ECONOMÍA
06/02/2019 07:28 CET | Actualizado 11/02/2019 18:14 CET

¿Qué ocurre si Sánchez no consigue aprobar los Presupuestos?

El frío del invierno y la incertidumbre han llegado al Palacio de La Moncloa.

EFE
Pedro Sánchez triste en una imagen de archivo.

El frío del invierno y la incertidumbre han llegado al Palacio de La Moncloa. La continuidad en el poder del presidente Pedro Sánchez está en duda. Esto se debe a que el Gobierno no tiene la seguridad de que la ley más importante del año —los Presupuestos Generales del Estado para 2019— salga adelante.

Los partidos independentistas ERC y PDeCAT amenazaron este lunes con presentar enmiendas a la totalidad que pueden tumbar las cuentas públicas. Los republicanos han llevado adelante esa amenaza y han presentado el escrito este martes en el registro del Congreso. Alea jacta est.

Apenas queda una semana para conocer el futuro de Sánchez. Los números para aprobar las cuentas públicas que debían apuntarle en Moncloa hasta 2020 no salen.

¿Qué apoyos tiene el Gobierno para aprobar los presupuestos?

El Gobierno firmó en octubre un acuerdo presupuestario con el grupo parlamentario de Unidos Podemos. La formación que lidera Pablo Iglesias es la única que se ha mostrado dispuesta a aprobar las cuentas públicas, aunque amenazó en algunos momentos con echarse para atrás.

Ambos partidos suman 151 escaños, muy lejos de los famosos 176 votos que reunió Rajoy para aprobar sus dos últimos presupuestos.

¿Y para tumbar las enmiendas a la totalidad?

El Ejecutivo necesita asegurarse más síes que noes en la votación de las enmiendas a la totalidad prevista para la próxima semana para así garantizar que el proyecto presupuestario continúa adelante con su tramitación parlamentaria.

Sánchez esperaba reunir, como mínimo, 170 votos en contra de las enmiendas para superar los 169 apoyos a favor de PP (134 diputados), Ciudadanos (32), UPN (dos) y Foro Asturias (uno). Una cantidad de votos que no parece fácil que vaya a conseguir.

¿Qué ocurre si se aprueban las enmiendas a la totalidad a los presupuestos?

Si el Congreso aprueba las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos, las cuentas públicas no continúan con su tramitación y se devuelven al Gobierno.

¿Alguna vez ha ocurrido que una enmienda tumbe los presupuestos?

Sí. Hay que remontarse 24 años atrás, al 25 de octubre de 1995. Ese día el Congreso tumbó el proyecto de Presupuestos para 1996, las últimas cuentas públicas elaboradas por el Gobierno del socialista Felipe González. Este revés político conllevó a la convocatoria de elecciones anticipadas, que llevarían a José María Aznar a La Moncloa.

Esta fue la portada del periódico El País del día siguiente:

EL PAÍS
Portada de 'El País' del jueves 26 de octubre de 1996.

Entonces, ¿no habría ningunos presupuestos?

España no se queda paralizada sin cuentas públicas, ya que los Presupuestos de 2018 se prorrogaron automáticamente el pasado 1 de enero. Así lo establece la Constitución Española en su artículo 134. Se trata de las últimas cuentas públicas aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy justo antes de su caída.

No es la única vez que ha ocurrido, ya que la democracia española está llena de ejemplos de presentaciones de los presupuestos fuera del tiempo establecido y de prórrogas presupuestarias. Los españoles vivieron toda la primera mitad del año 2018 con los presupuestos del año anterior.

Los funcionarios y los pensionistas no han dejado de cobrar sus nóminas mensuales en ningún momento. Los ministerios tampoco han parado de funcionar, aunque haya habido cambios de nombres.

¿Y qué pasa con las medidas que iban en los presupuestos?

Ante la dificultad ya prevista de sacar adelante las cuentas públicas, el Gobierno utilizó las últimas reuniones del Consejo de Ministros del año pasado para aprobar algunas medidas como la subida de las pensiones, del sueldo de los funcionarios y del salario mínimo a 900 euros.

