INTERNACIONAL
24/06/2021 10:24 CEST

El Ejército alemán nombra a su primer rabino militar en 100 años

Un símbolo de la renovación de la vida judía en el país, décadas después del Holocausto.

picture alliance via Getty Images
El rabino Zsolt Balla, el pasado 21 de junio, en su toma de posesión del cargo, en Leipzig.

Alemania acaba de nombrar a su primer rabino militar en 100 años. Tan sencillo, el titular, y tan hondo. Palabras como nazismo y shoa saltan como un resorte al leerlo. Ha costado, pero en 2021 se recupera ese asesor religioso, ese guía para los soldados judíos que quieran recurrir a él. Porque en Alemania, ahora, los hay. Como los que más. En igualdad. Muchas emociones removidas con un sencillo gesto. Como dice la agencia AFP, es “un símbolo de la renovación de la vida judía décadas después del Holocausto”.

Actualmente, hay sacerdotes y pastores brindando servicios religiosos a los aproximadamente 94.000 cristianos en el ejército germano, pero no había un equivalente al capellán para los soldados judíos, que suman alrededor de 300.

Al asumir el cargo el pasado lunes, Zsolt Balla, de 42 años, nacido en Hungría, subrayó lo que describió como una “responsabilidad histórica” ​​de servir a los soldados judíos. Este padre de tres hijos que vive en Alemania desde 2002, dijo a la emisora ​​pública Bayerischer Rundfunk que quería que sus compañeros de fe se sintieran “tan integrales” en las fuerzas armadas como sus homólogos en países como Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

Balla explica que trabajará en la línea de erradicar el antisemitismo y otras formas de odio de las filas de las fuerzas armadas, a base de “buen trabajo, conversaciones e intercambio”.

Compaginará su nueva labor con su rabinato en su congregación en Leipzig, en la junta de la conferencia de rabinos ortodoxos y como rabino estatal de Sajonia. 

“La vida judía es evidente en nuestro país”

La ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, anunció los planes para este nombramiento en diciembre de 2019, afirmando que con él quería enviar “un mensaje importante a nuestros soldados judíos” y enfatizando que “la vida judía es evidente en nuestro país”.

Los consejeros religiosos del ejército ofrecen asesoramiento sobre cuestiones éticas y acompañan a los soldados en su formación o formación continua, algo que genera un importante debate sobre todo en países occidentales, donde se cuestiona la presencia de personal religioso en un cuerpo laico. Nuevos rabinos militares se unirán a Balla en el futuro y ya ha habido propuestas para establecer un consejero religioso para los 3.000 soldados musulmanes. Sin embargo, las conversaciones se han retrasado porque no existe una institución coordinadora central que represente a la comunidad.

El fantasma de la ultraderecha

Las fuerzas armadas de Alemania han sido criticadas repetidamente a lo largo de los años por sospechas de que algunos miembros simpatizan con la extrema derecha. Esto incluye conexiones importantes con grupos neonazis, obviamente antisemitas. 

En 2018, la entonces ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, ordenó a los militares que depuraran todos los vínculos con la Wehrmacht en tiempos de guerra, después de enterarse de que en uno de sus cuarteles se mostraban cascos de acero y objetos de interés del ejército de la era nazi.

Más recientemente, Kramp-Karrenbauer prometió tomar medidas decisivas contra los casos de radicalismo en las fuerzas de seguridad después de una serie de escándalos sobre redes de extrema derecha en la policía y el ejército.

El servicio militar de contrainteligencia de Alemania dijo el año pasado que unos 600 soldados de la Bundeswehr eran sospechosos de extremismo de derecha.

Photo gallery Auschwitz en 2015 See Gallery

NUEVOS TIEMPOS