ECONOMÍA
01/07/2021 10:32 CEST | Actualizado 01/07/2021 10:34 CEST

La CEOE califica de "abordaje marxista" la propuesta de Trabajo para la reforma laboral

La patronal lleva un duro informe a la mesa de negociación y anuncia su "oposición frontal".

Óscar Cñas/Europa Press via Getty Images
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en una foto de archivo

La negociación entre la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y el Ministerio de Trabajo para alcanzar un acuerdo sobre la reforma laboral se prevé dura. O al menos eso se desprende del informe que la patronal ha puesto sobre la mesa y que tacha de “abordaje marxista” la propuesta del departamento de Yolanda Díaz.

En el documento, al que ha tenido acceso El País, se anuncia una “oposición frontal” a las medidas que estudia el Gobierno para desbloquear uno de los grandes asuntos pendientes de la legislatura. El borrador del anteproyecto que Trabajo presentó en junio ha sido descrito por la CEOE como un iniciativa “intervencionista, regresiva y desalineada con las necesidades del tejido empresarial y de los trabajadores”. 

A juicio de los empresarios, la propuesta de Díaz, que trata de derogar los aspectos más lesivos de la ley del PP, tiene “una profunda raigambre ideológica”. Por este motivo, la CEOE ha presentado una contraoferta cuyos detalles todavía no han trascendido. 

¿Qué propone Trabajo?

En líneas generales, el ministerio de Trabajo quiere modificar los tipos de contratos, primando los indefinidos en detrimento de los temporales, además de restringir la subcontratación y eliminar la prevalencia del convenio de empresa. El punto sobre la tipología de los contratos es uno de los factores que más resquemores ha causado en la CEOE. 

La patronal ha recuperado su argumentario tradicional, apuntando que puede desembocar en “una destrucción de empleo inesperada, en un contexto de gran incertidumbre”. Guarda gran similitud con lo ocurrido con la subida del salario mínimo y la alerta velada que contenía el último informe publicado por el Banco de España en esta materia.

La confederación presidida por Antonio Garamendi también ha vuelto a poner el foco en las exigencias de Bruselas para acceder a los fondos de reconstrucción derivados de la pandemia. De hecho, el Gobierno tiene cerca de seis meses para actuar en el marco de la reforma laboral, tras el compromiso fijado con la Unión Europea. Segundo el informe de la CEOE, la propuesta de Trabajo choca contra “las recomendaciones de la Unión Europea, de los organismos internacionales y las necesidades de la economía española”.

Un escenario marcado por los indultos y las pensiones

Con todo, este desencuentro entre la CEOE y Trabajo ha aterrizado en un complejo escenario. La situación está marcada por las críticas de la derecha a la patronal por abrirse a los indultos a los nueve condenados por la sentencia del procés.

No es el único hecho relevante que ha marcado los últimos días. Esta semana, el Ministerio de Inclusión Social ha anunciado un pacto histórico para la primera fase de la reforma de las pensiones, otro de los asuntos que exige Bruselas para acceder a las subvenciones comunitarias.

No obstante, la CEOE ha advertido este miércoles que en la segunda fase de la negociación tendrá que asegurarse el mantenimiento del factor de sostenibilidad o un mecanismo similar. “Da igual cómo lo llamemos”, ha sentenciado Garamendi.

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE