Laura Borràs presenta un recurso de queja mientras espera a conocer su futuro en el Parlament

Este jueves la Mesa se reúne para decidir si suspenden su acta de diputada ante su rechazo a dimitir.
Laura Borràs.
Laura Borràs.
Europa Press News via Getty Images

El acta de diputada de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, puede tener las horas contadas si los grupos regionales cumplen sus intenciones expresadas. Mientras tanto, la defensa de la líder de Junts ha reprochado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) la “hostilidad” del juez instructor de la causa por presuntamente fraccionar contratos cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), y ha negado que los recursos que ha presentado al tribunal sean un intento de dilatar el procedimiento.

En un recurso de queja presentado este jueves, el abogado de Borràs, Gonzalo Boye, sostiene que el instructor de la causa no es imparcial y critica que haya descartado todos sus recursos hasta ahora.

Este recurso se dirige contra la providencia que inadmitió un recurso anterior de Borràs contra su procesamiento en este caso ―en el que será juzgada por presunta prevaricación y falsedad documental― y presentarlo no paraliza el procedimiento, en el que ya se ha dictado la apertura de juicio oral que puede implicar la suspensión de Borràs como presidenta del Parlament.

Sobre esta providencia que inadmitió el recurso de Borràs a su procesamiento, el abogado reprocha que “contiene unos pronunciamientos absolutamente inapropiados ―por su evidente hostilidad a esta parte― y por sus criterios interpretativos”.

Borràs también intentó recusar al juez instructor del caso, una petición que fue inadmitida de plano sin entrar valorar los argumentos de su defensa, que ahora lamenta que “se inadmite todo lo que esta parte presenta, es inaudito”.

El escrito niega que Borràs intente dilatar el procedimiento con estos recursos y recuerda que en la jurisdicción penal, en caso de recusarse al instructor como ella ha intentado, se designa a otro y no se suspende la tramitación de la causa.

La defensa de Borràs responde así a la última providencia del juez instructor, que al rechazar su anterior recurso argumentó que “la preocupación de un instructor por que el procedimiento no sufra dilaciones indebidas a casa de actos procesales fraudulentos y/o abusivos de las partes es absolutamente legítima”.

“Su intención no fue otra que se apartara un magistrado de extracción política ―propuesto por partido abiertamente hostil a la formación política de nuestra mandante― y que, además, se ha pronunciado abiertamente contra la opción que representa políticamente mi mandante”, añade el texto del recurso en referencia a Junts, la formación que preside Borràs.