las aportaciones al Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (Saier).

MADRID, TAMBIÉN

MADRID, TAMBIÉN

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado su intención de cooperar en la atención de personas refugiadas y de sumarse a la red de ciudades de acogida propuesta por Barcelona, por lo que en los próximos días planteará "recursos y medidas" para afrontar este drama.

"Madrid tiene un carácter abierto y solidario, especialmente con aquellas personas que se ven obligadas a huir del horror de las guerras", señala el Ayuntamiento en el comunicado con el que hace pública su adhesión a esta red de "ciudades-refugio" propuesta Colau.

El Ayuntamiento madrileño reclama al Gobierno central que "esté a la altura de las circunstancias", asuma sus responsabilidades y coordine la "respuesta necesaria con otras administraciones autonómicas y municipales".

LA "EMOCIÓN" DE COLAU

"No puedo dejar de compartir la emoción de que esa 'Llamada al afecto' haya tenido el efecto que ha tenido", ha contado Ada Colau en Facebook. Según la alcaldesa, han recibido "muchísimas cartas de familias que se ofrecen a acoger a refugiados en sus casas". Además, municipios como Valencia, Sabadell, Terrassa o Sant Feliu de Llobregat quieren sumarse a la iniciativa.

"Las entidades sociales que, pese a todas las dificultades y la falta de recursos, trabajan en la acogida de personas en Barcelona han recibido muy bien la idea y ya nos hemos reunido con ellas para organizar una mesa de trabajo", ha asegurado. "La expresión de un deseo, una idea, un propósito" comienza a hacerse realidad, porque como dice la alcaldesa: "sí se puede... y se debe".

El viernes por la mañana escribí un post en Facebook movida por la urgencia de las noticias que nos llegan de la crisis...

Posted by Ada Colau Ballano on Martes, 1 de septiembre de 2015

ESPACIO ECO