Ayuso cierra definitivamente más de la mitad de las urgencias de atención primaria de Madrid

A partir de septiembre, de los 17 Puntos de Atención Continuada, solo diez tendrán médicos.
Isabel Díaz Ayuso.
Isabel Díaz Ayuso.
Europa Press News via Europa Press via Getty Images

La Comunidad de Madrid ha anunciado este lunes la reorganización de la atención de urgencia extrahospitalaria en la región, que incluye la reordenación de los Servicios de Urgencias Médicas de Atención Primaria (SUAP), que desaparecen como tal con esa denominación, y de esos, 17 se convertirán en Puntos de Atención Continuada (PAC), de los que siete serán de Enfermería.

Una medida que la Consejería de Sanidad ha adoptado “en base a criterios asistenciales” teniendo en cuenta varios parámetros como actividad, geográficos, poblacionales y de ausencia de un hospital cercano. El objetivo final, han indicado desde el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero, es lograr que ningún madrileño esté más lejos de 15 minutos de un centro asistencial.

En cualquier caso, Escudero ha recalcado que no se puede hablar de “recortes” sino que se trata de una “reorganización” de servicios en función de un estudio de la actividad, tanto prepandémica (2015-2019) como durante la pandemia.

Esta reordenación de los servicios se pondrá en marcha después del verano, previsiblemente a partir del mes de septiembre, ya que la Consejería de Sanidad quiere respetar los tiempos de descanso vacacional de los profesionales del Summa 112 que atienden estos servicios.

De esta forma, habrá 64 puntos de atención de urgencias extrahospitalarias, al sumar estos 17 a los que ya funcionan en la región y que incluyen 40 Servicios de Atención Rural (SAR), cinco puntos de Atención Continuada (PAC) que ya funcionan en Móstoles, Parla, Getafe y dentro de la capital en San Blas y Fuencarral, así como el Centro de Urgencias Extrahospitalarias (CUE) de El Molar y la Casa de Socorro de Alcalá de Henares.

Esta reordenación implica que los 37 SUAPs que funcionaban en la región hasta el inicio de la pandemia dejan de existir bajo esa denominación, aunque habrá 17 nuevos PACs en las zonas donde antes se ubicaban estos servicios de atención de urgencias cuando cerraban los centros de salud. “No se van a cerrar, se van a redordenar”, ha insistido el director general de Asistencia Sanitaria y Aseguramiento de la Comunidad de Madrid, Jesús Vázquez Castro.

En concreto, diez de ellos, dotados de médicos, enfermeras, especialista y celador, se ubicarán en Alcobendas, Colmenar Viejo, Fuenlabrada, Pinto, Rivas-Vaciamadrid y Tres Cantos, además de otros cuatro más en la capital en los distritos de Arganzuela (centro de salud de Pirámides), Vallecas (en el Federica Montseny), en San Blas (García Noblejas) y en Latina (Las Águilas).

“Lógicamente, a la hora de tomar esa decisión se ha valorado distintos indicadores y fruto de ese estudio que se ha realizado durante todo este tiempo y también condicionado por cómo ha impuesto la propia pandemia cómo es la utilización que hacen los madrileños de estos servicios, se ha tomado esta decisión”

- Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad

Estos centros abrirán de lunes a viernes entre las 20,30 y las 8,30 horas de lunes a viernes y 24 horas los fines de semana, el mismo horario que tenían los SUAPs. En cuanto a la dotación de cada uno, han indicado desde la Consejería, dependerá de factores como actividad y población, entre otros, de modo que irá desde los 10 médicos que tendrá el de Alcobendas a tres de Tres Cantos.

A ellos se sumarán otros siete Puntos de Atención Continuada de Cuidados de Enfermería, con equipos formados por enfermeras y técnicos de emergencias sanitarias del Summa 112, que se localizarán en Alcorcón, Las Rozas de Madrid, Leganés, Móstoles y Torrejón de Ardoz, así como en la capital en los distritos de Chamberí y Hortaleza.

Estos centros, que abrirán los fines de semana y festivos de 8,30 a 20,30 horas, prestarán servicios de continuidad asistencial de Enfermería, previa cita.

En cualquier caso, esta reorganización es un primer paso hasta el desarrollo del nuevo Plan de Emergencias de la Comunidad de Madrid, que se valorará con técnicos y sindicatos para avanzar en el nuevo mapa de la atención extrahospitalaria.

En principio, está previsto que se establezca un periodo voluntario de traslados para atender los nuevos puntos, tras lo cual se abrirá un nuevo proceso para cubrir las aldededor de 300 planzas necesarias (sbre una plantilla de unos 400 profesionales en el Summa).