Si sale adelante alguna enmienda a la totalidad, la mayoría de las cosas anunciadas en los presupuestos no se aprobarían. Estas son algunas de las medidas que no entrarían en vigor:

  • Ampliación del permiso de paternidad a 8 semanas.
  • Bajada del IVA a los productos de higiene femenina, los servicios veterinarios y las descargas de libros electrónicos.
  • Subida del IRPF a los trabajadores con mayores salarios.
  • Recuperación del subsidio por desempleo para mayores de 52 años.
  • Incremento de las ayudas a las personas dependientes.
  • Eliminación parcial del copago farmacéutico.

¿Si no hay presupuestos cae automáticamente el Gobierno de Sánchez?

No. La Constitución española otorga al presidente del Gobierno la autoridad para disolver Cortes Generales y fijar las fecha de las elecciones.

Sánchez puede permanecer en Moncloa hasta el 26 de junio de 2020, cuando se cumplen cuatro años de la celebración de las últimas elecciones. Incluso, podría como mucho estirar un mes más, como hizo Rajoy en la legislatura de la mayoría absolutísima.

El único antecedente que hay de una enmienda a la totalidad exitosa, sí provocó la caída del Gobierno.

Pero, ¿qué ocurre con los partidos que apoyaron la moción de censura?

Sánchez fue investido presidente en junio de 2018 gracias a una moción de censura respaldada por 180 diputados: PSOE (83), Unidos Podemos (67), ERC (9), PNV (5), PDeCAT (8), Compromís (4), EH Bildu (2) y Nueva Canarias (1).

A diferencia de lo anunciado esta semana por ERC y el PDeCAT, otras formaciones no se plantean presentar enmiendas a la totalidad a los primeros presupuestos de Sánchez. Esa es la postura que mantienen en estos momentos el PNV, Compromís y EH Bildu.

El grupo vasco, que tiene cinco diputados, ha querido dejar claro que eso no implica que se apoyen las cuentas públicas. "No supone, en el hipotético caso de que se superaran las enmiendas de totalidad, el voto favorable del PNV a estos Presupuestos porque habría que negociar una serie de enmiendas que serían las que condicionarían finalmente nuestros votos", ha señalado Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, en declaraciones a los medios recogidas por el partido.

Compromís, con cuatro diputados integrados en el grupo mixto, quieren que se negocien las cuentas públicas, al considerarlas mejores que las de Rajoy. "Nosotros apostamos por no presentar enmienda a la totalidad. Somos partidarios de que los presupuestos pasen a la fase de enmiendas. Hemos de intentar que toda aquella emoción que se encauzó en la moción de censura tenga un rendimiento", ha afirmado Joan Baldoví, portavoz de Compromís, en un audio remitido por la formación a El HuffPost.

Hemos de intentar que toda aquella emoción que se encauzó en la moción de censura tenga un rendimiento"Joan Baldoví (Compromís)

Los dos diputados de EH Bildu tampoco van a presentar una enmienda a la totalidad, aunque señalan que no darán un cheque en blanco al Gobierno, como se pudo ver con su voto en contra de los objetivos de déficit. "No presentaremos enmienda a la totalidad, pero el Gobierno tampoco ha hecho nada para ganarse los apoyos", han apuntado desde la formación de la izquierda abertzale a El HuffPost. La coalición decidirá el próximo lunes el sentido de su voto a las iniciativas de ERC y PDeCAT, en el caso de que no se retiren.

¿Habrá elecciones pronto?

La única persona que sabe en toda España cuándo se celebrarán las próximas elecciones se llama Pedro Sánchez.

Si no hay presupuestos, se abre la puerta a un adelanto electoral. De hecho, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, afirmó la semana pasada durante una entrevista en Los Desayunos de TVE de que en el caso de no aprobarse las cuentas, habría elecciones este mismo año.

¿Con cuánto tiempo tiene que anunciarlo?

La elección de la fecha corresponde al propio Sánchez. La Constitución establece un plazo para anunciarlo de 54 días de antelación. Aunque se puede hacer con más tiempo, como cuando Zapatero anunció en julio de 2011 que los comicios tendrían lugar el 20 de noviembre de ese año.

Si Sánchez quisiera que las elecciones generales coincidieran con las municipales, autonómicas y europeas, previstas para el 26 de mayo, tendría de plazo hasta el 2 de abril. Ese día debería publicarse la convocatoria en el Boletín Oficial del Estado.