INTERNACIONAL
04/06/2018 08:22 CEST | Actualizado 04/06/2018 15:46 CEST

Trump defiende su "derecho absoluto" a perdonarse a sí mismo

Su abogado, Rudy Giuliani, ha explicado que si el presidente se indultase, seguramente el Congreso abriría un proceso de destitución.

Donald Trump.
The Washington Post via Getty Images
Donald Trump.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha asegurado este lunes que tiene el "derecho absoluto" de perdonarse a sí mismo, pero ha precisado que no lo hará porque no ha hecho "nada mal", en relación a la investigación federal en marcha sobre la llamada trama rusa.

"Como ha sido señalado por numerosos académicos legales, tengo el derecho absoluto de PERDONARME a mí mismo, ¿pero por qué debería hacerlo si no he hecho nada mal?", afirmó Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter.

"Mientras tanto", agregó, "la Caza de Brujas sin fin, encabezada por trece demócratas muy Enfadados y llenos de Conflictos (y otros) continúa a medida que nos acercamos a las elecciones de medio mandato".

Las palabras del mandatario se producen después de que este domingo Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, apuntase que la Constitución permite la posibilidad del "autoindulto", aunque precisó que Trump no tiene intención de hacerlo.

El mandatario estadounidense ha cuestionado insistentemente el trabajo del fiscal especial Robert Mueller III, que hace ya un año que investiga la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones a la Casa Blanca de 2016 y los posibles nexos entre la campaña republicana y funcionarios rusos.

Mueller fue nombrado fiscal especial después de que en mayo de 2017 Trump despidiese a James Comey como director del FBI.

El presidente ha exigido en repetidas ocasiones "parar" la investigación de la trama rusa por parte de Mueller, que ha calificado como una "Caza de Brujas" y ha citado su presunto coste de 20 millones de dólares como una de las razones para hacerlo, abriendo una nueva línea de ataque a la pesquisa que afecta a su entorno.

El Congreso abriría un proceso de destitución

En otra entrevista con NBC, el abogado ha aventurado que si Trump llegase a usar el perdón presidencial para sí mismo, el Congreso abriría "de inmediato" un proceso de destitución o "impeachment". "Sería impensable", ha reconocido.

Aunque Trump no ha sido acusado, en Washington se especula sobre las intenciones del fiscal que investiga la supuesta trama rusa, Robert Mueller, en caso de hallar pruebas incriminatorias en su contra. Los rumores apuntan a que Mueller podría imputar a Trump un delito de obstrucción a la Justicia.

Mueller, de hecho, ha querido interrogar a Trump pero hasta el momento los abogados del presidente se lo han desaconsejado.