Estados Unidos levanta las restricciones de vuelo a Cuba impuestas por Trump

La medida facilita que los cubanos que residen en el país norteamericano puedan visitar a sus familiares en la isla, un gesto en la línea más apaciguadora de Biden.
Un vuelo de American Airlines con banderas de Cuba y EEUU llega al aeropuerto José Martí de La Habana, en 2016.
Un vuelo de American Airlines con banderas de Cuba y EEUU llega al aeropuerto José Martí de La Habana, en 2016.
YAMIL LAGE via Getty Images

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha explicado que el Ejecutivo estadounidense ha levantado este miércoles una serie de restricciones de vuelo a Cuba impuestas por el ex presidente Donald Trump.

El Departamento de Transporte estadounidense ha emitido la orden a petición de Blinken, quien ha explicado que la acción es “en apoyo del pueblo cubano, y en los intereses de la política exterior de Estados Unidos”, tal y como ha recogido CNN.

Las restricciones de vuelo se han levantado con “efecto inmediato”, facilitando que los cubanos que residen en el país norteamericano puedan visitar a sus familiares en la isla.

La Casa Blanca anunció el mes pasado que ampliaría los vuelos a Cuba, tomaría medidas para flexibilizar las restricciones a los viajeros estadounidenses a la isla y levantaría las restricciones sobre el dinero que los inmigrantes pueden enviar a personas en el país latinoamericano.

La administración Trump emitió una serie de restricciones que incluían la prohibición de que las compañías aéreas estadounidenses volaran a ocho aeropuertos internacionales de Cuba fuera de La Habana, incluidos los de Camagüey, Cayo Coco, Cayo Largo, Cienfuegos, Manzanillo, Matanzas y Santiago de Cuba.

De cara a la Cumbre de las Américas

EEUU está dando pasos conciliadores de cara a la Cumbre de las Américas de la próxima semana en Los Ángeles. El objetivo de Biden en el evento es cerrar un pacto regional sobre migración, aunque también se abordarán otros asuntos como la economía, la crisis climática, el estado de las democracias o la pandemia de covid-19.

La visión que llevará Washington a la cumbre es que la migración irregular no es solo un asunto de la frontera entre Estados Unidos y México, sino “un problema regional que afecta a casi todos los países” americanos, y buscará que todas las naciones asuman sus “responsabilidades”, afirma Juan González, principal asesor para Latinoamérica del presidente estadounidense.

González, la pasada noche, se negó a concretar si se invitará a la cita a Juan Guaidó, el líder de la oposición de Venezuela, reconocido como presidente por una cincuentena de países occidentales. EEUU”sigue reconociendo como presidente interino” a Guaidó, a quien apoya desde 2019 para liderar un diálogo que lleve a Venezuela a unas “elecciones libres”, pero no dicen si estará o no en la cita. González admitió que en la región “hay Gobiernos con visiones diferentes” con los que EEUU mantiene conversaciones para que la cumbre no fracase.

Obama en Cuba