NOTICIAS
12/08/2019 10:19 CEST

Joyas de autodefensa: la idea de dos jóvenes para volver seguras a casa

En España se denuncia una violación cada cinco horas. Dos chicas han creado una línea de joyas fáciles de usar que dejan marcado al agresor.

SASSYBARK

Amanda Cámara, de 32 años, es una de las cientos de jóvenes españolas que teme volver sola a casa. Fue su primera preocupación cuando empezó a ir en bicicleta al trabajo, teniendo que cruzar la Casa de Campo de Madrid. No es exageración: en España se denuncia una violación cada cinco horas. Y esos son los casos en los que las mujeres se atreven a pasar el difícil proceso de contarlo, durante el que se sienten “juzgadas, invisibilizadas, cuestionadas y desprotegidas”, según un informe de Amnistía Internacional que sitúa a España a la cola de denuncias. 

Amanda y su amiga Carolina García han transformado este miedo en rabia y han creado una startup de joyas de autodefensa para las mujeres. “Siempre he tenido mucha conciencia y sentido del riesgo. He pasado miedo volviendo sola a casa, en situaciones oscuras o viajando”, cuenta Cámara. Con su idea quieren poner fin a esa “sensación de desprotección”: “Queremos que nos dejen de violar, sentirnos protegidas y marcar al agresor”. 

SASSY

Fue su madre, preocupada como tantas otras por la seguridad de su hija, quien la insistió en que se comprase un spray con vaciador rápido por si le pasaba algo. Pero “ese diseño no está hecho para actuar rápido, sino para llevarlo en la mochila”, asegura Amanda, que buscó en internet alguna alternativa y no encontró nada. “Había cosas tremendas e inútiles así que pensé en una joya adaptada para nosotras, que la tengamos a mano en la calle”, sostiene. “Todas pasamos mucho miedo al volver a casa y yo conozco personalmente a amigas a las que han acosado o violado”, lamenta. 

Deja marcado al agresor

Y de ese miedo salió la marca de joyas de autodefensa Sassy, con el que las mujeres tienen de su lado el factor sorpresa al tener la posibilidad de llevar el spray colgado en el cuello.

Se trata de un collar con un spray en su interior completamente legal en España homologado por el Ministerio de Sanidad y el de Interior. Tiene la ventaja de que deja marcado al agresor con un tinte ultravioleta que permite a la policía identificarlo hasta 48 horas después del ataque y los efectos son temporales. 

Las jóvenes están en la fase de validación de su proyecto, que ha tenido buena acogida. Pero están abiertas a ideas: “Escuchamos sugerencias, diseñamos prototipos y estamos en contacto con los proovedores de joyas”. El siguiente paso es hacer un crowdfunding y lanzarlo al mercado. 

ESPECIAL PUBLICIDAD