VIRALES
28/04/2020 15:48 CEST | Actualizado 28/04/2020 21:11 CEST

José María García sorprende con su opinión sobre Santiago Abascal

El locutor estuvo en el programa 'Estado de alarma'.

El popular exlocutor radiofónico José María García fue entrevistado este lunes en el canal de Youtube de Javier Negre, Estado de alarma. Junto a ambos también estuvo el actor Enrique San Francisco

Como lo hizo siempre, García contestó a todo lo relacionado con la política. El periodista aseguró que actualmente “hay una manada de gente aferrada al guerracivilismo que nos quiere conducir a hace 80 años” y que hay otros políticos “apegados al poder”. De hecho, ante esta situación propuso empezar de cero y entrar en una nueva disciplina llamada isocracia.

“Es un gobierno de iguales. Me he pegado diciendo media vida que los políticos eran un mal necesario, pero ahora creo que son un mal innecesario, viviríamos cojonudamente sin ellos, al menos con los de ahora y los de antes”, explicó. 

Entonces, García empezó a hablar de nombres. Primero defendió a Pedro Sánchez de las críticas de Aznar o Casado: “Por mucho que se le de al señor Sánchez, en qué era mejor y por qué presume el prepotente de Aznar. ¿Y Pablo Casado quién es? Es el apéndice de Aznar, en Génova era Pablo y ve... Pablo y ve a por agua, Pablo y ve a por un bolígrafo”. 

Tras estas palabras, Negre le preguntó por su opinión sobre Santiago Abascal. “Desgraciadamente es algo tremendamente penoso, lo incluiría en ese apartado de quien nos quiere llevar al guerracivilismo. De vez en cuando, dice alguna barbaridad que bueno, se puede conjugar, pero en líneas generales no estoy de acuerdo en nada con él”. 

García después fue crítico con Sánchez, del que afirmó no haber tenido “la habilidad de ver lo que se avecinaba cuando ya había comenzado en China”: “Es un presidente constitucionalmente elegido y es verdad que lo que ha llegado no se esperaba, pero todo lo que han hecho, lo han hecho horrorosamente mal. Cómo puedes lanzar y proyectar una manifestación”.

El locutor también fue cuestionado por la trayectoria profesional de Irene Montero, la ministra de Igualdad, y por Pablo Iglesias, el vicepresidente segundo.

“De momento es un mérito que de cajera tenga la fuerza, el vigor y la valentía de esforzarse para llegar a abogada. Es verdad que los títulos de derecho no son como los másters”, aseguró de Montero, aunque se mostró contrariado por el hecho de que exista un ministerio de Igualdad.

Sobre Iglesias, afirmó conocerle desde la universidad y reconoció haber visto con buenos ojos su llegada: “Estaba hasta los mismísimos huevos con perdón del bipartidismo: cuatro años del PSOE y luego otros cuatro PP. Estamos hablando del PP con Gúrtel, Barcenas y del PSOE de Andalucía. Cuando aparece en la puerta del Sol lo recibo encantado, pero en 15 días te desencantas porque una cosa es la teoría y otra la práctica”.

Sin embargo, García sí que defendió a Iglesias por, por ejemplo, sus participaciones en los debates: “Ahí habéis observado que es el mejor, el más preparado y el más listo. El problema es que tiene unas ideas con las que no puedo comulgar”.

Además, le quitó importancia a la casa que se compraron ambos Iglesias y Montero en Galapagar, que tantos titulares ha dado: “El señor Aznar tiene un casoplón en Guadalmina. El casoplón de Galapagar de Iglesias es de tercera división comparado con lo que tiene él ahí”.