INTERNACIONAL
21/02/2018 13:21 CET | Actualizado 21/02/2018 13:36 CET

Primeros choques entre fuerzas militares de Turquía y Siria

Los enfrentamientos tienen lugar en la región de Afrin, enclave kurdo en el norte sirio que las tropas turcas tratan de conquistar.

En el cantón kurdo de Afrín, en la esquina noroeste de Siria, se ha desatado otra guerra dentro de la guerra. Tropas regulares de Turquía y de facciones rebeldes sirias alineadas con Ankara cruzaron la frontera el 20 de enero e iniciaron una ofensiva que bautizaron como operación "Rama de Olivo". Su objetivo es conquistar esta región controlada por las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), una milicia kurdosiria que el gobierno turco considera terrorista.

Tras un mes de enfrentamientos, este martes unidades gubernamentales sirias han entrado en este enclave para defenderlo junto a las YPG del avance turco. Es la primera vez que soldados sirios y turcos se enfrentan directamente, y ya se han registrado las primeras bajas.

La aviación turca ha bombardeado el convoy de refuerzos, matando a dos soldados sirios, según ha informado El País. "Ayer hubo un grupo (de tropas leales a Al Asad) de unos 40 o 50 vehículos que provenía de Alepo y que intentó entrar en Afrín. Regresaron por nuestro fuego de artillería. Aunque lo intenten, continuaremos con la operación", ha explicado este miércoles el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin.

WIKIPEDIA
Mapa del noroeste de Siria. En amarillo, las zonas controladas por las YPG kurdas; en rojo zonas bajo control del régimen de Damasco; en verde zonas controladas por grupos rebeldes respaldados por Turquía e islamistas. Las flechas verdes señalan la ofensiva turca sobre Afrín.

A pesar de los bombardeos turcos, este contingente de tropas sirias ha empezado a desplegarse por la región, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Los combatientes leales al Gobierno de Damasco comenzaron a distribuirse desde el suroeste hasta el noreste del cantón, por las zonas de Yindiris, Rayu, Al Sheij Hadid y Sharran. En todas estas posiciones hay presencia del ejército turco y de facciones rebeldes sirias pro Ankara.

Las milicias progubernamentales sirias se han desplazado a Afrín tras la petición de ayuda de las YPG al régimen de Bachar Al Asad. "El Gobierno sirio ha respondido al llamamiento para cumplir su deber enviando unidades castrenses para que se concentren en la frontera (de Afrín con Turquía) y participen en la defensa de la unidad del territorio sirio", señaló tras la llegada del convoy el portavoz de las YPG, Nuri Mahmud.

Desde el inicio de la ofensiva en Afrín el Ejército turco ha "neutralizado" (abatido, herido o capturado) a 1.780 miembros de las YPG, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos cifra el total de combatientes kurdosirios fallecidos en 219, a los que se añaden al menos 112 civiles. Entre estos combatientes muertos figura un voluntario español.

"PASOS EQUIVOCADOS"

Mientras, al menos 32 soldados turcos han muerto en lo que va de la operación, mientras que han fallecido 205 milicianos de facciones rebeldes e islamistas sirias aliadas de Ankara. El Gobierno turco considera una organización terrorista a las YPG por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en su territorio, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró el martes que ha hablado con sus homólogos de Rusia e Irán sobre la situación en Siria. "Hablé con (el presidente ruso, Vladímir) Putin y (el presidente iraní, Hasan) Rohaní, tenemos acuerdos al respecto. Pero desafortunadamente hay quien da pasos equivocados con las decisiones respecto a este tipo de organizaciones terroristas, y eso no se puede permitir", concluyó Erdogan.

EL HUFFPOST PARA HONEST