POLÍTICA
31/10/2018 22:49 CET | Actualizado 31/10/2018 23:05 CET

Tezanos: "Algunos se molestan por lo que piensa el ciudadano"

Entrevista con el presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas: "A Casado se le ve como el principal creador de crispación".

Tezanos
CARLOS PINA
Tezanos

La polémica está servida. Las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) han provocado un terremoto político entre los partidos de la oposición, que se han lanzado contra su presidente, José Félix Tezanos, al entender que manipula los datos para beneficiar en las encuestas al PSOE de Pedro Sánchez.

Su nombramiento ya provocó titulares por ser miembro de la Ejecutiva del PSOE, lo que hizo que dimitiera de su cargo en el partido. Él se siente orgulloso de ser socialista y habla de las "presiones" para "matar al mensajero". Defiende a capa y espada el nuevo método que aplica en el barómetro político, que da a los socialistas como ganadores si hubiera hoy elecciones con más de diez puntos de diferencia con Ciudadanos y trece con el Partido Popular. También hay resquemor por parte de colegas sociólogos, aunque él dice que ningún catedrático ha salido a criticarlo. Repite que "no hay trampa ni cartón", populares y 'ciudadanos' piensan lo contrario.

¿Cómo lleva que el CIS esté en el ojo del huracán político?

Está en el ojo del huracán desde cierta perspectiva, desde otra no. Estamos en el trabajo de las cosas cotidianas de esta casa. Lo que hay es un fenómeno un poco exagerado de debate sobre unos datos sociológicos, que en realidad si lo analizamos, es lo que piensa el ciudadano. Algunos se molestan por lo que piensa el ciudadano. Nosotros sacamos eso sin ninguna manipulación. Es un poco absurdo. Si lo viéramos con distancia y desde fuera y si viniera un ser de otro planeta, costaría mucho trabajo explicarlo.

Desde el PP y Ciudadanos se le acusa de manipular las encuestas...

Es imposible, ellos saben que es imposible. En el CIS no hay quien manipule. Además nosotros como no hacemos 'cocina', mucho menos. Ni siquiera digamos que estamos haciendo ninguna variación. Estamos sacando los datos tal y como salen de la máquina, de los encuestadores van a codificación, de ahí a tabulación y a la base de datos. Y de ahí se abre al público. Más transparencia es imposible. Cuando se hacía 'cocina' si se podía manipular algo, se podía subir un punto o dos puntos. Ahora no, es exactamente lo que dicen los ciudadanos. Además, siempre digo que para qué íbamos a querer modificar y manipular los datos. Es absurdo engañarte a ti mismo.

En el CIS no hay quien manipule

¿Por qué se ha cambiado la metodología a voto directo más simpatía?

No ha cambiado. El voto directo más la simpatía está en todas las series del CIS. Sacamos eso sencillamente porque es lo que dice el ciudadano y en este momento no hay elecciones a la vista. Cuando haya comicios, lo vamos a ver en el preelectoral de las europeas, si podremos hacer si se considera en ese momento una previsión de comportamiento electoral. Por ejemplo ahora, según los propios datos del CIS, más de un tercio de los españoles no sabe todavía a qué partido votar. Entonces, intentar interpretar y adivinar por quién lo harán es un ejercicio de adivinación, no científico. Entonces, damos los datos con rapidez y transparencia, accesibles en el banco de datos para todo el mundo, y cada partido puede hacer sus proyecciones.

Pero han quitado la llamada 'cocina' del CIS...

Eso que se llama' cocina' que no se habla en ningún país de 'cocina'. Hay modelos de proyección. Esto es un tema muy complejo, que se puede explicar.

¿Pues cómo se lo explicaría usted a un ciudadano?

