NOTICIAS
26/05/2021 20:53 CEST | Actualizado 27/05/2021 00:49 CEST

El Villarreal hace historia y gana la Europa League en los penaltis 11-10 al Manchester United

Un fallo de De Gea, el portero del United, da el primer título de su historia al 'Submarino Amarillo' tras una tanda para los anales del fútbol.

ALEKSANDRA SZMIGIEL via AFP via Getty Images
Los jugadores del 'Submarino Amarillo' celebran su primer título

No siempre fue el ‘Submarino’ ni siquiera fue siempre amarillo. Pero siempre tuvo la ilusión de vivir noches como esta. Y la noche llegó: el Villarreal es campeón de la Europa League. Y lo es del modo más impensable, en los penaltis y gracias a un fallo de De Gea, el portero del Manchester United, en el vigesimosegundo lanzamiento.

En la noche de Gdansk y con algo de público venido desde ‘casa’ presente detrás en la portería en la que se jugó el momento clave, 11-10 acabó una tanda que quedará en los anales del fútbol.

El equipo de una pequeña localidad castellonense de poco más de 50.000 habitantes, apenas el doble del aforo de su estadio, reina en Europa en su primer título (sin contar la Intertoto) y jugará la Champions League la próxima temporada.

Suculento premio por haber resistido al todopoderoso Manchester United, con el que firmó tablas 1-1 al final del tiempo reglamentario, con goles de Gerard Moreno (siempre Gerard Moreno, ¡vaya temporada la suya!) en el 28′ y el empate de Cavani en el 54. No cambió el cuento durante la prórroga que, eso sí, fue un rosario de calambres, lesiones, parones de tiempo y algún que otro susto.

Marcaron todos desde los 11 metros. Todos es todos, incluido el portero villarrealense, Rulli. Hasta llegar a ESTE MOMENTO:

Una historia con mucho que contar

Casi 100 años van desde que el primer retazo del actual Villarreal comenzara su camino. Fueron unos pocos amistosos y un proyecto que no sobrevivió más allá de los primeros años de posguerra, pero sentó las bases de lo que vendría a partir de 1942. Entonces nació el verdadero germen del ‘Submarino’, el Club Atlético Foghetecaz.

Desde ahí, desde lo más bajo, solo se miró hacia arriba, incluso cuando llegaron los malos momentos. Refundaciones, cambios de nombre, cambios casi de todo en el camino hacia una cima que el club amarillo rozó en 2006.

Aquella maldita noche en El Madrigal, vuelta de las semifinales de Liga de Campeones frente al Arsenal, cuando un penalti en el descuento de Riquelme, el gran ídolo local para más ironía, despertó al Villarreal del sueño europeo. 

Han pasado 15 años de uno de los episodios más tristes en la historia del club y ahora ha tenido que ser otra vez el punto de los 11 metros el que decidiese el destino del ‘Submarino Amarillo’. Pero esta vez, a su favor. ¡El Villarreal es campeón de la Europa League! 

TERRITORIO PARADORES