INTERNACIONAL
10/01/2020 07:34 CET | Actualizado 10/01/2020 17:02 CET

Accidente de avión en Irán: Canadá y EEUU tienen indicios de que lo derribó por error un misil de Teherán

El régimen de los ayatolás invita a Washington a participar en la investigación, mientras niega otra hipótesis que no sea la del fallo técnico de la aeronave

¿Un accidente por fallo técnico o un accidente por un misil perdido? Las incógnitas sobre el choque del vuelo 752 de Ukranian International Airlines (UIA) en Irán son muchas, después de que ayer EEUU apuntase a un disparo de las fuerzas de Teherán como causante del derribo. Canadá se sumó a última hora de la noche a esta tesis para explicar por qué la aeronave perdió el control y se estrelló hace tres días cerca de la capital iraní con 176 personas a bordo, sin que ninguna sobreviviera.

Con 63 fallecidos, Canadá es el segundo país que ha registrado más víctimas en ese suceso, después de Irán, que tuvo 82, y por eso tiene mucho peso moral que ahora el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, no descarte que el aparato pudiera haber sido abatido por error por un misil iraní.

“Tenemos inteligencia procedente de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestra inteligencia. Las pruebas indican que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní”, explicó Trudeau en una rueda de prensa en Ottawa.

El accidente se produjo poco después de que la República Islámica lanzara más de una decena de misiles balísticos contra dos bases militares en Irak empleadas por las fuerzas de EEUU, en represalia por el asesinato el pasado 3 de enero del poderoso general iraní Qasem Soleimaní en una operación militar estadounidense en Bagdad.

Trudeau agregó que la información yo que posee Canadá “refuerza la necesidad de una profunda y completa investigación” y exigió a Teherán que permita el acceso a su territorio de investigadores canadienses, ya que hasta ahora no lo ha hecho.

En ese sentido, el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Francois-Philippe Champagne, solicitó en una conversación telefónica con su homólogo iraní, Mohamed Yavad Zarif, que su país forme parte de la investigación y que funcionarios canadienses puedan acceder a Irán para proporcionar servicios consulares.

Canadá rompió relaciones diplomáticas con Irán en 2012, después de que la legación diplomática británica en la capital iraní fuera atacada. Los intereses canadienses en Irán están representados por la embajada de Italia en Teherán.

Según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá, Champagne transmitió a Zarif que “Canadá y los canadienses tienen muchas preguntas que necesitarán ser respondidas”.

Mientras, en Washington, el presidente estadounidense, Donald Trump, insinuó que Irán pudo ser la causa del accidente: “Alguien pudo haber cometido un error en el otro lado, no (fue) nuestro sistema. No tiene nada que ver con nosotros”, indicó en una intervención en la Casa Blanca.

“Algunas personas dicen que fue (un fallo mecánico), personalmente no creo que eso sea una cuestión”, dijo Trump, quien subrayó que el avión volaba “en un vecindario hostil”. “Tengo mis sospechas -destacó-. No quiero decirlo. Es algo trágico”.

Trump también expresó su esperanza de que las autoridades iraníes entreguen las cajas negras a Boeing, Francia o a algún otro país para esclarecer las causas del accidente.

Tres informaciones que apuntalan esta tesis

Medios de comunicación estadounidenses publicaron este jueves que los servicios de Inteligencia del país creen que Irán derribó con misiles el aparato, posiblemente por error.

La cadena de televisión CBS, que citó a funcionarios estadounidenses, informó que Irán abatió el aparato cerca del aeropuerto de Teherán, horas después del ataque iraní con misiles contra dos bases aéreas donde había soldados estadounidenses en Irak.

De acuerdo a datos de Inteligencia, los satélites de EEUU captaron dos lanzamientos de misiles justo antes de que el avión explotara.

La revista Newsweek, que ha hablado con un funcionario de alto rango de EEUU, otro iraquí y con otro del Pentágono, aseguró que el avión fue alcanzado por el sistema de misiles de defensa antiaérea de Irán, posiblemente por error.