Hubo un momento en el que había un partido, sobre todo el PP, que tenía lo que se llama voto oculto. Al principio le pasaba al PCE y luego al PP. Entonces en las encuestas un determinado porcentaje decía que le iba a votar y luego les votaban más de los que lo decían. Entonces se establecieron distintos procedimientos para calcular ese voto oculto. A lo largo de su historia, el CIS ha utilizado por los menos cuatro o cinco distintos. No es verdad que haya una serie única de un procedimiento de proyección. ¿Qué ocurre en 2014 y 2015?

¿Qué?

Empieza a haber un cambio importante y el sistema político pasa de ser de dos partidos (PP y PSOE, y otros muy pequeños) y se abre el abanico. Y hay cuatro partidos. Hay otro cambio, los ciudadanos hasta entonces decían que iban a votar siempre por el mismo partido. En este momento no, más de un tercio de la población dice que vota por un partido u otro según lo que más le conviene. En ese nuevo escenario, el método de hacer la previsión de comportamiento electoral por el recuerdo de voto no funciona.

Porque los que votaron por el PP en las últimas elecciones ahora no van a votar por el PP, están votando por otro, Ciudadanos, que está aumentando. Es decir, que algún voto lo puedes contar por duplicado, como voto oculto del PP y como voto explícito de Cs. Incluso los que no están ni de acuerdo con un partido más moderado teóricamente como el PP, tienen otro partido más de extrema derecha que es VOX. Se les ha abierto el abanico, por lo tanto, el pronóstico que podemos hacer en este momento sería mucho peor para el PP. No lo vamos a hacer. Lo que queremos es dar toda la información, somos una institución científica, obtenemos la información con rigor y es una encuesta muy fiable. Con los datos brutos, cualquier partido o analista, puede hacer sus propias proyecciones. Hay países en Alemania, por ejemplo, en los que está prohibido por ley publicar proyecciones por razones de transparencia.

CARLOS PINA
Tezanos

Se critica que no se tenga en cuenta ese recuerdo de voto...

El recuerdo de voto se tiene en cuenta porque se pregunta. Pero tu voto pasado no explica el futuro. Si eso lo creyéramos, no habría que hacer encuestas. ¿Influye el voto pasado? En algunos casos sí, y en otros no. No condiciona el pasado de tu comportamiento, sobre todo, cuando hay una situación fluida. Por eso hay que ver las otras preguntas: qué piensa el ciudadano de la crispación, qué piensa de la corrupción, a qué partido se ve como más corrupto. Viendo estas cosas puedes hacer una composición diferente.

La mayoría de encuestas que vemos en otros medios la diferencia del PSOE con el siguiente partido es de dos puntos. En el últimos CIS, el PSOE supera en 13 puntos al PP y diez con Cs...

Tampoco son trece, son menos. Hay que verlo en el voto primario. Le da al PSOE, me parece, 30,8 en voto primario sobre voto válido emitido. En la proyección de simpatía acumula más votos. Esa es una hipótesis, que hay que tomársela para un debate científico riguroso. Lo que me extraña es el apasionamiento que algunos ponen, se rasgan las vestiduras, se ponen rojos de ira hablando de estas cosas. Sostenemos que la simpatía es lo que va a explicar mejor hoy por hoy el voto de aquellos que dicen que lo están pensando. La diferencia no es tan grande a otras encuestas, no todas, hay casas serias y demás. Creo que son tres o cuatro casas de encuestas las que están muy histéricas solamente.

¿Qué casas?

No voy a decirlo. Lo que habría que decirles es que publiquen también el voto primario, queremos saber. Lo dice la ley española: es obligatorio publicar los datos primarios. Como hace el CIS, con transparencia. Aquí no hay trampa ni cartón.

Nosotros no hacemos 'cocina'

Algunos colegas suyos dicen que este método beneficia al PSOE.

