Las reacciones a la derogación del aborto en EEUU: "infamia", "bofetada", "paso atrás"

Relevantes figuras de la política estadounidense y española, unidas en su análisis de la sentencia del Tribunal Supremo.
|
Una activista proaborto, desolada frente a la sede del Supremo
Una activista proaborto, desolada frente a la sede del Supremo
Anna Moneymaker via Getty Images

La sentencia del Tribunal Supremo ha reventado los cimientos de la política estadounidense. El Alto Tribunal ha derogado la protección legal al aborto al considerar que la Constitución “no confiere este derecho”.

Con su decisión, el Supremo abre la puerta a una tormenta legislativa, porque ya son al menos 20 estados conservadores los que preparan sus nuevas leyes restrictivas.

La medida, como se esperaba, ha supuesto también un terremoto de opinión pública al más alto nivel, con manifestaciones masivas tanto a favor como en contra y declaraciones de dirigentes y figuras relevantes de la sociedad estadounidense y mundial.

La indignación recorre EEUU

Joe Biden ha comparecido unas horas después de que saltara la noticia. En una intervención sin preguntas, el presidente de EEUU ha prometido dar la batalla legal y para ello se ha dirigido al Congreso, pidiendo recuperar el derecho al aborto como ley federal.

Para el mandatario “hoy EEUU retrocede 150 años. Es un día muy triste para el país”, de la que ha culpado, principalmente a su predecesor, Donald Trump. “Esta decisión es la culminación de una ideología muy extrema que existe en la Corte Suprema [...] Solo ha habido un presidente cuya Corte Suprema intenta vulnerar los derechos de las mujeres en este país, es algo nunca hecho antes, eliminar un derecho fundamental”.

Uno de los primeros en pronunciarse ha sido el expresidente Barack Obama. “Hoy, la Corte Suprema no solo revocó casi 50 años de precedentes, sino que ha relegado la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses”, ha escrito el que fuera líder de EEUU entre 2010 y 2018 en un tuit que no deja de compartirse.

Para Nancy Pelosi, la actual presidenta de la Cámara de Representantes (el Congreso) de EEUU, el Supremo “ha logrado el oscuro y extremo objetivo del Partido Republicano de arrebatarles el derecho de las mujeres a tomar sus propias decisiones sobre salud reproductiva”.

En un comunicado de urgencia, la demócrata, una de las figuras fuertes del partido, ha apuntado que “debido a Donald Trump, Mitch McConnell, el Partido Republicano y su gran mayoría en la Corte Suprema, las mujeres estadounidenses de hoy tienen menos libertad que sus madres”, pero adelanta que seguirán luchando contra este “insulto” y esta “bofetada”.

La que fuera candidata demócrata a las presidenciales de 2016, Hillary Clinton, directamente ha utilizado la palabra “infamia” para describir lo ocurrido. Es “un paso atrás para los derechos de las mujeres y los derechos humanos”, añade la también exsecretaria de Estado con Obama.

Día de fiesta para los republicanos, con Trump a la cabeza

Biden mencionó a Donald Trump como principal inductor de esta medida y el expresidente ha negado la mayor. Para él, lo de este viernes “es decisión de Dios”.

Trump se ha mostrado convencido de que la decisión tomada por el Supremo “al final funcionará para todo el mundo”. Además cree que es un fallo que cumple con la Constitución “y devuelve sus derechos a quienes debían tenerlos desde hace mucho tiempo”. “Esto devuelve a los estados” la decisión sobre el aborto, que es “donde siempre debía estar”, ha insistido Trump.

La formación conservadora de EEUU celebra su particular fiesta, con las palabras de otro ‘peso pesado’, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, que se ha felicitado por una “victoria histórica” tras una decisión “valiente y correcta”, de la que ha hablado en otro comunicado.

En su opinión, el Supremo ha “corregido un terrible error moral y legal” y los jueces han “aplicado la Constitución” y han “anulado decisiones que incluso los liberales consideraban incoherentes, restaurando la separación de poderes”. “Felicito al Tribunal por su imparcialidad ante los intentos de intimidación”, ha añadido.

Desde España: indignación generalizada

Pedro Sánchez, al que ha cogido la noticia en Bruselas, recién finalizado el Consejo Europeo, ha llamado a la vigilancia sobre los derechos sociales que, lamenta, “están en riesgo”.

“No podemos dar por sentado ningún derecho. Las conquistas sociales siempre están en riesgo de retroceder y su defensa tiene que ser nuestro día a día. Las mujeres deben poder decidir libremente sobre sus vidas”.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo de España, Yolanda Díaz, ha asegurado que se trata de “un paso atrás en contra del sentido común, de nuestra libertad, de nosotras mismas”. “Las mujeres no lo vamos a permitir. Hoy más que nunca vamos a luchar y defender nuestros derechos sexuales y reproductivos”.

En términos similares se ha expresado la titular de Igualdad, Irene Montero, con un hilo donde habla de “un día muy triste para las mujeres en todo el mundo”. Defiende que la decisión del Supremo pone en riesgo “los derechos reproductivos y la salud sexual de millones de mujeres”. “Las mujeres necesitamos políticas públicas feministas valientes que garanticen todos nuestros derechos. El derecho a decidir sobre nuestros cuerpos es un derecho fundamental en democracia”, añade.

La voz de las ONG

Amnistía Internacional lo tiene “claro”: “EEUU está retrocediendo en lo que respecta al derecho a la atención del aborto”, un mensaje que acompañan de la imagen que reza ‘El aborto es un derecho humano’.

Para Human Rights Watch, se trata de “derechos humanos”, como ha ejemplificado en un breve tuit: “Derecho a la seguridad de la persona, derecho a la no discriminación, derecho a elegir... Los derechos reproductivos son derechos humanos”.

El Supremo de EEUU revoca la protección del derecho al aborto

El Supremo de EEUU deroga la protección federal del derecho al aborto