INTERNACIONAL
17/03/2016 17:52 CET | Actualizado 17/03/2016 18:07 CET

Ahmad, un niño de 5 años quemado por colonos en Palestina, cumple su sueño de estar con el Real Madrid

En la noche del 31 de julio pasado, Ahmad Dawabsheh se quedó sin madre, sin padre y sin hermano. Se los llevó el fuego prendido por un grupo de colonos israelíes en su vivienda de Duma (Cisjordania, territorio palestino ocupado desde 1967). Esas mismas llamas le dejaron a él, a sus cuatro años, quemaduras en el 60% de su cuerpo. El odio arrasó su vida y la de los suyos, pero no pudo con su pasión: el fútbol. Desde la cama de hospital en la que trataba de recuperarse, lucía la camiseta de su club, el Real Madrid, y sonreía al pronunciar su deseo: conocer, un siglo de estos, a la plantilla de sus sueños.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Sus fotos con esa camiseta rosa y las pegatinas de Cristiano Ronaldo se acabaron moviendo en las redes sociales bajo la etiqueta #AlDawabshahToMadrid y hoy, este jueves, la campaña para traerlo a España han surtido efecto. El pequeño, que ya ha cumplido los cinco años, ha viajado a España con permiso médico, acompañado por su abuelo -que es quien le queda-, ha visitado el estadio blanco y la Ciudad Real Madrid y ha presenciado un entrenamiento de su equipo. Ha pisado el césped del Bernabéu y se ha llevado de recuerdo una camiseta y un balón firmados por sus ídolos -Cristiano, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo...-, con los que ha posado entre feliz y sobrepasado, dejando entrever aún sus heridas, sus cicatrices, en mitad del blanco brillante.

(Puedes seguir leyendo tras las fotos...).

  • REALMADRID.COM
  • REALMADRID.COM
  • EMBAJADA PALESTINA EN ESPAÑA

Los representantes de la Embajada de Palestina en España han acompañado a Ahmad en el acto y, este sábado, le han organizado un festejo de bienvenida en su legación de Madrid, en un intento de que el niño olvide por unos días su ingreso de casi 8 meses en un hospital de Israel.

LOS HECHOS

Ahmad fue agredido junto a su familia el pasado verano, en plena noche. Mientras los Dawabsheh dormían, unos colonos accedieron a su villa y lanzaron bombas incendiarias al interior de su vivienda. En el exterior de la casa dejaron además pintadas en hebreo que clamaban "venganza" y "larga vida al mesías".

La hora del ataque y la humildad del pueblo, en el que no había ni electricidad para iluminar la calle, hizo que escapar de las llamas fuese imposible. Esa madrugada murió Ali, el hermano de Ahmad, de apenas 18 meses. Días después, tras jornadas en el hospital, lo hacían sus padres, Saad y Reham.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Los padres y el hermano de Ahmad, en una foto a medio quemar en el ataque a su casa.

Tras semanas de debatirse entre la vida y la muerte, Ahmad logró estabilizarse, aún con quemaduras en más de la mitad de su cuerpo, incluyendo cabeza, manos y piernas. A su regreso a casa aún tendrá que seguir un intenso tratamiento de recuperación, ante la debilidad de sus tejidos.

El pasado enero, un juzgado de Israel procesó a un colono israelí como autor de este ataque, por el que también había detenido a un colono más, menor de edad, como cómplice. El caso, sin embargo, sigue escociendo en Cisjordania, por la dureza de la agresión y porque varios testigos -indican fuentes del Ejecutivo palestino- vieron a más personas participar en ella, sin que se hayan conocido nuevos arrestos.

Este caso supuso un punto de inflexión en cuanto a las condenas que de los actos de los colonos hace habitualmente el Gobierno de Israel. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, llegó a calificar el atentado como "terrorismo" e incluso modificó la norma para poder aplicar la figura de detención administrativa a los sospechosos de ataques de esta naturaleza. Esto quiere decir que puede arrestar a colonos y tenerlos retenidos sin juicio ni abogado, sin dar a conocer los cargos que se le imputan, una forma de retención que hasta otoño se imponía exclusivamente a los palestinos. Pese a ello, son anecdóticos los casos en los que se ha aplicado esta nueva decisión.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Palestina, en 2015 se registraron 89 ataques de colonos con palestinos heridos en Cisjordania y el este de Jerusalén -zona ocupada en la que residen cerca de 600.000 israelíes de forma ilegal- y otros 132 casos con daños a propiedades como casas o campos de labor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Un bebé palestino, quemado vivo por colonos en Cisjordania

-Muere el padre del bebé fallecido en el incendio causado por colonos judíos

- Un vídeo del bebé palestino quemado por colonos aprendiendo a andar emociona en las redes

- Israel investigará un vídeo en el que radicales judíos apuñalan la foto de un bebé palestino asesinado