Catedráticos, ninguno. Es absurdo. Beneficia a quien tiene más votos y más simpatía. Vamos a pensar más fríamente en esto. Nos salen unos datos, y es verdad y salen así. ¿Qué les quitamos algo? Este es un debate que existe, yo les digo a mis alumnos: 'Es igual que si tiene un hijo que está un poco enfermo y lo ves un poco mal y le llevas al médico. Entonces le hacen un análisis y salen unos datos. Y tú le dices quíteme unos pocos leucocitos, póngale más hierro'. ¿Para qué? ¿Para engañarte a ti mismo? Lo que tienes que identificar es la realidad. Es absurdo, no cabe en mi cabeza.

El ruido es a veces mayor que las nueces. Pocas personas hacen ese planteamiento, no entiendo su forma de pensar. ¿Quiere decir que cambiarían los datos? ¿Para qué? ¿Para engañarte si luego vienen las elecciones? Si están tan convencidos de que el PP va a tener tantos votos, que no se preocupen, llegarán las elecciones y se encontrarán que tienen muchos votos el PP. Me extraña el apasionamiento.

CARLOS PINA
Tezanos

¿Por qué ha decidido que el barómetro con intención de voto sea mensual?

No, no, el barómetro siempre ha sido mensual.

Se publicaba cada tres meses...

Siempre ha sido mensual. Lo quiero aclarar: desde tiempo inmemorial el CIS hacía un barómetro todos los meses.

Pero no se publicaba todos los meses...

O no se publicaba o lo que sea. Todos los meses se hace un barómetro del día uno al diez que se llama barómetro político. A partir de que ganó las elecciones el señor Aznar, decidieron que solo iban a hacer las preguntas sobre intención de voto una vez al trimestre. Se preguntaban principales problemas de España, valoración de la situación política, del Gobierno y la oposición, ubicación en el espectro ideológico, recuerdo de voto... y cuando el encuestado estaba esperando que le preguntara por quién votaría se cortaba abruptamente y no se tenía esa información. Es una reivindicación de muchos sociólogos de pedir al CIS como organismo público, ya que se gastaba dinero todos los meses, de que hubiera preguntas de intención de voto.

Ahora la diferencia es que se pregunta todos los meses por la opción.

Se pregunta y se publica. Transparencia más transparencia.

Entonces, ¿por qué se ha decidido preguntar todos los meses por eso?

Entendemos que es una pregunta de utilidad de un organismo público, para el Parlamento, para las personas que están en la actividad política, para los ministerios. Estamos hablando del barómetro que recoge lo que es la temperatura de la calle. En segundo lugar, por el principio democrático de que el pueblo tiene derecho a saber.

¿Supone un aumento de gasto?

No, es en el mismo barómetro. Se hacen tres preguntas más, es un minuto lo que se tarda. No produce incremento de gasto.

Si damos todos los meses la intención de voto, ¿pueden influir la tendencia de las encuestas en los ciudadanos a la hora de votar?

O sea, ¿si se da cada tres meses, no influye, y si se da cada mes influye?

Pregunto, pregunto.

No lo entiendo. Esto me lo tienen que explicar. Esto parece el mundo al revés. Lo que es lógico y transparente, es lo que estamos haciendo aquí. Que se sepa, que no se oculte. Cuando hay manipulación de los datos se dice que eso es correcto, y cuando no la hay, se dice que es manipulación. No lo entiendo francamente. Si este debate tiene repercusión y permanece en el futuro, cuando se vea nadie lo entenderá. Es el principio democrático.

CARLOS PINA
Tezanos

¿Cuándo saldará la encuesta preelectoral de Andalucía?

Estamos recogiendo los datos en este momento, es una encuesta muy importante con 5.000 entrevistas. Probablemente a finales de la próxima semana o a la siguiente tendremos los datos.

El 2-D será la gran prueba de fuego sobre si aciertan las encuestas.

