POLÍTICA
21/02/2019 19:43 CET | Actualizado 21/02/2019 20:41 CET

Diario del juicio del 'procés', día 6: Vila y Sánchez ante la Fiscalía

Santi Vila, exconseller de Empresa, y Jordi Sànchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana, comparecen ante el tribunal que preside Marchena.

Agencia EFE
Jordi Sànchez y Santi Vila, durante sus comparecencias de hoy en el Supremo.

La frase

"Algunos tuvimos hasta el último segundo la convicción de que no se llevaría a cabo el 1-O. Se llevó a cabo. Fue muy desgraciado y triste. Es una herida que nos acompañará toda la vida, haber visto las cargas policiales, señoras por los suelos". La ha pronunciado Santi Vila, exconseller de Empresa, el único miembro del Govern que dimitió antes de la DUI, y que ha respondido a preguntas del fiscal, Fidel Cadena; la Abogada del Estado, María José Seoane; y a su abogado defensor, Pau Molins.

La clave

El derecho a decidir. "Cataluña no está fracturada", ha repetido varias veces Jordi Sànchez, el presidente de la Asamblea Nacional Catalana, el otro declarante del día. Esa cuestión de fondo, sensible pero jurídicamente poco relevante, ha impregnado su mensaje, un alegato por el derecho a decidir. Jamás, ha dicho, ninguna autoridad judicial le requirió que hiciese o dejase de hacer algo en relación con el referéndum. Si participó en las votaciones fue para ejercer el derecho a la movilización en un "acto político", tanto como lo es, a su entender, este juicio en el Supremo.

El referéndum "era la expresión de una voluntad que no fracturaba". "Cataluña no está fracturada: el derecho a decidir forma parte del patrimonio colectivo", insiste. "No hay democracia sin ley, pero no puede haber una ley que ahogue la voluntad ciudadana. Y el derecho a la autodeterminación está reconocido en los tratados internacionales". Ningún juez, añade, impidió que se votara aquel 1 de octubre.

La polémica

El fiscal Javier Zaragoza se ha encarado con Jordi Sànchez, durante su interrogatorio. El motivo: ha detectado una contradicción en su declaración sobre los daños a los coches de la Guardia Civil. El juez Manuel Marchena ha tenido que intervenir para ordenar las ideas, lo mismo que la defensa de Sànchez, que ha intentado explicar de dónde podría venir el desajuste. Este es el momento:

El momento

Tiene que ver con el momento de tensión previo, es el instante en el que Jordi Sànchez se acalora ante la insistencia del fiscal sobre sus supuestas contradicciones: "Puedo ser independentista, pero no idiota".

El análisis

Violencia, no violencia y presión externa. El eje de la comparecencia de Jordi Sánchez ha sido el de defender que todo el movimiento iniciado en las semanas previas al 1 de octubre y en día del propio refrendo iba encaminado a hacer una reivindicación de soberanía clara, contundente, pero nunca violenta. El matiz es esencial cuando está en juego el delito de rebeldía y el de sedición. "Jamás imaginé que pudiera haber violencia el 1-O", ha dicho a preguntas del fiscal Zaragoza. Hoy se han leído en la sala diversos tuits publicados por Sànchez entre el 20 de septiembre de 2017 -en los que llamaba a una protesta no violenta frente a la Consejería de Economía-, y el 1 de octubre de ese año, fecha del referéndum. En la concentración de Economía hubo tres coches de la Guardia Civil destrozados. "Hubo unos vehículos dañados. Pero no es ajustado que una acción concreta, que yo condené, sea la excusa para criminalizar una movilización de miles de personas que se manifestaban de forma cívica", ha defendido el presidente de la Asamblea Nacional Catalana.

Por su parte, la comparecencia de Vila, el único consejero procesado que sigue en libertad, ha buscado en todo momento enfatizar que la empresa independentista era legítima, que se trabajó "con buena fe, sin ningún interés espurio" y que se habló con muchas partes en litigio. Hablar. Dialogar. Pero todo acabó "cediendo a la presión de las redes sociales", a un "clima exterior tan fuerte que se torció", cuando él ya estaba convencido de que se iban a convocar elecciones. No deja en buen lugar su intervención al expresident Puigdemont, quien dio las órdenes, dice, quien no soportó el ambiente. Una confesión que constata la lejanía de Vila del resto de sus compañeros.

El tuit

El expresident catalán, Carles Puigdemont, se ha hecho eco de la declaración -el día anterior- de quien fuera su conseller de Presidencia, Jordi Turull, con un tuit viral que muestra un vídeo de la comparecencia y que acompaña con estas palabras: "Por la libertad. Por los derechos humanos. Por la democracia. Por la cultura. Por la lengua. Por el futuro. Por Cataluña". Añe etiquetas sobre la huelga general de hoy y denunciando que estamos ante un "juicio a la democracia" y que "la autodeterminación no es delito".

El tensiómetro

Si hubiera sido portada hubiéramos titulado...

EL HUFFPOST
Jordi Sànchez y su declaración en el juicio del procés.

¿Y mañana qué?

Mañana, a descansar todos. El presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha interrumpido los interrogatorios hasta el martes 26 de febrero. Ese día, no obstante, será importante, porque es cuando declararán la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, lo que retrasará la comparecencia del expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que debía ir ese día como testigo.

Photo gallery Arranca el juicio a los líderes del 'procés' en el Supremo See Gallery

EL HUFFPOST PARA CARDHU