POLÍTICA
30/08/2021 08:08 CEST

Investigan la violación múltiple de una menor de 17 años en Plentzia

La muchacha se separó de su grupo de amigos estando en la playa, cuando un primer hombre la agredió, y ahora se investiga si varios más se unieron al ataque.

David Crespo via Getty Images
Un coche patrulla de la Ertzaintza, en una imagen de archivo.

La Ertzaintza investiga una supuesta agresión sexual a una adolescente de 17 años en la localidad vizcaína de Plentzia, un caso denunciado este domingo en las dependencias policiales, según ha informado el Departamento Vasco de Seguridad.

La supuesta violación se produjo al parecer pasadas las dos de la madrugada del sábado al domingo en las inmediaciones de la playa de Plentzia, y se investiga si pudo tratarse de una violación grupal. Una amiga de la víctima avisó a la Ertzaintza y después la joven interpuso una denuncia por agresión sexual en la comisaría, según informa El Correo

Los hechos se produjeron en la playa después de que la muchacha se separase de sus amigas. La víctima explicó a los agentes que un primer chico se sobrepasó con ella y después se unió otro. La policía investiga si pudo haber más implicados, añade este medio. 

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha condenado enérgicamente por medio de las redes sociales la agresión a esta joven y ha puesto a su disposición todos los recursos de su Departamento. “Siempre con las víctimas. No es siempre no”, ha concluido.

 

El Ayuntamiento de Plentzia tiene previsto celebrar este lunes una junta de portavoces para consensuar un comunicado de condena, y el movimiento feminista local convocó ayer por la tarde una concentración en la localidad para condenar esta agresión sexual, bajo el lema “No vamos a permitir ninguna agresión machista”. 

Las cuadrillas de Plentzia y Gorliz han condenando los hechos, mostrando su apoyo a la víctima. “Queremos dejar claro que no vamos a consentir este tipo de actos en nuestro pueblo ni en ningún otro lado”, han criticado en un mensaje publicado en las redes sociales. “No estamos seguras ni seguros en nuestro propio pueblo”, lamentan, según informa Deia

Plentzia, una villa marinera situada a menos de 30 kilómetros de Bilbao, se ha convertido en un foco de conflictos a lo largo de todo el verano. Miles de jóvenes han tomado la playa cada fin de semana para hacer botellón bajo la desesperación de los vecinos. El ayuntamiento, incapaz de controlar la situación, pidió refuerzos policiales para poder afrontar el problema, que en ocasiones ha terminado en batallas campales.

Photo gallery Las pancartas del 8-M See Gallery

TERRITORIO PARADORES