Bueno, la prueba de fuego relativa. Hay que tener en cuenta que el valor de las encuestas siempre ha sido relativo porque se mueve en márgenes teóricos de error estadístico. En las sociedades de nuestros días hay cada vez más incertidumbre y más volatilidad del voto. Estamos terminando la encuesta estos días en un momento en el que un tercio de las personas que van a votar en Andalucía todavía no ha decidido. ¿Quién es el guapo que adivina lo que van a votar? Incluso, hay un tres o un cuatro por ciento que decide el mismo día. Eso no hay ser humano o inhumano que lo logre pronosticar. Será una aproximación plausible.

Hubo mucha polémica porque formaba parte de la Ejecutiva del PSOE...

Incluso porque fuera socialista. Algunos decían que desde hace 53 años. Tengo esa condición de ser miembro del PSOE desde la época del franquismo, cuando no era fácil. Lo soy y me siento muy orgulloso de ello. Es una parte de mi vida de la que me siento más orgulloso y espero que mis hijos y mis nietos se sientan también orgullosos.

Me siento muy orgulloso de ser del PSOE

Desde el punto de vista sociológico, se ha visto que no le pasaban factura en la encuesta al Gobierno casos como la tesis del presidente o la dimisión de Carmen Montón. ¿Qué explicación le da?

Muy sencilla: la sabiduría del ciudadano. Identifica lo que son problemas reales y bien resueltos de problemas irreales y mal resueltos. Eso se verá también con los votos, premiará a unos y castigará a otros. No debemos confundir las críticas con las realidades. En la historia de la Sociología se demuestra, hay personas que son objeto de ataques muy duros que se vuelven contra los que los lanzan. Si son muy injustos, desaforados y descomunales, los famosos molinos de viento del Quijote, entonces el ciudadano dice que le parece bien lo que está haciendo y pone en la balanza cosas objetivas.

Hemos visto en el CIS de manera muy significativa el sorpasso de Ciudadanos al PP en un momento en el que los populares confiaban en el 'efecto Casado', un nuevo líder joven. ¿Por qué no se detecta ese efecto? ¿No existe? ¿Por qué aparece el Partido Popular en tercera posición?

Y a punto de ser pasado por Podemos. Es una pregunta que a mí me trasciende. El efecto puede ser siempre positivo o negativo. Algunos esperan que sea positivo, los ciudadanos no lo han valorado así. Por ejemplo, la imagen del PP en esta encuesta: a Casado se le ve como el principal creador de crispación. Cuando se pregunta si se piensa que hay un problema de corrupción y quién tiene más componente de corrupción, pues el PP. Hay una carga, tienen una mochila muy grande. Pero lo dan todas las encuestas.

A veces puede haber un efecto contrario, tú criticas mucho a una persona pensando que las desgastas y la fortaleces. Siempre digo que en el interior del PSOE, Pedro Sánchez vivió esa experiencia. Dentro y fuera se le criticó muchísimo y cada vez que tenía más críticas tenía más votos. Así hasta que llegó a tener el 50% de los votos en el partido. No era fácil. En la sociedad es lo mismo, es una persona que actúa con temple y tranquilidad. Lo vemos en la valoración: cuando preguntamos qué líder prefiere usted como presidente, ahí se dispara la distancia con todos los demás de manera muy notable. Casi nadie se ha fijado. Pero son cosas que me trascienden.

La sociedad española está en el centro, o centro izquierda

Antes citaba a VOX. Nos hemos fijado mucho los medios. Hace dos barómetros tenían una intención de voto de 1,4, en el último es de 1,3%...

Es lo mismo. Incluso cuando hablamos de que supera por un punto un partido a otro eso está en los márgenes teóricos de error. Eso es irrelevante, hay un empate. En el caso de VOX está en ese margen, más voto tiene PACMA.

Pero en el caso de VOX, por las tendencias que van detectando, ¿tiene potencial de crecimiento? ¿La extrema derecha puede tener un amplio voto en España? ¿Pueden estar en las instituciones en las próximas elecciones?

