INTERNACIONAL
31/05/2019 19:07 CEST | Actualizado 31/05/2019 19:18 CEST

Detenido en Madrid un miembro del Estado Islámico por facilitar el retorno a Europa de combatientes

Se encuentra en prisión provisional

EL HUFFPOST

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a un presunto miembro del Estado Islámico (EI) por facilitar el retorno a Europa de combatientes en Siria.

La operación se ha desarrollado en el barrio madrileño de Vallecas, donde residía este individuo de nacionalidad siria y 43 años, domicilio que ha sido registrado. El detenido se encuentra en prisión provisional sin fianza desde el jueves, como dictaminó el juzgado de instrucción número 1 de la Audiencia Nacional.

La principal línea de investigación es que este ciudadano ejerciera de “mediador”, haciendo llegar dinero a los colaboradores radicalizados del también conocido como Daesh; cantidades que provenían de donaciones a la causa islamista.

Siempre según los investigadores, el detenido Se valía de canales clandestinos para operar con esos fondos y hacerlos llegar a territorio de conflicto, de acuerdo con la última instrucción del Estado Islámico, que ha instado a sus miembros a que retornen a sus lugares de origen.

“El operativo, que coincide con la pérdida total del control territorial del EI en Siria, supone la neutralización de una amenaza para la seguridad, puesto que evita la vuelta a nuestro territorio de elementos radicalizados y con experiencia de combate que hubieran podido materializar tanto acciones armadas como de captación de nuevos miembros”, según la Policía.

El método de la “Hawala”

Los envíos de dinero se efectuaban a través de distintos canales de transacciones monetarias, pero principalmente por medio de la tradicional “hawala”, un mecanismo de transferencia informal al margen del sistema financiero ordinario en el que se emplea mediadores y un código que reconoce a los intervinientes en la transacción.

La investigación ha constatado la existencia de una estructura establecida en Siria, formada por responsables económicos y combatientes, que trabajaban en estrecha colaboración. Algunos de los terroristas estaban “en disposición de retornar a Europa de forma inminente”, según la Policía.

La investigación también ha evidenciado que los combatientes extranjeros contactaban a través de redes sociales con adeptos al doctrinario de DAESH de diversas nacionalidades y les pedían que subvencionaran su periplo de vuelta.

Una vez establecida dicha relación, era en esas conversaciones virtuales donde les facilitaban el contacto de componentes del aparato financiero central de DAESH en suelo sirio. Los responsables de la “oficina de envíos” de la organización manejaban una red de contactos de confianza en Occidente.

Photo gallery Los liberados de manos del ISIS See Gallery

 

 

ESPACIO ECO