El avión, un Boeing 737-800 que se dirigía a Kiev desde Teherán, dejó de transmitir datos el martes minutos después de su despegue y poco después de que Irán lanzara más de una decena de misiles contra las bases en Irak. El aparato pudo ser alcanzado por el sistema de misiles tierra-aire Tor-M1, de fabricación rusa, conocido por la OTAN como Gauntlet, indicó Newsweek.

Los funcionarios consultados por la revista subrayaron que la evaluación del Pentágono apunta que el suceso fue accidental. Las baterías antiaéreas iraníes estaban activas tras el ataque con misiles a Irak, indicaron las fuentes.

Por su parte, el diario The New York Times difundió un video que supuestamente muestra el momento del impacto de un misil contra el avión en la zona de Parand, en las proximidades del aeropuerto de Teherán y justo donde el aparato dejó de emitir su señal antes de que se estrellara.

En la grabación, de 19 segundos de duración, se ve un halo de luz en el cielo que se desvanece en la oscuridad antes de que se escuche una explosión a lo lejos. 

Irán lo niega

Sin embargo, en Teherán niegan la mayor. Esta madrugada han restado valor a estas informaciones y a los informes de inteligencia norteamericanos. El portavoz del Gobierno iraní, Alí Rabieí, calificó en un comunicado los informes que responsabilizan a Irán del accidente aéreo de “falsos” y de “una guerra psicológica contra Teherán”, mientras que el Ministerio de Exteriores los consideró “especulaciones sospechosas”.

“Irán acoge con beneplácito la presencia de expertos de los países cuyos ciudadanos han muerto en el trágico accidente y solicita al primer ministro canadiense y a cualquier otro gobierno con información sobre este tema que brinde la información al comité que investiga el accidente”, dijo el portavoz de Exteriores, Abas Musaví. Defendió además que la República Islámica ha comenzado a investigar la causa de este accidente aéreo “de acuerdo con las normas internacionales y los criterios de la Organización de Aviación Civil Internacional”.

También señaló que su país ha invitado a Ucrania, como propietario del avión, y a la compañía estadounidense Boeing, como fabricante del aparato, a “participar en la investigación”.

La invitación a Boeing había quedado en duda después de que el miércoles la Organización de la Aviación Civil de Irán anunciara que no iba a entregar las cajas negras al fabricante o a los estadounidenses, en medio de la escalada de la tensión entre Teherán y Washington. Esta Organización publicó este jueves un informe preliminar sobre el accidente en el que apuntó que el aparato sufrió un incendio antes de estrellarse.

Este informe también precisó que el avión desapareció a los pocos minutos del despegue del radar y que no se recibió ningún mensaje del piloto notificando una emergencia.

EEUU sí participará en la investigación

Pero esta noche también ha habido novedades a este respecto: la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de EEUU ha anunciado que ha aceptado una invitación de Irán para participar en su investigación sobre el siniestro.

La junta, una agencia independiente del Gobierno estadounidense que se dedica a investigar accidentes aéreos, informó en un comunicado de que la Organización de Aviación Civil de Irán le ha avisado de que está autorizada a formar parte de los trabajos. 

“La NTSB (sigla en inglés de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de EE.UU.) ha nombrado a un representante acreditado para la investigación del siniestro”, indica el comunicado.

La entidad subrayó además que no “especulará sobre la causa del siniestro”, y aclaró que aún está por determinar “su grado de participación” en la investigación. 

La OTAN apoya a Canadá y EEUU

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha respaldado este viernes la tesis de Canadá.

“No tenemos razones para no creer los informes que hemos visto de diferentes capitales aliadas”, ha asegurado Stoltenberg a su llegada a una reunión de cancilleres europeos para abordar la tensión entre Irán y Estados Unidos.

Para Stoltenberg, esos países “han expresado su preocupación por la información que indica que el avión puede haber sido derribado por los sistemas de defensa iraníes”.

Photo gallery Accidente de un avión de Ucrania en Irán See Gallery