Pudiera estar, pero no lo sabemos hoy por hoy. De momento lo que estamos viendo es que como hay dos partidos que se están yendo muy a la extrema derecha, al ocho y pico y al siete y pico, VOX se queda con menos espacio. Ahí hay poco voto, hay más en la extrema izquierda. En España no hay una bipolarización simétrica. Hoy por hoy, en el futuro no sabemos qué puede ocurrir. Lo que pasa es que el PP se encuentra encajonado, antes no tenía un partido a la extrema derecha y luego Cs que se va a su espacio. Hoy por hoy, a no ser en las elecciones europeas y en Madrid, tiene poco espacio.

CARLOS PINA
Tezanos

¿Va a salir España de la Encuesta Social Europea?

No lo sé. Lo que sí tenemos es el compromiso de hacer todas las cosas conforme a principio de legalidad, no digo que no se haya hecho antes así. Cosas legales, encantado.

¿Pero es ilegal?

No, no. Toda encuesta que haga el CIS tiene que estar incorporada por razones de transparencia en la base de datos del CIS. Si es factible incorporarla, no habría problemas. Pero es un tema que no es nuestro. No siempre ha sido el CIS el que lo ha hecho en España. Es una cosa que veo más bien propia de universidades. Ya me gustaría encontrar una solución satisfactoria para todos.

¿Cuándo van a volver a preguntar por la Monarquía?

No se preguntaba por la Monarquía, sino por el conjunto de instituciones. Me gustaría que quedara claro que estamos profundizando en aquellas cosas que al español le parecen importantes y problemas. Nos atenemos a la opinión pública.

¿No considera necesario preguntar por la Monarquía?

Por ejemplo, cuando preguntamos ahora por los principales problemas de España y los personales, la Monarquía sale citada por el 0,7%. Vamos a jerarquizar las cosas según la importancia del ciudadano. No quiere decir que despreciemos lo que los partidos pueden pensar, pero vamos a dar la importancia que el ciudadano cree. En esta última que hicimos sobre la reforma de la Constitución, cambiar la Monarquía por la República salía un 1,4%. De momento no tiene esa masa crítica. Pero vamos, no despreciamos hacer preguntas generales sobre valoración de las instituciones. Tenemos que contribuir a que la opinión pública tenga el peso que tiene que tener en una democracia sana.

Es una intimidación, voy a seguir actuando con libertad

¿Se está polarizando cada vez más la sociedad española? ¿Un bloque más a la derecha y otro más a la izquierda?

La sociedad española está en el centro, o centro izquierda. Muy mayoritariamente, la polarización es asimétrica. Ha crecido la izquierda porque hay problemas sociales, hay una juventud arrojada a su suerte, sin empleo, es el gran problema.

¿Qué tendencias detecta que empieza a preocupar a la sociedad? ¿Qué problemas?

Son claramente: la situación laboral, el trabajo, no solo el desempleo, sino las malas condiciones de trabajo. Un país que tiene prácticamente dos millones y pico de trabajadores pobres. Por eso caen bien las medidas cuando alguien llega al Gobierno y dice vamos a mejorar el salario mínimo. Eso son los problemas reales, y la preocupación que no es baladí por la crispación política. El problema también de la corrupción. El ciudadano tiene preocupación por la calidad de la educación, que haya sanidad, garantizar las pensiones.

¿Teme que haya una pérdida de credibilidad del CIS con las críticas que está habiendo y lo que está sucediendo?

Algunos lo intentan, esta es la vieja estrategia de matar al mensajero. Voy a decirlo de manera muy suave, hay casi una especie de presión al mensajero. 'Oye, mensajero, mucho cuidado con lo que dices, que te vamos a matar, sino físicamente, te vamos a desmoralizar, a machacar, ten cuidado'. Es un mensaje tremendo por parte de determinados medios y sectores. Es una intimidación. Yo voy a seguir actuando con libertad, voy a dar el mensaje fielmente que transmite el ciudadano en la encuesta. Y es un insulto que hay para los profesionales que hay en el CIS. Una pena.

EL HUFFPOST PARA HONEST