POLÍTICA
23/03/2018 18:19 CET | Actualizado 23/03/2018 19:53 CET

El juez envía a prisión a Turull, Forcadell, Romeva, Rull y Bassa

Los cinco han sido encausados por el delito de rebelión.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha acordado prisión incondicional para el candidato a la Presidencia del Govern, Jordi Turull; la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y los exconsellers Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa al apreciar "un grave riesgo de fuga" y de "reiteración delictiva".

Llarena ha tomado esta decisión al término de una vista de medidas cautelares en el alto tribunal en la que ha atendido la petición de Fiscalía y de la acusación popular ejercida por Vox que han solicitado previamente prisión incondicional para todos ellos.

De acuerdo con el auto que el juez que ha notificado este mismo viernes a las partes personadas en la causa, tanto Turull como Rull, Romeva y Bassa están procesados por los delitos de rebelión y malversación mientras que a Forcadell se le atribuye únicamente delito de rebelión.

La Fiscalía ha argumentado ante el juez Pablo Llarena que existe riesgo de fuga en el caso de todos ellos y que esta circunstancia se ve agravada por el hecho de que la número 'dos' de ERC, Marta Rovira, no haya acudido este viernes a la sede judicial tras haber huido.

Se unirán así en la cárcel al exvicepresidente Oriol Junqueras, el exconseller Joaquim Forn, al expresidente de ANC, Jordi Sánchez, y al presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, por lo que todos los procesados por rebelión, penado con entre 15 y 25 años de cárcel, estarán en prisión (salvo los cuatro fugados que son el expresidente Carles Puigdemont, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y los exconsellers Antoni Comín y Clara Ponsati).

LASEXTA

"Tentación a la fuga"

El juez aprecia en su auto "un grave riesgo de fuga" y de "reiteración delictiva" en los encausados derivado de la grave punición a la que se enfrentan por su eventual responsabilidad penal por rebelión, penado con entre 15 y 25 años de cárcel.

Las sospechas que se plasmaban al inicio del proceso, explica también el magistrado, son hoy indicios racionales y firmes de la posible perpetración de unos hechos que presentan una determinada consideración delictiva y de la participación que en ellos han podido tener los procesados.

Así, Llarena entiende que, desde que acordó la libertad bajo fianza para los hoy encarcelados, se ha producido un cambio tras los autos de procesamiento de esta mañana, y es que los imputados se enfrentan ahora a una posibilidad cierta de graves penas.

En su auto, Llarena recoge las alegaciones de los abogados de los cinco encarcelados señalando que el hecho de haber comparecido hoy demuestra que están dispuestos a hacerlo y "que no puede adoptarse una resolución en función del comportamiento procesal que hayan podido adoptar otros encausados" en relación a los fugados, especialmente tras la fuga hoy de Marta Rovira.

"El alegato es razonable" dice el juez, pero añade que ese peligro de fuga si puede sostenerse por elementos externos que podrían aparecer con "el propio desarrollo de la causa".

Y este punto el magistrado sostiene que "lo cierto es que la imputación que se cierne sobre los procesados hace pensar en la tentación a la fuga ante una pena de intenso gravamen".

A esto agrega que aunque han comparecido hoy ante el juez "la investigación también ha reflejado su clara insurrección a las decisiones de la autoridad judicial, las cuales han desatendido de manera contumaz y sistemática durante los últimos años".

GETTY

"Podría retornar el anormal funcionamiento de las instituciones"

En cuanto a la renuncia al acta de diputado de varios implicados, como hicieron ayer Forcadell y Bassa, el magistrado señala que "ni despeja la posibilidad de que persista la determinación para impulsar los objetivos sin respeto a las normas penales, ni excluye que los procesados puedan realizar aportaciones a esa intención".

Igualmente, el juez se refiere también al libro blanco u hoja de ruta del procés como indicio de que los imputados "podrían retornar al anormal funcionamiento de las instituciones".

En cuanto a los derechos políticos de los procesados, la gravedad de los hechos y la previsión de retomar la actuación que contiene el libro blanco "determinan que sus derechos políticos no muestren una preeminencia sobre los derechos que esta resolución preserva".

Los procesados serán conducidos inmediatamente a los calabozos de la Audiencia Nacional donde se les realizará el registro penitenciario y desde allí serán trasladados a las prisiones madrileñas de Alcalá y Estremera.

EFE

En el aire la sesión de mañana en el Parlament

Turull ha sido mandado a prisión un día antes de la segunda votación prevista en el Parlament para su investidura -convocada oficialmente este sábado a las 11.30 horas-. El candidato de Junts no logró este jueves la investidura al abstenerse la CUP.

El abogado de Jordi Turull ha pedido en su nombre que se mantenga el pleno de investidura previsto para mañana y que los parlamentarios le voten para ser investido como presidente de la Generalitat por razones de "dignidad" ante la "injusticia" de su encarcelamiento.

Así lo ha manifestado su abogado, Jordi Pina, en declaraciones a los periodistas después de que el juez decretara el ingreso en prisión sin fianza para Turull.

Llarena limita los derechos políticos de Turull

El juez considera que la limitación de los derechos políticos del candidato a la presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, responde a la "gravedad de los hechos" que se le imputan y a la "adecuada" protección de los bienes jurídicos, en este caso el ordenamiento del Estado democrático.

En su auto, aborda "la imposibilidad material" de Turull así como del resto de parlamentarios, Raul Romeva y Josep Rull, de acudir a desempeñar sus funciones parlamentarias y a participar en la sesión de investidura prevista para mañana en el Parlament, al acordar el ingreso en prisión de todos ellos.

Llarena señala que "aunque cualquier ciudadano tiene el reconocimiento de optar a una investidura democrática y representativa, la facultad no desactiva la obligación judicial de velar porque el ejercicio del derecho por aquel a quien se atribuye una grave actuación delictiva, no ponga en riesgo facultades de mayor relevancia y más necesitadas de protección".

Orden de detención internacional para Rovira y los huidos

El juez Llarena también ha dictado una orden de detención internacional contra la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y una euroorden para otros cinco implicados en el proceso soberanista que han huido de la Justicia, entre ellos el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Llarena ha atendido así la petición de la Fiscalía tras notificar hoy el auto de procesamiento contra 25 investigados por el "procés", siete de los cuales permanecen huidos de la Justicia, después de que Rovira se haya fugado a Suiza, han informado fuentes jurídicas.

Además de Rovira, los seis dirigentes del proceso soberanista huidos son: Carles Puidemont (Bélgica), Antoni Comín (Bélgica), Meritxell Serret (Bélgica), Lluís Puig (Bélgica), Clara Ponsatí (Escocia) y Anna Gabriel (Suiza).

Photo galleryVista en el Tribunal Supremo See Gallery

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'