Las 7+1 claves que deja la segunda vuelta de las presidenciales francesas

Macron gana, sí, pero hay mucha letra pequeña.
|
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su mujer, Brigitte Macron, celebran los resultados electorales
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su mujer, Brigitte Macron, celebran los resultados electorales
BENOIT TESSIER via REUTERS

Y el himno de la Unión Europea, la Oda a la Alegría, volvió a sonar de la mano de un presidente francés. Emmanuel Macron ha revalidado su título este domingo 24 de abril permitiendo que su país y el mundo respire tranquilo: la extrema derecha no se ha hecho con el Elíseo. El 58,55% que ha conseguido el líder francés frente al 41,45% de Marine Le Pen es la gran noticia de la noche, pero hay letra pequeña y es necesario mirar más allá.

1. Macron gana, pero tiene tarea

Macron celebra su victoria frente a Le Pen
Macron celebra su victoria frente a Le Pen
BENOIT TESSIER via REUTERS

El líder de La République En Marche! se ha hecho con el 58,55% de los votos y se ha impuesto a su rival, la ultraderechista Marine Le Pen, que ha conseguido el 41,45% de los votos. La mala noticia para el ganador de esta noche es que su victoria es menos dulce que la protagonizó en 2017, cuando logró más del 66% de los votos. Esto tiene una lectura de la que es más que consciente: revalida el cargo en dos décadas, sí, pero lo hará en un país muy polarizado en el que la ultraderecha se erige en la segunda fuerza y se declara la oposición.

La Agrupación Nacional de Marine Le Pen ha logrado casi la mitad del apoyo de los franceses por primera vez en la historia, en detrimento de los partidos tradicionales que se desplomaron en la primera vuelta.

Él. consciente de la situación, celebra su triunfo -al fin y al cabo un presidente francés no revalidaba cargo desde tiempos de Jacques Chirac- pero lanza un mensaje contundente: “Vamos a trabajar por esas personas que no nos han dado su confianza”.

Examinando con lupa el resultado de Macron, otro dato más: ha salido reelegido con aproximadamente - a falta del escrutinio oficial- el 38% de los votos de los votantes registrados, frente al 43,6% de hace cinco años. Este es el nivel más bajo desde Pompidou en 1969, según los datos de Ipsos.

2. Le Pen no se va y mira a las legislativas

Lejos de presentarse como una candidata derrotada, Le Pen ha valorado los resultados de este domingo tan solo 12 minutos después de conocerse para felicitarse por lo logrado. “Se equivocaban los que decían que íbamos a desaparecer”, ha proclamado. Su sonrisa deslizaba la realidad: su resultado es algo histórico, inédito, en la historia de Francia.

Se ha comprometido a ser un “contrapoder fuerte” frente a Macron, la “verdadera oposición” en un escenario marcado por la pérdida de apoyo de los partidos tradicionales. En este sentido, ha lanzado el que ha sido su otro gran titular de la noche: espera que haya próximamente “un gran cambio”, de la mano las elecciones legislativas, el 12 y 19 de junio: “El partido no ha terminado”. “Sabemos que ningún patriota puede aceptar que Macron esté presente de forma destructiva”.

3. El mal dato de la participación

Se venía avisando y, al final, se ha cumplido: la abstención se ha situado en torno al 28%, convirtiéndose en la más alta en medio siglo en una segunda vuelta, solo superada por las presidenciales de 1969. Aquellas, como recuerda la agencia Efe, estuvieron marcadas por la retirada de De Gaulle tras las revueltas estudiantiles del año anterior y por un claro llamamiento a la abstención de la izquierda. Entonces fue del 28,2% frente al 31% de este domingo.

4. Incógnita resuelta: a dónde ha ido el voto de los seguidores de Mélenchon

Eran el quebradero de cabeza de Macron y Le Pen: los votantes del líder de Francia Insumisa, tercero en la primera vuelta, eran su gran objetivo. Él había instado a no votar a Le Pen, pero en ningún momento había pedido el voto hacia Macron, como sí habían hecho otros líderes derrotados. Por eso, saber qué harían finalmente sus seguidores, era una de las grandes incógnitas de la noche.

Ahora, gracias a una encuesta elaborada por Ipsos-Sopra Steria ya se sabe que un 42% de los seguidores de Mélenchon se ha decantado por Macron, un 17% se han por Le Pen, un 24% se ha abstenido y un 17% ha votado en blanco o nulo.

Según esta misma encuesta, hay otra lectura más: Macron ha recibido un respaldo de 10 puntos menor que en 2017 de los seguidores del líder de Francia Insumisa, mientras que el 17% de ellos que esta vez ha votado por Le Pen, es 10 puntos más que hace cinco años.

5. Quién ha votado a quién

Ajustándonos al último estudio de Ifop, del que se hace eco la agencia Efe, ya estaba claro qué iba a pasar: a Macron le votan muy mayoritariamente los pensionistas (un 65%), las grandes ciudades y toda la región de París, así como las clases sociales de los estratos superiores. El presidente reelecto queda muy por detrás de Le Pen entre los obreros (34% frente a 66%), entre los empleados (44% frente a 54%) y entre las personas con bajo nivel de estudios.

También entre las dos categorías con los ingresos más bajos: tanto entre los considerados pobres, que ganan menos de 970 euros al mes (41% de votos para Macron frente a 59% para Le Pen) como entre los que reciben entre 970 y 1.450 euros (46% frente al 54%).

6. Mélenchon quiere ser primer ministro

Después de Le Pen ha comparecido el líder de Francia Insumisa, que se ha congratulado de la derrota de la líder de la extrema derecha, pero ha minimizado la victoria del presidente francés. “Es el presidente peor elegido de la V República”, ha sentenciado, al tiempo que ha destacado que ha habido un “océano de abstención”.

Por eso ha apelado a su seguidores a que le voten en masa en las que ha llamado la “tercera vuelta” de las presidenciales, las legislativas: “La democracia nos da los medios para cambiar de rumbo. El 12 y el 19 de junio, podemos batir a Macron”.

7. La UE respira “cinco años más”

No suele ser habitual pero es muy sintomático del miedo que había: al poco de conocerse la victoria de Macron han ido sucediéndose, en cascada, las felicitaciones al presidente desde los líderes europeos.

8. Qué necesita Macron en las legislativas de las que todo el mundo habla ahora

Ni un minuto de tregua va a tener Macron para saborear su victoria de este domingo ya que tiene que asegurarse sí o sí una mayoría en las elecciones a la Asamblea Nacional para poder sacar adelante su programa. Actualmente el partido de Macron ocupa 267 de los 577 escaños, lo que junto a los 57 del centrista MoDem, su aliado, le hace tener el control de esa cámara.

Macron, reelegido como presidente de Francia