POLÍTICA
02/07/2021 07:51 CEST

Los represaliados del franquismo se convierten en los primeros visitantes de un Meirás de todos

El pazo de veraneo de los Franco, público tras más de 80 años de secuestro, ya no es explicado por personal de la Fundación Franco, sino por historiadores democráticos.

Cabalar / EFE
Un señor pasea por los jardines de Meirás, con una camiseta con los colores de la bandera republicana. 

Los jardines de Meirás han abierto al público por primera vez desde que el inmueble pasó a ser propiedad del Estado con una visita guiada en la que víctimas del franquismo y miembros de asociaciones memorialistas han escuchado emocionados la historia de la residencia señorial.

Represaliados sadenses como Amable Carballeira, presos gallegos del franquismo como Xan Castro, Xesús Díaz o Manuel Villares y familiares de destacados luchadores contra la represión franquista como Amalia Bóveda -hija de Alexandre Bóveda-, Camilo Díaz -hijo de Isaac Díaz Pardo-, o María Flor Baena -hermana de Humberto Baena Alonso- han sido los primeros en cruzar el muro.

El recorrido por estos 93.000 metros cuadrados comienza en el Paciño, antigua casa de juegos de Carmen Franco, y continúa en la Granja, una fortaleza del siglo XIV reconvertida en casa de veraneo que durante la dictadura fue rehabilitada por el Estado y se usó como edificio de servicio de residencia del jefe del Estado.

Después, el camino transcurre por el estanque para llegar a un bosque de bambú y descubrir el paseo de camelias y el de magnolios.

Al dejar atrás los árboles y bosques, los asistentes pueden conocer el vestíbulo de las Torres de Meirás, construidas por Emilia Pardo Bazán entre 1894 y 1910, y la capilla en la que se encuentran las estatuas de Abraham e Isaac del Mestre Mateo.

Cabalar / EFE
Varios de los visitantes, entrando en el recinto del Pazo de Meirás. 

Xosé Díaz, hijo de Isaac Díaz Pardo, ha contado, en declaraciones a los medios allí congregados, que la visita “es una maravilla” porque supone “ver por primera vez el pazo liberado”. “Ya hemos hecho otras visitas, pero guiadas por la Fundación Francisco Franco y hoy están guiadas de un modo democrático”, ha celebrado.

También la hija de Alexandre Bóveda, Amalia Bóveda, ha manifestado que la recuperación del inmueble para el patrimonio público “es lo mejor que se puede hacer”.

Antes de comenzar el recorrido, el alcalde de Sada, Benito Portela, ha indicado, en una conversación con la prensa, que es “una satisfacción enorme” que esta primera visita sea protagonizada por las personas que lucharon “por la libertad” durante muchos años.

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas, ha tildado este día de “histórico” y ha indicado que “en breve” se celebrará un acto institucional con entidades de memoria histórica en el Pazo para “poner en valor” su trabajo. Además, ha avanzado que el Gobierno transferirá a la Xunta 106.000 euros para llevar a cabo proyectos de exhumaciones de fosas.

El investigador Carlos Babío, coautor del libro Meirás: un pazo, un caudillo, un expolio, ha defendido que esta jornada es “importantísima” en el camino “hacia la normalidad democrática”. Tanto el alcalde sadense como él mismo han reclamado a la Xunta y al Gobierno la protección cultural de los bienes muebles y su reclamación judicial.

Cabalar / EFE
Manuel Pérez Lourenzo (izquierda) y Carlos Babío (derecha), autores del libro 'Meirás: un pazo, un caudillo, un espolio', guiando a los visitantes.

Así son las visitas

Las visitas, gestionadas por el Ayuntamiento de Sada, se hacen a grupos de un máximo de veinte personas, con reserva previa, y tienen una duración de una hora y media.

El guía es el historiador Manuel Pérez Lorenzo, coautor del libro Meirás: un pazo, un caudillo, un expolio.

El cupo está completo hasta el 11 de julio, debido a las 300 solicitudes que recibió el consistorio.

Los primeros tres días están reservados para los colectivos y entidades gallegas de memoria histórica con la colaboración de la Asociación Irmáns Suárez Picallo.

El sábado 3 de julio se hará una visita institucional a la que se invitará a todas las personas que formaron parte de las corporaciones sadenses desde el año 2007 y hasta el momento.

El horario provisional para el verano es de martes a domingos: martes, miércoles y jueves por las tardes de 16.00 a 18.00 horas y de 18.00 a 20.00 horas.

Los viernes y sábados se harán todo el día con cuatro pases: de 10.00 a 12.00; de 12.00 a 14.00, de 16.00 a 18.00 y de 18.00 a 20.00 horas.

Finalmente, los domingos estará abierto por las mañanas: de 10.00 a 12.00 horas y de 12.00 a 14.00 horas. 

Photo gallery Los bienes del Pazo de Meirás See Gallery