INTERNACIONAL
19/12/2018 14:27 CET | Actualizado 19/12/2018 14:29 CET

100 días para el Brexit: la lista de asuntos pendientes del Gobierno refleja su caos

La escasez de alimentos frescos es quizá el mayor problema al que se enfrente Reino Unido después del 29 de marzo.

La lista (cada vez mayor) de cosas por hacer en el Brexit amenaza con comerse al Gobierno británico ahora que Theresa May ha puesto al país en alerta en previsión de que no haya acuerdo.

Este miércoles se marca el hito de los 100 días para que Reino Unido salga de la UE, al mismo tiempo que los ministros tratan de ponerse al día con decenas de problemas que cada vez resultan más acuciantes.

Este martes, May convocó una reunión con su gabinete para discutir las opciones de un Brexit 'duro'.

El grupo decidió dar un paso al frente y preparar un escenario por si Reino Unido sale de la UE sin acuerdo, reclutando a miles de funcionarios para que trabajen en Navidad y enviando correos a empresas y ciudadanos con instrucciones para que estén preparados.

Dominic Lipinski - PA Images via Getty Images
Theresa May pone en alerta al país para un Brexit sin acuerdo.

La decisión vino poco después del anuncio de que May presentará el acuerdo de retirada ante el Parlamento en enero, lo que se sigue viendo como la última esperanza del país de evitar un no acuerdo.

Comienza la cuenta atrás y estos son algunos de los problemas más importantes para los que todavía no se ve una solución clara:

Los ciudadanos de la UE en Gran Bretaña

El destino de los ciudadanos de la UE en Reino Unido se puso en duda a principios de diciembre, cuando se emitió una nueva guía que sugería que los que quisieran quedarse se enfrentarían a unas limitaciones más estrictas.

Pese a las peticiones del negociador del Brexit en la UE Guy Verhofstadt, que exigía que los ciudadanos no fueran tratados como "moneda de cambio", este mes se dio a entender que sólo los que hayan vivido en Reino Unido antes del próximo marzo podrán tener el llamado estatus de "establecidos".

Los términos más duros para ciudadanos de la UE serían operativos en caso de no acuerdo y podrían frenar el libre movimiento de personas antes de lo que se pensaba, según informó el Financial Times.

Esto llega tras la confirmación de que todos los ciudadanos de la Unión Europea que vivan en Reino Unido tendrán que solicitar quedarse, pagando además una tasa de solicitud de 65 libras (unos 72 euros) si son mayores de 16 años.

"Si la solicitud es favorable, obtienes el estatuto de establecido o de pre-establecido", señala la web del Gobierno.

No obstante, en octubre una intervención de la ministra de Estado para la Inmigración desató la confusión sobre el destino de los ciudadanos europeos en caso de no acuerdo.

Caroline Noakes dio a entender que las empresas llevarían a cabo controles "estrictos" entre sus trabajadores para asegurarse de que los europeos tenían derecho a estar en el país, aunque no dio más detalles.

Un nuevo sistema de inmigración

La semana pasada, Sajid Javid, secretario de Estado, desató la indignación entre la comunidad de empresarios cuando propuso nuevas restricciones a la inmigración tras el Brexit.

Se dijo que Javid se estaba planteando introducir un umbral mínimo de ingresos para las personas que quieran acudir a Reino Unido a trabajar.

El umbral de 30.000 libras (33.000 euros) fue muy criticado por representantes del sector hotelero británico y en redes sociales, donde se señaló que podría dejar fuera a muchas personas que aspiren a puestos del Servicio Nacional de Salud británico.

Al parecer, los ministros no llegaron a ningún acuerdo al respecto en su último gabinete de crisis.

El papel del Ejército

Se ha alertado a las fuerzas armadas para que estén preparadas para asistir a los ministros en caso de Brexit sin acuerdo.

