Johnson dimite: "Nadie es indispensable en la política"

El primer ministro renuncia al cargo que ocupará de forma interina hasta que se elija un sustituto y anuncia que el proceso para elegir al líder del Partido Conservador ya ha comenzado.
|

“Está claro que ahora la voluntad del Partido Conservador es que tiene que haber un nuevo líder del partido y un nuevo primer ministro”.

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido

Tras meses salpicado de escándalos que se han saldado con la dimisión de hasta 57 miembros de su Gobierno, este jueves ha llegado la hora de la verdad. El premier Boris Johnson ha dimitido y ha anunciado que ya se ha puesto en marcha el proceso para elegir al nuevo líder del Partido Conservador. “Amigos, nadie es indispensable en la vida política”, ha afirmado, de una lección que ha llegado tarde.

Como ya se había venido anunciando en unas últimas y frenéticas horas, la pretensión de Johnson es la de seguir ocupando el cargo hasta que se designe a otra persona. “He nombrado un nuevo gabinete y yo lo dirigiré hasta que haya un nuevo líder”, ha señalado de una medida que distintos medios británicos, como la BBC, apuntan que abarcaría hasta otoño. La programación para elegir a su sucesor será anunciada la próxima semana.

“Pensaba que era mi deber, mi obligación con el pueblo británico [seguir con el mandato]”

- Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido

En su esperado discurso, ha vuelto a apelar a la mayoría absoluta cosechada en las elecciones de 2019 -el último clavo ardiendo al que se aferraba un día antes para no dimitir en el Parlamento-, agradeciendo a todos los que le votaron. Y siguiendo el patrón de otras de sus intervenciones ha explicado el motivo de por qué ha resistido hasta que la situación era absolutamente insostenible. “La razón por la que he intentado seguir con este mandato no era porque yo quería hacerlo personalmente”, ha comenzando argumentado para esgrimir lo mismo que hacía menos de 24 horas. “Pensaba que era mi deber, mi obligación con el pueblo británico”, ha justificado.

Boris Johnson, durante la intervención en la que ha anunciado su dimisión.
Boris Johnson, durante la intervención en la que ha anunciado su dimisión.
MAJA SMIEJKOWSKA via REUTERS

El hombre “triste” por dejar el “mejor trabajo del mundo”

Johnson no ha escondido el duro golpe que supone para su carrera política tener que abandonar el cargo que para él ha sido un “honor”. También ha asegurado que se marcha con tristeza. Fiel a su estilo, el aún premier ha dejado un mensaje a sus detractores y a sus escasos apoyos: “Sé que hay muchas personas que estarán aliviadas y algunas otras que estarán decepcionadas, estoy triste por dejar el mejor trabajo del mundo”, ha confesado, para inmediatamente agradecer a su esposa y sus hijos el apoyo recibido y anunciar que apoyará a quien le releve en el cargo.

También ha hecho un repaso por los grandes que ha tenido que afrontar y han marcado la actualidad política en los últimos años, como “conseguir acabar con la pandemia y la mayor campaña de vacunación del continente”. Johnson ha sacado pecho de haber consumado el Brexit, el mismo trampolín político que le impulsó al número 10 de Downing Street. También del apoyo brindado a Ucrania tras la invasión de Rusia, la misma guerra que le dio un respiro en plena oleada de informaciones por el escándalo del Partygate.

“Aunque en algunos momentos las cosas puedan parecer oscuras, yo sé que el futuro está en nuestras manos y lo tenemos por delante”

- Boris Johnson

Se refirió también a las consecuencias económicas del conflicto prometiendo un futuro de esplendor para Reino Unido: “Sé que vamos a ser el pueblo más próspero de Europa”. No obstante, ha subrayado que lamenta no haber podido “convencer” a sus compañeros de filas que no era el momento de abandonar el barco.

“Ser primer ministro es una educación en sí misma. He viajado por cada lugar del Reino Unido y he encontrado que mucha gente tenía una originalidad sin fronteras y estaba dispuesta a hacer frente a viejos problemas de distinta manera”, ha destacado Johnson dejando un último mensaje.

“Sé que aunque en algunos momentos las cosas puedan parecer oscuras, yo sé que el futuro está en nuestras manos y lo tenemos por delante”, ha concluido con unas palabras que bien le hubieran valido de consejo todas y cada una vez de las veces que le habían planteado que quizás era mejor dimitir.

Good bye, Boris.

Las cosas de Boris Johnson