INTERNACIONAL
01/09/2019 21:57 CEST | Actualizado 01/09/2019 22:00 CEST

Llaman a la Policía después de que 3.000 personas amenazaran con jugar al escondite en un Ikea

Lo típico cuando te aburres y no sabes cómo echar la tarde.

NicolasMcComber via Getty Images

La pobre Policía de Glasgow (Escocia) tuvo que dedicar la tarde de este sábado a custodiar una tienda de Ikea después de que un grupo de 3.000 chavales se citaran a través de Facebook para jugar al escondite en sus muebles. 

Lo cuenta el Daily Mail, que asegura que la idea de los chicos era esconderse bajo las camas e incluso en los frigoríficos (apagados, imaginamos). 

La cita era este sábado a las 15:00 horas en el Ikea de Braehead, Glasgow, pero cuando los jóvenes vieron que aquello estaba tomado por la Policía se dieron media vuelta y desistieron. 

FACEBOOK
Quedada para jugar al escondite en Ikea.

El responsable de la tienda, Rob Cooper, en declaraciones a medios locales, se refirió a lo sucedido. 

“Aunque apreciamos que jugar en nuestra tienda pueda ser atractivo para algunos, no permitimos que este tipo de actividad tenga lugar con el fin de ofrecer un ambiente seguro y una experiencia de compra relajada para nuestros clientes”. 

APRENDE A USAR TU DINERO