INTERNACIONAL
20/08/2018 07:25 CEST | Actualizado 20/08/2018 07:28 CEST

Salvini amenaza con llevar a Libia a los 177 migrantes rescatados por un barco italiano si la UE no les busca puerto

La Guardia Costera italiana efectuó el rescate el jueves en aguas maltesas y espera puerto.

EFE
El vicepresidente de Italia, Matteo Salvini, en una imagen de archivo.

El ministro del Interior iataliano, Matteo Salvini, ha amenazado este domingo con hacer regresar a Libia a los 180 migrantes bloqueados desde hace tres días frente a la isla de Lampedusa si no se encuentra una solución en Europa. Esta eventualidad siempre ha sido categóricamente descartada por las autoridades europeas, que consideran que Libia no es un puerto "seguro", una condición requerida por el derecho marítimo internacional.

"O Europa decide seriamente ayudar a Italia concretamente, a partir por ejemplo de los 180 migrantes a bordo del barco 'Diciotti', o estaremos obligados (...) a acompañar hacia un puerto libio a las personas rescatadas en el mar", ha declarado este domingo Salvini, quien es también el jefe de la Liga (extrema derecha) y vice-primer ministro del gobierno de coalición con los antisistema del Movimiento Cinco Estrellas (M5S).

O Europa decide seriamente ayudar a Italia concretamente, a partir por ejemplo de los 180 migrantes a bordo del barco 'Diciotti', o estaremos obligados (...) a acompañar hacia un puerto libio a las personas rescatadas en el mar

Este barco de los guardacostas italianos está bloqueado desde el jueves frente a la isla italiana de Lampedusa, a falta de autorización para atracar, pues el gobierno populista italiano pide a Malta que se encargue de los migrantes.

El gobierno maltés, que dejó el miércoles llegar a puerto al "Aquarius" con 141 migrantes a bordo tras un acuerdo para repartirlos en varios países europeos, replicó que los migrantes rechazaron la ayuda de una embarcación maltesa porque querían llegar a la isla italiana de Lampedusa.

La intervención del "Diciotti" no tuvo nada de un salvamento, sino que fue una acción para impedir que la embarcación que transportba a los migrantes llegara a aguas italianas, ha afirmado este domingo el ministro del Interior maltés, Michael Farrugia, en su cuenta en Twitter.

La reacción maltesa ha causado la furia de las autoridades italianas, ya muy molestas por el operativo lanzado por los guardacostas de su país, sin la autorización de Roma, según Salvini.