Macron, dispuesto a hacer concesiones para ganar el voto de la izquierda

"No puedo decir el domingo por la noche que quiero unir a la gente y, después de escuchar a la gente, decir que no me muevo de mi postura".
Macron haciendo campaña el lunes 11 de abril.
Macron haciendo campaña el lunes 11 de abril.
BENOIT TESSIER VIA REUTERS

Emmanuel Macron dijo el lunes 11 de abril que estaba dispuesto a adaptar la reforma de las pensiones y abrió la puerta a una modificación de la edad de jubilación a los 64 años, en lugar de a los 65, para ayudar a alcanzar un consenso.

“Estoy dispuesto a modificar las fechas y a decir que no necesariamente tenemos que realizar la reforma para 2030 si noto que la gente está muy inquieta. No puedo decir el domingo por la noche que quiero unir a la gente y, después de escuchar a la gente, decir que no me muevo de mi postura”, declaró durante una visita al Paso de Calais.

“Los 65 años no son un dogma”, añadió el presidente-candidato al responder a las preguntas durante un baño de multitudes, mencionando también una “cláusula de revisión en 2027″.

Retraso de la edad de jubilación 4 meses por año a partir de 2023

“Solo hemos elegido una cifra” de 65 años que “no llegaría antes de 2030″, ha insistido el presidente-candidato para recordar que su proyecto es una reforma progresiva de la edad de jubilación, una de las medidas fundamentales de su programa.

A la pregunta de si esta cifra podría rebajarse a 64 años, dadas las reticencias de los franceses, Macron lo confirmó.

“Abro la puerta muy claramente. Quizás si hay demasiada tensión, deberíamos parar en 2027 y no seguir” con la reforma.

A falta de modificaciones, su plan actual sigue siendo retrasar la edad de jubilación 4 meses por año a partir de 2023.

“Hace falta aclarar” esta reforma

El proyecto de reforma está tan cuestionado que varios de los vecinos preguntaron a Macron a lo largo de su visita a la Alta Francia, a Denain y luego a Carvin, localidades que dieron un 40% de los votos a Marine Le Pen.

También aseguró que no excluye “la posibilidad hacer un referéndum sobre cualquier reforma”, incluida la de las pensiones, y que pensaría un “nuevo método” de consulta.

“Hace falta aclarar” esta reforma, ha seguido, y ha afirmado que está dispuesto a debatir sobre “el ritmo y los límites” de su proyecto.

Macron aboga por un sistema que siga dando a las personas que empezaron a trabajar muy jóvenes una “ventaja” que les permita jubilarse antes. Pero sobre todo propone un sistema “individualizado” que tenga en cuenta la penosidad de los trabajos que cada persona ha desempeñado durante su carrera. También sugirió la realización de chequeos sanitarios gratuitos de la Seguridad Social a los 40 y 65 años para evaluarlos.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Francia y ha sido traducido del francés por Daniel Templeman Sauco.

La primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia 2022, en imágenes