INTERNACIONAL
11/10/2019 18:40 CEST

Bruselas y Londres entran en fase de "negociación intensiva" para tratar de evitar un Brexit sin acuerdo

Los Veintisiete avalan entrar en el "túnel" del debate, tras acercar posiciones Irlanda y Reino Unido

ASSOCIATED PRESS
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, durante un encuentro en Luxemburgo el pasado 16 de septiembre.

Los negociadores de la Unión Europea y Reino Unido han iniciado este viernes una fase de “negociaciones intensivas” para tratar de alcanzar un acuerdo en los próximos días que evite un Brexit caótico el próximo 31 de octubre.

“La Unión Europea y Reino Unido han acordado intensificar las negociaciones durante los próximos días”, ha informado la Comisión Europea en un comunicado, en el que se aclara que el bloque no ha cambiado de posición y que sigue viendo necesario que la alternativa a la salvaguarda irlandesa sea creíble y operativa.

Se trata de un nuevo esfuerzo que lleva las conversaciones a una última fase conocida como “túnel”, que supone que las partes se concentran sin filtraciones, ni consultas externas, en la tarea de detallar los términos de un acuerdo.

En una reunión informativa con los embajadores de los Veintisiete, el negociador jefe europeo, Michel Barnier, les ha pedido su apoyo para dar este paso y, según han indicado a Europa Press fuentes europeas, lo ha recibido. La oficina de Johnson ha celebrado este avance.

Barnier ha reiterado la determinación del bloque por dar con una solución a tiempo y ha advertido de que en los últimos contactos ha visto un “interés genuino” en el Gobierno de Boris Johnson para salvar los últimos escollos.

Londres trasladó la semana pasada a los negociadores europeos un texto legal con una alternativa a la salvaguarda irlandesa que prevé el acuerdo de retirada y que provoca el rechazo frontal de los británicos.

Pero la UE rechazó la propuesta al considerar que no ofrecía las garantías necesarias evitar la vuelta a una frontera dura en el Úlster, ni para proteger la integridad del Mercado Único; al tiempo que censuró a Johnson por recurrir a un “juego estúpido” de cruce de responsabilidades.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se verán los próximos 17 y 18 de octubre en una cumbre en la capital europea y, aunque los Veintisiete no han señalado en público una fecha para el punto de no retorno, en Bruselas se da por hecho que si no hay una propuesta creíble y legalmente operativa antes de esa cita, no habrá margen para evitar el fracaso de las negociaciones.

Por eso será determinante si los negociadores que entren en el “túnel” logran a lo largo del fin de semana superar los “puntos problemáticos” que la Unión Europea identificó en la propuesta británica. Tras el rechazo inicial de los Veintisiete, Reino Unido ha mostrado “disposición para explorar soluciones”, de acuerdo a las fuentes consultadas.

El respaldo de los Estados miembros a Barnier se ha producido horas después de que el negociador europeo se reuniera a primera hora con el ministro británico para el Brexit, Steve Barclay, en un encuentro que ambas partes han descrito como “constructivo”.

También ha sido determinante la reunión que mantuvieron el jueves Johnson y el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, tras la que el propio presidente del Consejo europeo ha dicho que hay “señales prometedoras”.

Barnier informará de nuevo el lunes al Parlamento europeo y a los Estados miembros de cómo transcurran las próximas horas y el martes, los ministros europeos podrán examinar en una reunión de Asuntos Generales en Luxemburgo si hay elementos para cerrar un acuerdo o no.

No aclara dudas

Johnson ha rehusado aclarar este viernes si contempla que Irlanda del Norte pueda permanecer en la unión aduanera tras la salida de Reino Unido del bloque comunitario. “Creo que me equivocaría si comentase las negociaciones”, ha alegado ante los medios, en un llamamiento para “dejar trabajar a los negociadores”.

“Puedo garantizar que bajo ninguna circunstancia habrá nada que perjudique la capacidad de todo Reino Unido para sacar partido del Brexit. Creo que es lo que la gente espera y es lo que vamos a obtener”, ha alegado el ‘premier’ británico, que ha reiterado las buenas sensaciones de la reunión mantenida el jueves con su homólogo irlandés.

Photo gallery Protestas ante la votación del Brexit en el Parlamento de Londres See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD