NOTICIAS
06/06/2018 18:37 CEST | Actualizado 06/06/2018 18:39 CEST

Una maestra impide a un niño salir al patio durante 7 meses como castigo

La Comunidad Valenciana ya ha abierto expediente al centro ante una "medida correctora tan dura".

Dan Kenyon via Getty Images

La Inspección de la Conselleria de Educación de la Comunidad de Valencia abrirá expediente informativo a la dirección de un colegio por castigar a un alumno sin salir al patio del centro durante siete meses. Las autoridades regionales entienden que esta es una "medida correctora tan dura" que "no se adecúa a la educación inclusiva que se debe transmitir en los centros".

La Inspección ha abierto una investigación después de que el periódico Levante-EMV haya publicado que un alumno de nueve años de un colegio de la localidad valenciana de Alzira lleva meses castigado por una maestra sin patio, por no entregar un trabajo de música. Fuentes de la Conselleria de Educación han indicado a EFE que la apertura del expediente informativo a la dirección de ese centro por estos hechos podría derivar en un expediente disciplinario a esa dirección.

"Es una medida humillante, degradante y vejatoria", según han denunciado los padres en el citado diario. "Parece que sea un criminal. Esto es maltrato infantil. La situación se está haciendo complicada y nosotros lo estamos pasando muy mal. Si mi hijo ha hecho una cosa mala que yo tenga que saber, me gustaría que me lo dijeran para corregirlo en casa, pero en este caso es por no entregar unos deberes que no sabe hacer. No se puede tolerar", añaden. En ocasiones, el chiquillo era llevado al despacho del director y puesto contra la pared.

Una "técnica educativa"

Los padres sostienen que se han enterado del castigo por terceras personas, que nadie del centro les comunicó la situación -sabían que el menor tenía "rabietas" de cuando en cuando, nada más-, y que cuando lo supieron escribieron a la profesora para conocer su versión. A través de la agenda del menor, le hicieron saber que la denunciarían si no cambiaba su comportamiento. El menor, sostienen, no dijo nada por miedo y porque, con el tiempo, se tomó como algo normal no poder salir al patio. Cuando hablaron por teléfono con la maestra, ella les dijo que estaba empleando una "técnica educativa" con el pequeño para que aprendiera.

"Cabe señalar que, tras reclamar a la maestra que les facilitara el trabajo que tenía que haber presentado el niño y buscarle ayuda para que preparara lo que le requerían, éste ya lo ha presentado y el castigo se ha levantado", añade Levante.

QUERRÁS VER ESTO

Límites mejor que castigos. Álvaro Bilbao, neuropsicólogo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Por qué nos equivocamos al hablar de disciplina

- Encuentran vivo al niño que abandonaron sus padres como castigo en un bosque

- "Que te aguante tu tía": Tres profesoras imputadas por maltratar a un niño autista

- La policía investiga un presunto maltrato en una guardería de Palma

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE