POLÍTICA
10/03/2021 21:52 CET | Actualizado 10/03/2021 22:03 CET

El día que estalló todo

El giro de Cs en Murcia azota la política nacional y lleva a Ayuso a convocar elecciones en Madrid.

EFE
Ayuso

¡Booooooooom! ¿Quién se quería perder el miércoles 10 de marzo? Un tsunami ha sacudido la política española, de norte a sur. Con consecuencias que todavía nadie sabe. Y todo empezaba en un rincón: la Región de Murcia, donde Cs ha dado un giro de 180 grados y ha presentado una moción de censura con el PSOE para echar al PP. ¡La que ha liado Inés Arrimadas! Movimiento sísmicos en toda España, con una gran actriz protagonista, Isabel Díaz Ayuso, que ha aprovechado y se ha lanzado a convocar elecciones anticipadas en Madrid.

Tranquilos, no crean que están perdidos. Toda la política española anda en un mar convulso, vertiginoso, en el que se suceden los titulares cada hora, cada minuto, cada segundo, cada centésima. España es así, y nuestra política es la más hipervitaminada de Europa. Una jornada en la que Cs decidió buscar un nuevo hueco, en la que el PSOE ha intentado cambiar el mapa territorial, en la que el PP ha enfurecido y ha lanzado oficialmente su OPA a todos los dirigentes y militantes naranjas… y en la que Vox se frota las manos para empezar a entrar en gobiernos autonómicos.

Hechos, hechos. Lo que nos deja este miércoles es una moción de censura con los votos necesarios en Murcia -que llevará a la Presidencia a Cs-, un adelanto electoral en Madrid para el 4 de mayo, dos mociones de censura de PSOE y Más Madrid en la Asamblea de Madrid para intentar frenar a Ayuso y otra moción de censura en Castilla y León por parte de los socialistas (que no cuenta por ahora con los votos). A la vez, se han conjurado las divisiones regionales de PP y Cs en Castilla y León y en Andalucía (además del ayuntamiento de Madrid) para no divorciarse e intentar aguantar.

El PP busca aniquilar a Cs tras la 'traición' de Arrimadas y Vox se frota las manos para entrar en gobiernos autonómicos

Si Murcia era por la mañana el epicentro, a partir del mediodía ha sido Madrid el foco de toda la atención. Ayuso tenía ganas de elecciones, desde hace mucho tiempo, pero en Génova siempre la frenaban. Pero esta vez ha enfurecido Pablo Casado (“Inés Arrimadas rompe su palabra”, decía su entorno) y le ha dado carta libre a la gran baronesa. Esta vez la dirección nacional no se iba a acobardar y ha apoyado a la lideresa para demostrarle su fuerza a Cs. Sin complejos (y con sondeos al alza).

Ignacio Aguado no se lo esperaba y al final del Consejo de Gobierno se encontraba con la decisión de Ayuso de aprobar el decreto de elecciones. Ella cree que va a arrasar, es lo que le susurra su gurú, Miguel Ángel Rodríguez, y que va a ser la primera fuerza esta vez. En su mente se ve capaz de llevarse votos de Vox y conseguir que los simpatizantes de Cs se vayan con ella ante la ‘traición’ que ha hecho Arrimadas a la derecha. 

Casado ha tirado para adelante y cree que el drama murciano puede ser una oportunidad. Junto a Teodoro Gacía Egea ha decidido que es el momento de la OPA a los de Arrimadas y han pedido en público a todos los dirigentes, militantes y simpatizantes que se vayan al Partido Popular. Con un nuevo lema: “Socialismo o libertad”. En Génova 13 llevan tiempo pensando que no ganarán si la derecha sigue dividida en tres, y ya han visto que con Vox es imposible ahora la fusión. El PP cree que Arrimadas va a pagar caro ese giro, esa ruptura con los pactos heredados de la época de Albert Rivera. Ella quiere distanciarse, alejarse de Vox, su idea era que sólo fuera en Murcia… pero se ha liado bien.

En Murcia las relaciones eran malas (desde la vacunación del consejero hasta el pacto del pin parental con Vox), pero en Madrid también eran pésimas. A las urnas… o no. En un giro que ni de novela turca está la Asamblea de Madrid. Según el Estatuto, no se pueden convocar elecciones si hay en trámite una moción de censura. Y la Mesa ha aceptado tramitar las presentadas por el PSOE y Más Madrid porque no se ha publicado el decreto de disolución de Ayuso (el cual fue rubricado sobre las 12 de la mañana según sus asesores). Por lo tanto, la convocatoria podría acabar en los juzgados. Madrid y Barcelona se parecen cada día más (y más).

El PSOE cree que el PP ha unido su destino a la ultraderecha

Todo este terremoto tiene su origen en las negociaciones secretas del PSOE y de Cs durante días sobre Murcia, pero que se hilvanaron en Madrid. Los hombres del presidente encargados fueron Félix Bolaños, José Luis Ábalos y Santos Cerdán. La dimensión de la operación y sus consecuencias ha llevado a Sánchez a pasar buena parte del día en la sede socialista en la calle Ferraz. La lectura que hacen en la cúpula socialista: “Queremos decirlo así en mayúsculas: EL PP HA UNIDO SU DESTINO A LA ULTRADERECHA”.

La izquierda trata de frenar la moción de Madrid sabiendo la difícil situación que se puede encontrar en las urnas. Ha pillado a todos con el pie cambiado. Los socialistas daban ya de salida a Ángel Gabilondo (que aspira a ser Defensor del Pueblo) y no tienen un referente claro en la región. Las quinielas circulan a toda velocidad, con muchos puntos para Margarita Robles y Pilar Llop. En Más Mádrid se perfila como candidata Mónica Garcia, tras la marcha de Íñigo Errejón al Congreso, y en Unidas Podemos tiene como cabeza visible a Isa Serra (que es también la portavoz nacional).

España, en el lío como diría Rajoy. Y eso que nos levantamos pensando que no tendríamos elecciones hasta dentro de casi dos años en Andalucía. ¡Ja!

 

Photo gallery Isabel Díaz Ayuso haciendo cosas See Gallery

DE EXPERTO A EXPERTO