INTERNACIONAL
04/06/2018 11:47 CEST | Actualizado 04/06/2018 11:47 CEST

Melania no acudirá a la cumbre del G7 ni viajará a Singapur en el marco del encuentro entre Trump y Kim

Ella dice que todo está bien, pero su ausencia preocupa y desata toda clase de rumores.

AFP
Imagen de archivo de la primera dama estadounidense, Melania Trump.
La última vez que se vio en público a la primera dama estadounidense, Melania Trump, fue el pasado 10 de mayo. Desde entonces nada de nada. Y parece que tardará en volver a dejarse ver. De hecho, no asistirá a la cumbre del G7, que tendrá lugar esta semana en la localidad canadiense de Quebec, ni viajará a Singapur de cara al encuentro entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, previsto para el 12 de junio.

Melania, de 48 años, ya asistió el año pasado a la cumbre del G7 en Italia. El 14 de mayo se sometió a una intervención quirúrgica por una "condición renal benigna" y desde entonces no ha realizado ningún acto público, según ha indicado la Casa Blanca.

"No atenderá la cumbre del G7 y no tiene intención de ir a Singapur por el momento", ha manifestado su portavoz, Stephanie Grisham, que ha asegurado que "está bien", tal y como ha recogido la cadena de noticias CNN.

"Veo que los medios están trabajando más de la cuenta especulando sobre dónde estoy y lo que hago. Estoy aquí en la Casa Blanca con mi familia y me siento bien. Estoy trabajando duro por los niños y el pueblo estadounidense", señaló en su cuenta de Twitter.

ESPACIO ECO