Serra, exministro de Defensa: "Si no gastamos en Defensa los demás nos miran con menos respeto"

El que fuera ministro con Aznar ha llegado a reconocer "vergüenza" por la actual inversión destinada por España a fines militares
Eduardo Serra, en un acto reciente entre González y Aznar
Eduardo Serra, en un acto reciente entre González y Aznar
Europa Press News via Getty Images

El exministro de Defensa Eduardo Serra está feliz por el anunció del aumento de la inversión hecho por Pedro Sánchez, hasta el 2% del PIB. Una decisión, ha dicho el que fuera titular de la cartera entre 1996 y 2000 que, hace “más respetable” a España.

Para el exministro en el primer Gobierno de Aznar y exsecretario de Estado de Defensa con Felipe González, “aunque la gente en la calle no se dé cuenta, el que uno gaste lo que tiene que gastar en Defensa le hace respetable a ojos de todos los demás”, porque “si no gastamos en Defensa los demás nos miran con menos respeto”. Así, España “puede jugar un papel mucho más importante” en la Alianza Atlántica si se confirma esa subida de la partida presupuestaria, como ha reconocido en una entrevista a EFE.

Tirando de su criterio como exministro, Serra ha reconocido que “me daba vergüenza que España fuera el país que menos gastaba en defenderse, después de Luxemburgo”.

El exministro también ha mostrado su satisfacción por la ampliación anunciada de la presencia militar de EEUU en la base de Rota (Cádiz) en la entrevista “España, ha sido un aliado muy fiel de EEUU, que ahora tengamos probablemente el cuartel naval más importante de Europa quiere decir que crece la importancia de España dentro de la Alianza”.

“Me daba vergüenza que España fuera el país que menos gastaba en defenderse, después de Luxemburgo”

- Eduardo Serra, ministro de Defensa entre 1996 y 2000

Asimismo, ha valorado que la OTAN empiece a mirar “no solo a Rusia, sino también a los riesgos que pueden venir en el sur”. A su juicio, “la ampliación de Rota y sus capacidades viene a indicar también que hay que poner más atención al sur”.

Por ello, cree que es una “medida sabia y pacificadora” el refuerzo militar que ha supuesto la cumbre de la OTAN ante lo que pueda venir. “Desdichadamente cuando suenan tambores de guerra, hay que preparase para lo peor y están sonando tambores de guerra”, ha rematado.