El primer fuego interno de Feijóo: la “plurinacionalidad” de Bendodo incendia a parte del PP

Malestar entre sectores populares por el discurso sobre Cataluña y miedo a que Vox capitalice este tema.
Feijóo y Bendodo
Feijóo y Bendodo
Europa Press News via Getty Images

“Yo creo que, efectivamente, España es un Estado plurinacional”. Esta frase salía de la boca de… Elías Bendodo, el todopoderoso número tres de Feijóo. Unas palabras dentro de una entrevista en El Mundo, en la que defendía también que Cataluña es una “nacionalidad” dentro del Estado español. Esto suponía un cambio en el discurso de los populares, que tanto han criticado a Pedro Sánchez por este tipo de expresiones, y ha descolocado a una buena parte del Partido Popular.

Bendodo ha tenido que salir a matizar sus palabras, diciendo que no se expresó correctamente y que su postura es clara en materia territorial. Pero el incendio continúa dentro del Partido Popular, donde sectores no terminan de encajar el discurso territorial que quiere impregnar Feijóo.

Una de las obsesiones que tiene el gallego desde que llegó es mostrar un rostro más amable en comunidades como el País Vasco y Cataluña, donde el PP se ha convertido en un partido casi residual con sus proclamas duras. El gallego apuesta por un discurso más integrador, que reconecte con parte del empresariados de esas zonas y con un enfoque para que no dé miedo al Partido Popular.

Feijóo
Feijóo
Europa Press News via Getty Images

En el Cercle d’Economia, en Barcelona, Feijóo desplegaba hace unos días una intervención que gustó mucho entre los presentes, en la que defendió la identidad territorial frente a “mentalidades centralistas”. En la sala calaban las palabras, pero ya sectores del PP empezaron a revolverse, según fuentes populares, y algunos barones tampoco entendieron bien el rumbo.

Dirigentes del PP no comprenden que se abra este melón en estos momentos, donde el discurso que debería predominar es el económico, el flanco más débil para Pedro Sánchez y en el que se había centrado hasta el momento el expresidente de la Xunta. Y a parte del PP le ha extrañado que Bendodo hiciera estas afirmaciones en plena precampaña de las elecciones andaluzas, donde cualquier fallo puede ser aprovechado por Vox.

Esta es otra preocupación entre parte de los populares: que Vox entre con fuerza en este debate y con un discurso duro y muy ideologizado. El tema catalán ha sido clave para el ascenso de la ultraderecha y ha quitado muchos votos a los populares. El propio Abascal ha visto un buen filón y se ha lanzado contra Bendodo: “Acabamos de escuchar que el número tres del PP, el número 2 del PP en Andalucía, ha dicho que España es un estado plurinacional. Es decir, que España es un Estado, una cáscara. España para ellos no es una nación. Ya había dicho Feijóo hace muy poco tiempo que Galicia era una nación sin Estado. El problema de esas declaraciones es que demuestran su poca fe en la nación”.

Bendodo
Bendodo
Europa Press News via Getty Images

Este malestar lo mostraba públicamente en un tuit Cayetana Álvarez de Toledo, que apoyó a Núñez Feijóo durante la cainita crisis del PP. La diputada recuperaba unas declaraciones antiguas de Juanma Moreno en las que decía: “Me gustaría que alguien del PSOE me explicase en qué consiste la España plurinacional”. En privado, además, muchos populares han mostrado su “extrañeza” por la frase del. malagueño.

El presidente del PP trata de zanjar este debate lo más pronto posible y ha roto su silencio este martes en una acto en Ceuta. “España no es un Estado plurinacional, es una obviedad, el debate no existe”. El gallego ha señalado que el ideario del PP es el escrito en la Constitución y ha calificado de “error” las palabras de su número tres, recordando que ya ha rectificado. Ha subrayado que España es una nación, que garantiza nacionalidades y regiones.

El discurso del PP en materia territorial siempre ha sido una de sus banderas y uno de las asuntos que genera más sensibilidades dentro del partido. Pero también son conscientes los populares de que han perdido la conexión en varias autonomías, como Cataluña y el País Vasco, algo que es muy peligroso para las urnas si Feijóo quiere lograr una amplia victoria.

Y esta polémica llega en un momento clave para el PP, al tener las elecciones andaluzas el 19 de junio, que serán el primer termómetro electoral de la era Feijóo, y a las puertas del congreso del PP de Madrid (el viernes y el sábado), un territorio precisamente donde el discurso en materia territorial es muy fuerte y duro, sin la sensibilidad de otras autonomías y con Isabel Díaz Ayuso intentando marcar su ruta ideológica.

Feijóo trata de enterrar rápidamente el tema, pero ya siente el calor de su primer incendio interno.

XX Congreso Nacional del Partido Popular

El PP construye su nueva etapa en Sevilla