VIRALES
01/02/2020 10:58 CET | Actualizado 01/02/2020 11:43 CET

Antonio Resines confiesa (sin querer) su secreto mejor guardado sobre 'Los Serrano'

Confesó porque no le quedó más remedio, básicamente.

TELECINCO
Antonio Resines en 'Mi Casa es la Tuya'

Decir Antonio Resines es decir un nombre propio del cine y la televisión en España, sí. Pero para muchos, es decir “Diego Serrano”, el histriónico padre de familia que protagonizó la serie Los Serrano en la primera década del S.XXI. ¿Quién no se acuerda de su final? Años después, el propio Resines, e ha confesado, sin querer hacerlo, a Bertín Osborne en Mi casa es la tuya (Telecinco) que estuvo a punto de no participar en la serie.

En realidad, la anécdota la inició Jesús Bonilla, inseparable hermano de Resines en la ficción (Santiago Serrano) y compañero de mil y una batallas en la vida real. “Este señor no lo quería hacer. Tuve que convencerle, que no lo veía claro, porque le tenías manía a Globomedia”.

“Pero no puedes decir esto aquí, corta esto, corta, Bertín. Tú eres gilipollas”, le intentó cortar Resines indignado.

Pero el también actor y habitual del entretenimiento nacional siguió explicando con todo detalle de dónde venía ese enfado con la productora: “Fuiste a grabar una colaboración en Siete Vidas y no te dieron camerino. Entonces dijiste que si no te daban camerino no te cambiabas. Estuvo una hora esperando y se cabreó”, le señaló Bonilla a Bertín.

“Pero si no sabes hacer la ‘o’ con un canuto, te saqué de la indigencia”, le replicó el ‘alter ego’ de Diego Serrano, entre risas.

“Resumiendo, Globomedia no se atrevía a llamarle a él directamente y me llamaron a mi, por si le podía convencer para tener una reunión. A mí me interesaba porque a mí me iban a pagar el doble”, recordó Bonilla.

Medio indignado y de risas, Resines quiso cortarle una vez más: “Osea todo era por la pela. Es verdad, pero no hace falta que se lo cuentes a todo el mundo”. En vano. Ninguno de sus intentos de “cortar” le funcionaba. Mientras, Bertín Osborne ejercía de espectador, entre carcajadas escuchando a la curiosa pareja. 

“Llegamos a la reunión y este lo primero que dijo que no le había gustado el guion. Dijo, ‘a mí solo me gustó lo de la escobilla, lo del baño’”, rememoró Jesús Bonilla en referencia a una de las escenas más recurrentes y míticas de Los Serrano. “Nada, que no le había gustado ni la trama ni nada, solo la escobilla. Me preguntó si me había gustado y le dije que sí”. “Eso sí, hay que reconocer que al final el guion se adaptó por él”, terminó de contar.

“Y gracias a mí fue un éxito”, remató con orgullo Resines. 

Lo que no sabemos es si en algún corte del programa volvió por un momento Diego Serrano armado con su famosa escobilla para vengarse de su “hermano”