Life

Fácil y barato: el truco para limpiar el moho de los azulejos del baño

Y no hace falta comprar ningún productos especial.

En toda casa hay rincones difíciles de limpiar y uno de ellos suele ser las juntas de los azulejos de la cocina y el baño. Con el paso del tiempo, lo que se conoce como lecheado [la parte blanca que une las baldosas] va ensuciándose de moho y grasa y pasa a tener un color negro que parece casi imposible de quitar.

Este moho suele ser producto de la humedad y aparece casi continuamente en zonas expuestas a agua y vapor. Sin embargo, si alcanza altos niveles puede tener efectos nocivos en personas con asma o enfermedades respiratorias. Para evitar llegar a ese punto, el Centro de Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, de sus siglas en inglés) recomienda ventilar, limpiar en profundidad las zonas y secarlas y, sobre todo, llevar un control de la humedad de estas habitaciones evitando, por ejemplo, que se genere mucho vapor.

Aunque hay productos de limpieza para este tipo de manchas, el método más efectivo para acabar con ellas es un truco casero. Fácil, muy barato y rápido.

Con este sistema, que no usa productos químicos, bastan unos minutos para limpiar toda la pared del baño. Para llevarlo a cabo solo hace falta agua tibia, bicarbonato, limón y vinagre, o bien agua oxigenada y detergente lavavajillas a mano.

Estos son los pasos a seguir para que recuperen el blanco original o, al menos, se eliminen esas manchas.

1. Mezclar en un recipiente alguna de las dos fórmulas:

  • Un vaso de agua tibia
  • Dos cucharadas de bicarbonato
  • Un chorrito de limón
  • Una taza de vinagre

___________________

  • Media taza de agua oxigenada
  • Dos cucharadas de bicarbonato
  • Un vaso de agua
  • Un poco de detergente lavavajillas a mano

2. Mojar en la mezcla un cepillo de dientes nuevo o un cepillo para fregar.

3. Aplicar la mezcla por todas las juntas manchadas haciendo hincapié en las juntas.

4. Dejar actuar.

5. Limpiar con una bayeta seca.

Manos a la limpieza sin estrés