Macron mantiene el 'no' al MidCat, la interconexión pirenaica

Según ha expresado, el expresidente mantiene su negativa pese a la petición de España y Alemania porque no se justifica por motivos energéticos o ambientales.
|
Emmanuel Macron.
Emmanuel Macron.
LUDOVIC MARIN via Getty Images

Francia mantiene su oposición al MidCat y da carpetazo al tema. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha afirmado que no hacen falta nuevas interconexiones de gas con España porque las actuales están muy lejos de la saturación, y ha añadido que el proyecto de gasoducto MidCat no se justifica por motivos energéticos o ambientales.

“No estamos en proceso de saturar las conexiones existentes y no hay necesidad de que España exporte sus capacidades de gas a Francia, ya que está importando en este momento en el que hablo. No comprendo el problema a corto plazo que estamos intentado resolver”, ha asegurado Macron en declaraciones recogidas por el diario Le Monde.

Macron, durante una conferencia de prensa sobre energía, ha explicado que los dos gasoductos que unen actualmente los dos países, por el País Vasco y Navarra, están “infrautilizados”, pues desde febrero se están utilizando al 53% y que en agosto ha sido Francia la que ha exportado gas a España y no al contrario.

“Por primera vez en mucho tiempo, Francia está exportando gas al resto de Europa. Vamos a levantarnos y ponernos en una posición de solidaridad con el gas con Alemania si el invierno es difícil y lo necesita”, ha indicado.

En cambio, Macron sí que se ha mostrado a favor de “desarrollar conexiones eléctricas con España” para la exportación a Europa de energía producida a partir de renovables, ha señalado tras una conversación con el canciller alemán, Olaf Scholz, sobre la situación energética de Europa.

“El plan de racionamiento es lo que nos salvará de los cortes”

- Emmanuel Macron

De poco ha servido la presión España-Alemania

La noticia llega justo una semana después de que desde Alemania, Pedro Sánchez y Olaf Scholz pidieran a Francia que estudiara la interconexión pirenaica para distribuir gas desde la Península Ibérica al centro del continente.

Tras recibir el mensaje públicamente, todo apuntó a que el Gobierno galo iba a cambiar su postura. Sobre todo, después de que el ministro francés de Economía, Bruno Lemaire, se abriera a estudiar la posibilidad porque la solicitud provenía de “dos amigos y socios”.

Aún así, el carpetazo al proyecto MidCat es casi inminente y los 226 kilómetros de tuberías que quedan por construir desde la localidad catalana de Hostalric hasta la francesa Barbaira, finalmente no se harán.

Pedro Sánchez y Olaf Scholz.
Pedro Sánchez y Olaf Scholz.
TOBIAS SCHWARZ via Getty Images

... Será el turno de la alternativa italiana

Si el rechazo francés es definitivo, España y la Unión Europea cuentan con un plan B, aunque cuya construcción será más larga. El proyecto alternativo estudia unir Barcelona y Livorno (Italia) a través de un gasoducto submarino.

Incluso el propio plan RePowerEU de Bruselas contempla también esta vía para enviar gas en sustitución del recurso ruso.

En su última comparecencia desde Bogotá, el presidente Pedro Sánchez ya anunció que este plan alternativo está sobre la mesa porque permitiría unir ambas penínsulas y, desde ahí, que el gas fluya hacia el norte.

Por su parte, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, también confirmó hace unos días que existen conversaciones adelantadas con su homólogo italiana. Aunque también reconoció que el proyecto más rápido era el pirenaico.