EEUU aviva 'la guerra de los microchips' con inversiones millonarias que incomodan a China

Biden asegura que el Gobierno chino intentó frenar su ley de microchips.
|
Biden tras la firma del decreto.
Biden tras la firma del decreto.
Chip Somodevilla via Getty Images

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha firmado este martes una ley que contempla una inversión total de 280.000 millones de dólares para recuperar la competitividad internacional en el sector de semiconductores. Según el texto, de ese total de inversión, 52.700 millones están dirigidos a fomentar la construcción y ampliación de fábricas nacionales de semiconductores con subsidios y créditos adicionales.

Un movimiento estratégico que no ha contentado a China. Hasta el punto en el que, según ha asegurado Biden, trató de frenar el decreto. Tal y como ha detallado, el Gobierno chino intentó influir para que no saliera adelante la ley de fabricación de microchips

“No es de extrañar que el Partido Comunista Chino presionara activamente a las empresas estadounidenses contra este proyecto de ley”, ha apuntado durante el acto en el que ha rubricado la nueva legislación, aprobada por la Cámara Baja estadounidense el pasado 28 de julio.

Todo ello con el objetivo de revertir la enorme dependencia que tiene Estados Unidos de microchips fabricados en el extranjero, especialmente en China.

“Hace más de 30 años, en América se hacía el 40% de la producción mundial de estos chips”, ha explicado Biden, pero luego “algo sucedió” y hoy apenas se produce “el 10% de los semiconductores”.

Así, añadió, “EEUU debe liderar en el mundo la producción de estos chips avanzados”.

Biden también ha recordado una anécdota de hace unos años, cuando se reunió con el presidente chino, Xi Jinping. “Me pidió que definiera EEUU. con una sola palabra y dije posibilidades. En EEUU, todo es posible”, ha añadido.

En la firma, el presidente estuvo acompañado, entre otros, por la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, cuya visita a Taiwán la semana pasada ha tensado las relaciones entre Pekín y la Casa Blanca.

En el acto se recordó además que la firma estadounidense Micron Technology acaba de anunciar que planea invertir 40.000 millones de dólares en la fabricación de semiconductores en el país norteamericano.

El fabricante de chips, con sede en Idaho, anunció que la inversión creará 40.000 nuevos puestos de trabajo, incluidos 5.000 puestos técnicos y operativos altamente remunerados.