INTERNACIONAL
24/08/2019 14:43 CEST

Macron quiere que la cumbre del G7 responda "a la llamada del océano y de la selva"

"Debemos reaccionar".

“Una movilización de todas las potencias”. Es lo que desea el presidente francés, Emmanuel Macron, que se ha expresado este sábado en un breve comunicado a pocas horas del comienzo de la cumbre del G7 en Biarritz.

Evocando “la llamada del océano y de la selva en llamas”, en referencia a los incendios de la Amazonia, y reconociendo también los desacuerdos con Estados Unidos, el presidente de la República francesa ha recalcado el problema de la desigualdad, tema central de la cumbre, pero también de la ecología. 

“Debemos responder a la llamada de la selva (...) de la Amazonia, nuestro bien común (...) y por tanto debemos reaccionar”, ha declarado el jefe del Estado en este comunicado antes de que empiece la cumbre.

Emmanuel Macron también ha expresado su voluntad de “convencer a nuestros socios de que las tensiones comerciales son malas para todo el mundo”. Aparte de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el presidente americano Donald Trump ha dejado caer la amenaza de poner aranceles a los vinos franceses, como reacción a los impuestos a gigantes americanos digitales.

Macron también ha llamado “a la calma” a los manifestantes de la contracumbre, que protestan en el País Vasco, invitándoles a “resolver los problemas juntos”.

Photo gallery Arde la Amazonia See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD