INTERNACIONAL
23/10/2020 06:09 CEST | Actualizado 23/10/2020 06:11 CEST

Las frases más sonrojantes de Donald Trump durante el debate

Del "soy la persona menos racista" al "en Hacienda me tratan fatal".

Es evidente que en el segundo y último debate antes de las elecciones del próximo 3 de noviembre, el actual presidente, Donald Trump, ha moderado (mucho) el tono. Probablemente también ha ayudado el hecho de que, para este encuentro con su rival, el demócrata Joe Biden, se ha activado un nuevo protocolo por el que los micrófonos de los candidatos se silenciaban mientras el otro estaba hablando. Todo con tal de evitar las vergonzosas interrupciones del anterior debate, protagonizadas en su gran mayoría por Donald Trump.

Este nuevo talante sosegado ha permitido que los candidatos ‘debatan’, pero no ha impedido que Trump suelte por su boca frases totalmente alejadas la realidad, y que habrán hecho soltar humo por las orejas a más de uno.

A continuación, una recopilación de ellas:

“Asumo por completo la responsabilidad [de la pandemia en EEUU]. Pero no es mi culpa. Es culpa de China”

La afirmación empezaba bien. Parecía que Trump estaba haciendo autocrítica por la gestión de una pandemia que ha acabado con la vida de más de 220.000 personas en Estados Unidos, y que todavía suma alrededor de mil víctimas cada día. Pero estábamos equivocados. El presidente ha vuelto a sacar su argumento del ‘virus chino’, atacando de lleno a todo un país una vez más.

“La vacuna está lista. Se va a anunciar y a administrar en unas semanas. [...] No es una garantía, pero esperamos que esté para final de año”

Del dicho al hecho, hay trecho. Y, en este caso, es el propio Trump quien se desdice de sus palabras, o las matiza, al instante de pronunciarlas. Las agencias de medicamentos estadounidenses no han garantizado que la vacunación comience “en unas semanas”, y Trump lo sabe. Una cosa es que haya una vacuna “en cuestión de semanas”, algo que todavía está por ver, y otra cosa es que la gente comience a recibir las dosis, un proceso aún más lento debido a los costes y procedimientos de producción y distribución.

Del “soy inmune” mejor ni hablamos. 

“En Hacienda me tratan fatal y examinan mis declaraciones de arriba a abajo”

Para Donald Trump, las evaluaciones fiscales a las que le someten son “una caza de brujas”. Después de que The New York Times desvelara que el presidente pagó sólo 750 dólares de impuestos en 2017 y 2018, el magnate sigue negándose a mostrar sus declaraciones. Biden se lo ha recriminado durante el debate, pero Trump ha hecho caso omiso, insistiendo en que ha pagado “decenas de miles de dólares” de impuestos, pero “con antelación”.

A los niños “les están cuidando muy bien”

La frase no sería indignante si no fuera porque esos niños a los que se ha referido el presidente son los menores migrantes a los que el Gobierno de Trump separó de sus padres al entrar en Estados Unidos.  

Esta barbarie fue fruto de la política de ‘tolerancia cero’ aplicada por Trump en 2018 que, pese a estar vigente sólo durante unos meses, separó a miles de niños de sus familias. A día de hoy, se calcula que al menos 545 menores no han podido reencontrarse con sus progenitores.

Pero a Trump no parece importarle porque, en sus instalaciones para migrantes, “les están cuidando muy bien”.

“Soy la persona menos racista de la sala”

No es la primera vez que el presidente Donald Trump hace acopio de descaro para proclamarse “la persona menos racista”. “Nadie ha hecho más por la población afroamericana que Donald Trump, con la excepción, tal vez, de Abraham Lincoln”, ha apostillado, además. 

Teniendo en cuenta sus políticas migratorias, su historial de frases xenófobas y racistas, su coqueteo con el supremacismo blanco y su negativa a condenar el racismo y la violencia policial, cuesta dar un mínimo de credibilidad a su afirmación.

Consulta aquí toda la información sobre las elecciones de EEUU

Photo gallery Donald Trump haciendo de Trump See Gallery

NUEVOS TIEMPOS