POLÍTICA
26/02/2021 13:58 CET | Actualizado 26/02/2021 14:47 CET

Pedro Sánchez, sobre la regularización de Juan Carlos I: "Siento rechazo frente a estas conductas incívicas"

El presidente del Gobierno dice que la actuación del emérito no cuestiona la monarquía y destaca la "ejemplaridad" de Felipe VI.

Juan Carlos I ha tenido “conductas incívicas” que, sin embargo, no cuestionan la institución monárquica porque el actual rey, Felipe VI, ha puesto distancia frente a ellas.

Es lo que ha asegurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al pronunciarse por primera vez este viernes sobre la noticia de la regularización de 4 millones de euros que ha hecho el rey emérito, Juan Carlos I, con Hacienda. 

Sánchez ha reconocido que siente “rechazo”, “perturbación” e “incomodidad” por el comportamiento del emérito, aunque ha defendido que la actuación de “una persona” no pone en cuestión la institución de la monarquía y ha puesto en valor que el actual monarca, Felipe VI, haya “marcado un antes y un después a favor de la ejemplaridad, la transparencia y buen uso de los recursos públicos”.

El jefe del Ejecutivo afirma que “todos los contribuyentes tienen derecho a reparar sus irregularidades” fiscales y que eso es lo que ha hecho el emérito, aunque admite que estas conductas merecen un “reproche” que es el que “siente la mayoría social del país”. “Y yo me hago partícipe de ella”, ha afirmado. “Siento el mismo rechazo que la mayoría de la ciudadanía española frente a estas conductas incívicas”, ha asegurado. 

Sánchez ha reconocido que siente “rechazo”, “perturbación” e “incomodidad” por el comportamiento del emérito

Aun así, Sánchez considera que este reproche no juzga a la institución monárquica. “Cuando hay dudas sobre un juez, no se pone en cuestión al Poder Judicial”, ha ejemplificado. “Se cuestiona el comportamiento de la persona y se muestran dudas y se pone en cuestión a la persona”, ha insistido. 

Sánchez ha defendido el papel de la Agencia Tributaria en el caso del emérito, asegurando que no se puede “cuestionar” su “autonomía”, pese a que no se ha abierto una investigación al emérito. 

Preguntado por lo que espera el Gobierno de Juan Carlos I, Sánchez se ha limitado a decir lo que espera su Ejecutivo de la actual Casa Real: “Que cumpla con los estándares de ejemplaridad y rendición de cuentas”.

También se ha negado a responder a qué prefiere que haga el emérito, si volver a España o quedarse fuera del país. “Son cuestiones personales”, ha dicho.

Segunda regularización de Juan Carlos I

Tras la primera regularización realizada en diciembre, de casi 700.000 euros, el Juan Carlos I ha presentado ahora una declaración “sin requerimiento previo” por valor de 4.395.901,96 euros para saldar la deuda tributaria que tenía con Hacienda por el dinero del que se benefició de la fundación Zagatka para el pago de vuelos privados. 

La regularización efectuada ante “las autoridades tributarias competentes” ya ha sido satisfecha e incluye intereses de demora y recargos, según ha explicado este viernes en un comunicado el abogado del rey emérito, Javier Sánchez-Junco.

Sánchez defiende a la Agencia Tributaria en el caso del emérito, pese a que no ha abierto una investigación: "No se puede cuestionar su autonomía"

La alusión a la falta de requerimiento previo es importante, ya que el abogado se apoya en las denominadas excusas absolutorias que contempla el artículo 305.4 del Código Penal, lo que le permite quedar exento de incurrir en delitos fiscales por este asunto.

 

Según el citado artículo, queda libre de responsabilidad “el que regularice su situación tributaria, en relación con las deudas a que se refiere el apartado primero de este artículo, antes de que se le haya notificado por la Administración tributaria la iniciación de actuaciones de comprobación”.

Photo gallery La buena vida del rey Juan Carlos See Gallery