El verdadero ‘eurodrama’: la representante de Ucrania se retira

El conflicto entre con Rusia ha salpicado a Eurovisión y a la cantante Alina Pash.
|
Alina Pash durante su actuación en la preselección de Ucrania.
YouTube
Alina Pash durante su actuación en la preselección de Ucrania.

El Chanelazo del Benidorm Fest no es nada comparado con el calvario de la preselección de Ucrania de cara a Eurovisión. El país eligió el pasado sábado a su representante para viajar a Turín en mayo, pero no ha salido como esperaba.

La ganadora de la preselección fue Alina Pash con su canción Tini zabutykh predkiv (Sombras de los ancestros olvidados), con la que quería rendir homenaje a la cultura ucraniana frente a la ocupación rusa.

Sin embargo, la polémica ha enfangado su participación dada la tensa situación que se vive entre Rusia y Ucrania y finalmente ha optado por rechazar su participación en el certamen, tal y como ha comunicado a través de sus redes sociales.

“Soy ciudadano de Ucrania, sigo las leyes de Ucrania, trato de llevar las tradiciones y los valores de Ucrania al mundo. Lo que resultó ser esta historia no es en absoluto lo que puse en mi canción”, ha empezado diciendo en un mensaje en que ha querido dejar claro que es una “artista, no un político”.

“No tengo un ejército de relaciones públicas, gerentes, abogados para resistir todo este ataque y presión, el allanamiento de mis redes sociales; amenazas Y también unos mensajes absolutamente inaceptable que las personas se permiten sin comprender la situación y olvidando la dignidad de todos los ciudadanos de Ucrania”, ha añadido.

“No quiero esta guerra virtual y el odio. La guerra principal ahora es externa, que llegó a mi país en 2014. No quiero estar más en esta sucia historia. Con gran pesar retiro mi candidatura como representante de Ucrania en el Festival de la Canción de Eurovisión. Desafortunadamente. Lo siento mucho”, ha sentenciado.

El conflicto estalló cuando el grupo Kalush Orchestra, segundos clasificados de su preselección, el Vidbir 2022, acusaron de tongo a la ganadora, que se impuso con la máxima puntuación del jurado y siete puntos del público, mientras que el conjunto obtuvo seis puntos del jurado y la máxima puntuación del público.

“Cuando queríamos verificar los resultados del protocolo, la puerta se cerró frente a nosotros. […]. Queremos justicia, solo enséñanos ese papel, eso es todo. Creo que es una posición muy extraña. Si todo hubiera estado bien, no habría habido tales acciones”, declararon tras la victoria de Pash.

Horas después de su victoria, salió a la luz un viaje que Pash había realizado en 2015 para acudir a una boda a Crimea.

El Servicio Estatal de Guardia de Fronteras asegura que no emitió un certificado de cruce legal de la frontera administrativa de la Crimea ocupada a Pash. Sin embargo, para participar en la preselección tenía que presentar uno, por lo que se iba a estudiar si el que enseño era falso.

Con respecto a la polémica, la televisión ucraniana fue contundente. “La detección de violaciones a las condiciones de participación de la Selección Nacional ya ha llevado a la exclusión de participantes, y no podría haber excepciones. Las reglas son iguales para todos y se mantienen sin cambios”, señalaron en un comunicado.

Además de esto, se han hecho públicas unas imágenes de Pash en 2012 vistiendo una sudadera con la bandera de Rusia, con la que podrían considerarla como simpatizante del país, con las penas que eso conlleva.

Tras la polémica generada, la propia Pash manifestó en un primer momento en redes sociales y en diversas entrevistas la voluntad de continuar adelante con su tema y su candidatura.

“Volví a enviar una solicitud para obtener dicho certificado directamente en mis manos. Tan pronto como lo tenga, lo publicaré en mi cuenta de Instagram. Y tomaré tantos certificados como sean necesarios para demostrar que no violé nada”, recalcó este lunes en su cuenta de Instagram.

“Quiero agradecer a todos los ucranianos que me apoyaron en la Selección Nacional y me siguen apoyando. ¡No tiene precio! Creo que cada uno de ustedes entiende y siente el poder de mi canción. ¡Cómo debe sonar este mensaje al mundo entero!”, enfatizó.

La televisión ucraniana había paralizado por el momento las relaciones con Pash y, según informó Mykola Chernotytskyi, director de la corporación pública, este viernes iban a confirmar su descalificación tras consultar con la guardia fronteriza. “Los estafadores no pueden representar a Ucrania en Eurovisión”, zanjó en un primer anuncio inicialmente previsto para este miércoles.

Varias descalificaciones previas al festival

Esto no es la primera vez que ocurre. En 2019, la cantante Maruv fue cuestionada por dar conciertos en Rusia durante su gira. De hecho, tal y como recuerda Bluper, durante la preselección, la cantante Jamala representante de Ucrania en 2016, le preguntó: ”¿Crimea es Ucrania?”. A lo que ella respondió algo incómoda: “Ucrania, por supuesto”.

Tras varias preguntas similares en la promoción y las condiciones que imponía la televisión ucraniana, Maruv finalmente rechazó participar en Eurovisión. “Soy una ciudadana de Ucrania, pago impuestos y amo sinceramente a Ucrania. Pero no estoy lista para hablar con consignas, convirtiendo mi estancia en un festival en promociones de nuestros políticos. Soy músico, no un murciélago en la arena política”, señaló entonces.

Entonces, se ofreció la candidatura a los segundos y terceros clasificados que rechazaron la candidatura. Por este motivo, en 2019, en el certamen celebrado en Tel Aviv (Israel), Ucrania no tuvo representante.

Para 2022, tras la victoria de Alina Pash, la candidatura de Ucrania partía como una de las favoritas para ganar el certamen, según las apuestas. Por ahora, habrá que esperar a ver con qué canción se presentan finalmente al festival.

One point to… el conflicto de Soraya y su puesta en escena

Las 12 pifias de España en Eurovisión