La noticia, que se ha conocido este mismo miércoles, llega poco después de saberse que las fuerzas policiales estaban planeando reclutar al Ejército para ayudarles a sobrellevar el descontento social en caso de Brexit 'duro'.

No obstante, Sajid Javid contó a la BBC que no había de qué preocuparse y que los departamentos del Gobierno tenían que "prepararse para cualquier consecuencia posible".

PA Archive/PA Images

Provisión de medicinas y tratamientos

Según la BBC, ya se habla de escasez de medicamentos en hospitales y farmacias, y la culpa la tiene el Brexit.

Los problemas de almacenamiento con ciertas medicinas no son nada nuevo, pero una industria negociadora de medicamentos contó a la BBC Radio 5 Live que el Brexit y la posibilidad de no acuerdo está afectando al suministro y a los precios de los genéricos.

Aun así, se ha advertido a hospitales y pacientes que no almacenen fármacos.

Además, hace poco se avisó de que el acceso de Reino Unido a nuevos tratamientos para el cáncer puede verse amenazado en caso de no acuerdo, según la organización Cancer Research UK.

Mientras tanto, la capacidad de Gran Bretaña para importar materiales radiactivos necesarios para la quimioterapia también podría ser puesta en entredicho si el país sale de la UE sin acuerdo, según la British Nuclear Medicine Society.

Salvaguardar el suministro de alimentos

Marzo es la peor época para Reino Unido en cuestión de alimentos, según The Grocer, en parte debido a que ese mes se sitúa entre dos estaciones.

Aunque los grandes supermercados han sido muy discretos con su visión del Brexit, muchos han sacado a colación que los alimentos frescos no se pueden almacenar.

El British Retail Consortium afirmó que el Gobierno debería lograr algún tipo de acuerdo, ya que "nuestras cadenas de suministro de alimentos son extremadamente frágiles".

Este problema podría ser el más acuciante (y potencialmente peligroso) al que se enfrenten los ministros después del 29 de marzo.

Aviones y trenes

El Gobierno ha asegurado que pretende mantener Reino Unido abierto por cielo, mar y por el Eurotúnel después del 29 de marzo, pero los operadores han advertido que les preocupan los lentos avances.

"El Gobierno confía en ofrecer un buen acuerdo que logre esta ambición", según la postura oficial del Gobierno. Pero, ¿qué ocurre en caso de no acuerdo?

Según la Civil Aviation Authority (CAA), es posible que se repliquen las leyes de aviación europeas al menos durante dos años más, pero la UE no tiene por qué reconocer esta legislación.

La CAA advierte a los pilotos de aerolíneas comerciales, por ejemplo, que posiblemente sus licencias británicas no sean válidas en aviones registrados en la UE, lo que supone un gran problema para compañías como Ryanair e EasyJet, que operan con aviones registrados en Europa. El mismo problema tendrían los miembros del personal de cabina que tengan un certificado de la CAA.

Mientras tanto, el propietario del túnel del Canal de la Mancha, EuroTunnel, ha dicho que pondrá en marcha una tecnología para examinar vehículos y llevar a cabo más controles en las fronteras, pero no ha especificado sus planes en caso de no acuerdo.

NurPhoto via Getty Images

El flujo continuo de dinero

Los bancos acogieron con cautela la propuesta de retirada de May el mes pasado, y muchos señalaron que necesitaban más aclaraciones sobre el futuro de los servicios financieros en Reino Unido, para que se prevean los "daños severos e impredecibles" que un Brexit 'duro' causaría al sector.

El llamado régimen de "pasaporte" de servicios financieros permite a las firmas operar en toda la UE, pero el bloque europeo ha sido claro en su insistencia de que Reino Unido no podrá disfrutar de este derecho después del Brexit.

Muchas firmas han trasladado su sede a Irlanda o a otros países, pero otras han reconocido que gran parte de sus operaciones se enfrenta al riesgo de una deslocalización.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

Photo gallery Las portadas del día después del Brexit See Gallery

ESPACIO ECO